Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2020). Célula vegetal. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/celula-vegetal/). Última edición: marzo 2020. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Célula vegetal

Tipo de célula eucariota considerada la unidad funcional de todos los vegetales.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Una célula vegetal es un tipo de célula eucariota que es considerada la unidad funcional de todos los vegetales. Se caracteriza por presentar algunas estructuras ausentes en las células animales, tales como la pared celular y los cloroplastos.

Las vegetales comparten algunas características con las células que forman los hongos, por ejemplo la existencia de pared celular. Por este y otros motivos, originalmente se consideraba a estos organismos heterótrofos como parte de las plantas. Sin embargo, hoy sabemos que son diferentes.

También comparten algunas características con las células de las algas, como la presencia de cloroplastos. De todos modos, no todas las algas presentan células con pared celular, por lo tanto no se puede afirmar que las algas posean células vegetales.

Características

Las células vegetales, al igual que cualquier otra célula, presentan una membrana plasmática que las delimita; un material genético que regula su funcionamiento y un citoplasma acuoso.

Dado que son eucariotas, el material genético se encuentra dentro del núcleo y en el citoplasma hay inmersos distintos orgánulos rodeados por membrana. No obstante, estas células poseen características que las distinguen de otras células eucariotas, especialmente de las animales.

Dichas diferencias son, principalmente, la existencia de una pared celular, la importancia de la vacuola y la presencia de distintos plástidos.

Pared celular

Las células vegetales tienen una pared celular que se localiza por fuera de la membrana plasmática. Esta es una estructura rígida que se compone principalmente por celulosa, que es un tipo de polisacárido.

Publicidad, continua debajo

La pared le aporta sostén y protección a la célula y determina su forma. Además, conecta a las células entre sí a través de los plasmodesmos. Estos canales, formados entre los citoplasmas de dos células contiguas, permiten el intercambio de sustancias.

Las células que poseen una pared primaria pueden crecer al agregar nuevo material a dicha estructura. Sin embargo, algunas células desarrollan una pared secundaria que contiene lignina, lo que la hace más rígida e impermeable. Estas células ya no son capaces de expandirse y mueren, dejando en pie la pared celular.

Vacuola

Las células vegetales se caracterizan por tener una gran vacuola que ocupa alrededor del 90 % del volumen celular. En este orgánulo se almacena agua, sales minerales y otros nutrientes.

Además de cumplir con la función de almacenamiento, la vacuola de las células vegetales contribuye a mantener la forma de la célula y le proporciona sostén al organismo. Esto se debe a que la cantidad de agua en el interior de este orgánulo modifica la turgencia de la célula.

Plástidos

Los plástidos son orgánulos que se encuentran solo en las células de vegetales y algas. Al igual que las mitocondrias, están rodeados por dos membranas y cumplen funciones diferentes.

Los leucoplastos almacenan almidón y, en ocasiones, algunas proteínas y lípidos. Generalmente se observan como orgánulos de color blanco y se encuentran en las células de las raíces, los tubérculos y las semillas.

Los cromoplastos contienen pigmentos carotenoides, que presentan un color anaranjado. Se encuentran en las células de las flores y los frutos, y son responsables del color de las hojas en el otoño, cuando la clorofila se ha degradado.

Los cloroplastos contienen clorofila, que es el pigmento responsable de captar la luz. Debido a este, las hojas y los tallos se ven de color verde. Dentro de los cloroplastos ocurre la fotosíntesis, la cual le permite a las células elaborar glucosa a partir del agua, el dióxido de carbono y la energía lumínica.

Tipos

Los vegetales están formados por 3 tipos de células.

  • Células del parénquima: células vivas que componen la mayor parte de los organismos vegetales. Las más abundantes se encargan de realizar la fotosíntesis. Otras almacenan sustancias de reserva o transportan sustancias.
  • Células del colénquima: son células vivas que le otorgan resistencia y flexibilidad al organismo, principalmente en los tallos jóvenes y en los nervios de las hojas. Tienen una forma alargada y poseen solo pared celular primaria.
  • Células del esclerénquima: por lo general son células muertas, por lo que ya no poseen citoplasma, pero sí queda su pared secundaria. Al tener lignina, le aportan protección y sostén al organismo.

Partes

Las partes de la célula vegetal son:

Representación de la célula vegetal y sus partes. Gráfico por Enciclopedia Iberoamericana.

Representación de la célula vegetal y sus partes.

  • Membrana celular o plasmática: compuesta por lípidos y proteínas, tiene la función de aislar a la célula y protegerla del medio que la rodea. Se caracteriza por ser una membrana selectiva, es decir que permite el paso de diferentes sustancias, algunas necesarias para que la célula cumpla sus funciones y otras de desecho.
  • Pared celular: estructura semirígida que se localiza por fuera de la membrana plasmática de las células vegetales. Le otorga protección, forma y sostén a la célula.
  • Citoplasma: medio acuoso donde están contenidos todos los orgánulos, los cuales llevan a cabo diferentes funciones de las células, y el núcleo.
    • Citosol: parte acuosa libre de orgánulos que contiene sustancias disueltas.
    • Citoesqueleto: red de filamentos que le brinda estructura a la célula.
  • Ribosomas: estructuras inmersas en el citoplasma, formadas por ARN. Se encargan de sintetizar proteínas. Algunos están adheridos al retículo endoplasmático rugoso.
  • Núcleo: parte de la célula que contiene el ADN.
    • Membrana nuclear: estructura que limita al núcleo y lo separa del citoplasma. Tiene poros por donde los fragmentos de ARN pasan hacia el citoplasma para ser traducidos.
    • Nucleolo: región especializada dentro del núcleo en la que se construyen los ribosomas.
  • Orgánulos: compartimentos limitados por membrana, encargados de ejercer diversas funciones, tales como la respiración celular y la degradación de sustancias.
    • Mitocondrias: estructuras con doble membrana donde ocurre la respiración celular que permite almacenar la energía proveniente de la glucosa.
    • Retículo endoplasmático: se encarga de sintetizar proteínas y lípidos cuyo destino será, principalmente, el exterior de la célula. Se divide en liso y rugoso; este último contiene ribosomas.
    • Aparato de Golgi: se encarga de modificar las proteínas y los lípidos y de empaquetarlos en vesículas para su secreción o transporte.
    • Vesículas: estructuras que almacenan y transportan sustancias, algunas también se encargan de degradarlas.
    • Vacuolas: tipo de vesícula presente en las células vegetales, de gran tamaño. Almacena agua, sales minerales y otros nutrientes. Mantiene en forma y le proporciona sostén a la célula.
    • Peroxisomas: tipo de vesícula que degrada sustancias, especialmente ácidos grasos y otras sustancias tóxicas, a través de las enzimas oxidativas.
    • Cloroplastos: tipo de plástidos que están presentes en las células vegetales. Tienen doble membrana e intervienen en la fotosíntesis.

Célula vegetal y célula animal

Si bien las células animales y vegetales comparten muchas de sus estructuras, debido a que ambas son eucariotas, también se diferencian en muchos aspectos.

En principio, las células animales no poseen pared celular, sino que su límite externo es la membrana plasmática. Tampoco presentan plástidos ni elaboran glucosa a partir de sustancias inorgánicas y energía. Esta es una característica única de las células de los organismos autótrofos.

De esta manera, las células animales son heterótrofas, es decir que requieren el ingreso de glucosa desde el medio externo para poder llevar a cabo la respiración celular y producir energía.

Otra diferencia radica en la ausencia de una vacuola central. Las células animales suelen tener otro tipo de vesículas de menor tamaño, que se distribuye por todo el citoplasma. Estos orgánulos también almacenan sustancias y las transportan desde y hacia el exterior de la célula.

Bibliografía:
  • Alberts, B. et al. Biología molecular de la célula. Barcelona: Ediciones Omega, 1996.
  • Curtis, H. et al. Biología. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 2011.
  • Harvey, L. et al. Biología celular y molecular. Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana, 2006.
  • Starr, C. y Taggart, R. Biología. De la unidad a la diversidad de la vida. Buenos Aires: Thomson Learning, 2007.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2020). Célula vegetal. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/celula-vegetal/). Última edición: marzo 2020. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!