Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2019). Biosfera. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/biosfera/). Última edición: junio 2019. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Biosfera

Capa de la tierra en la que habitan y se desarrollan todos los seres vivos.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

La biosfera se refiere a la capa de la Tierra donde se encuentra la vida, incluyendo todos los seres vivos y sus interacciones con el entorno físico. Esta esfera biológica abarca la superficie terrestre, los océanos y la atmósfera en la que existen condiciones para la vida.

La biosfera está compuesta por una inmensa diversidad de organismos, desde microorganismos unicelulares hasta plantas y animales complejos. Estos organismos interactúan entre sí y con su entorno, creando una red compleja de relaciones ecológicas. La biosfera también desempeña un papel fundamental en la regulación de procesos climáticos y en la producción de oxígeno a través de la fotosíntesis.

Es importante destacar que la biosfera no es estática; está constantemente cambiando y evolucionando en respuesta a factores como el clima, la actividad geológica y, cada vez más, las acciones humanas. El estudio de la biosfera es esencial para comprender los procesos que sustentan la vida en la Tierra y para abordar los desafíos ambientales que enfrentamos.

Características

Entre las principales características de la biosfera podemos destacar las siguientes:

  • Es el lugar donde interactúan todos los seres vivos, desde los microscópicos hasta los más grandes, y desde los elementales hasta los más complejos.
  • Hasta la actualidad, la biosfera de la Tierra es la única conocida en el universo capaz de generar y albergar vida.
  • La biosfera comprende, aproximadamente, 10 km por encima del nivel del mar y 10 km por debajo de él, donde se ha encontrado que ciertos microorganismos viven en condiciones extremas de frío y poco oxígeno.
  • Todos los elementos que componen la biosfera están interrelacionados entre sí, de forma que si se afecta o modifica un elemento, el resto se verá afectado; por esta razón se puede decir que la biosfera es un sistema.
  • Se estima que la biosfera se generó junto con la aparición del primer microorganismo capaz de vivir en las condiciones iniciales. Según los investigadores, esto debió haber sido hace aproximadamente 3.500.000 de años.
  • En la biosfera interactúan diferentes ecosistemas, tanto de seres vivos como seres no vivos, y todos ejercen una influencia mutua.

Capas

Las capas que forman parte de la biosfera son la atmósfera, la hidrósfera y la litósfera. Gráfico de la Enciclopedia Iberoamericana.

Las capas que forman parte de la biosfera son la atmósfera, la hidrósfera y la litósfera.

Atmósfera

La atmósfera es la capa de gases que rodea la parte sólida de la Tierra. Además de ser el espacio en donde vuelan los animales aéreos, en este lugar se encuentra el oxígeno y el carbono, elementos indispensables para el desarrollo y la permanencia de la biosfera.

Asimismo, esta capa protege a la Tierra de los rayos ultravioletas que emite el sol, los cuales son nocivos para la estabilidad de la vida.

La capa más baja de la atmósfera se llama troposfera y es aquella responsable de los cambios climáticos que afectan al planeta.

Publicidad, continua debajo

Hidrósfera

La hidrósfera es la parte líquida y más abundante de la biosfera. Está compuesta por los océanos, mares, ríos, lagos, etc.

El agua, en sus tres estados, es un elemento vital para la existencia de todos los seres vivos, además de que es donde habitan los seres acuáticos y ciertos microorganismos.

Litósfera o geosfera

La litósfera es la parte sólida de la biosfera y la más externa del globo terráqueo, comúnmente llamada suelo o tierra.

Está conformada por una mezcla de compuestos minerales y materia orgánica que sirven como base para la vida vegetal, animal y de microorganismos.

Componentes

La biosfera está estructurada y conformada por tres componentes:

  • Componentes abióticos: todos los elementos no vivos, necesarios e indispensables para el mantenimiento de la vida, tales como el oxígeno, el agua y los minerales.
  • Componentes bióticos: todos los seres vivos, agrupados en tres subsistemas:
    • Animales: son organismos heterótrofos, consumen plantas y otros animales, convirtiendo lo que comen en energía. Dentro de este subsistema se encuentra el hombre.
    • Plantas: son organismos autótrofos, son las principales productoras de alimento. Es en las plantas donde se da el proceso de fotosíntesis, indispensable para la vida en la Tierra.
    • Microorganismos: estos tienen como objetivo el descomponer las plantas y los animales muertos.
  • Energía: componente que está presente en todos los procesos de la vida, desde la concepción hasta la muerte, y también aún en los elementos abióticos.

Por otra parte, la biosfera está compuesta por agua (hidrósfera), tierra (litósfera) y aire (atmósfera).

Amenazas y desafíos

La biosfera se encuentra bajo la sombra de diversas amenazas que desafían su estabilidad y biodiversidad. Una de las preocupaciones más apremiantes es el cambio climático, alimentado por las emisiones de gases de efecto invernadero derivadas principalmente de actividades humanas. Este fenómeno global altera los patrones climáticos, dando lugar a eventos climáticos extremos y afectando la distribución de especies, lo que a su vez impacta la salud general de los ecosistemas.

Otra amenaza crítica proviene de la pérdida de hábitat y la deforestación, consecuencias directas de la expansión de áreas urbanas y la creciente demanda de recursos madereros y tierras agrícolas. La destrucción de hábitats naturales no solo reduce la diversidad de especies, sino que también amenaza la integridad de los ecosistemas, afectando los servicios ecológicos que proporcionan. Además, la contaminación ambiental, ya sea en forma de contaminantes químicos en el aire, agua y suelo, agrega una capa adicional de presión sobre la salud de la biosfera y sus habitantes.

La sobreexplotación de recursos naturales, como la pesca excesiva y la explotación insostenible de suelos fértiles, constituye otro desafío crucial. Este agotamiento de recursos amenaza la capacidad de regeneración de los ecosistemas y puede resultar en la pérdida irreparable de especies. En este complejo panorama, es esencial abordar de manera integral estas amenazas para garantizar la conservación y gestión sostenible de la biosfera, preservando así la riqueza de la biodiversidad y los servicios vitales que nos brinda.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2019). Biosfera. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/biosfera/). Última edición: junio 2019. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!