Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2019). Democracia directa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/democracia-directa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Democracia directa

Forma de gobierno en la que el poder es ejercido por el pueblo sin necesidad de representantes.

Tabla de contenidos:

¿Qué es?

Publicidad

La democracia directa o democracia pura es una forma de gobierno en la que el poder es ejercido directamente por el pueblo, sin necesidad de representantes o intermediarios.

Ese ejercicio del poder se lleva a cabo en asambleas, instancias de participación personales a través de las cuales los ciudadanos aprueban o derogan leyes, eligen funcionarios públicos y toman decisiones sobre problemáticas comunes.

Asamblea llevada a cabo en 2006 en Glaris, capital del cantón suizo del mismo nombre.

Asamblea llevada a cabo en 2006 en Glaris, capital del cantón suizo del mismo nombre.

La democracia directa, que tuvo su origen en la ciudad de Atenas en el siglo V a. C., resulta poco viable en las sociedades actuales, habitadas por millones de individuos. Actualmente solo se la ejerce en algunos cantones suizos y en espacios de interacción social como centros de estudiantes, cooperativas, asambleas populares o barriales y reuniones de consorcios.

Origen

El origen de la democracia directa hay que rastrearlo en la Antigua Grecia, que estaba integrada por numerosas polis o ciudades-Estado independientes.

Durante el siglo V a. C., en una de esas polis, Atenas, la elección de los magistrados, la sanción de las leyes, la declaración de guerra y ciertas penas como el destierro u ostracismo se tomaban en la Ecclesia o Asamblea del Pueblo. En esta institución, creada por el estadista Solón en el 594 a. C., los ciudadanos estaban habilitados para discutir y votar las propuestas realizadas por el Consejo de los Quinientos.

La ciudadanía, sin embargo, era muy restringida, ya que representaba un 25% de la población total, al excluir de la participación política a las mujeres, los esclavos, y los extranjeros. En tiempos del estratego Pericles, en la segunda mitad del siglo V a. C., se la restringió aún más ya que para ser ciudadano se debía ser varón libre y nacido en Atenas de madre y padre atenienses.

Luego de la conquista de Atenas por Macedonia, primero, y por el Imperio romano, más tarde, la forma de gobierno democrática declinó. Durante la Edad Media, solo se la ejerció en ciertos cantones suizos y en algunos ayuntamientos de los reinos cristianos de la península ibérica.

Publicidad, continua debajo

Ventajas y desventajas

Ventajas

Algunas de las ventajas de la democracia directa son las que se enumeran a continuación:

  • Expresa la verdadera voluntad de las mayorías, ya que las decisiones son tomadas por los miembros de una comunidad.
  • El ciudadano tiene plena conciencia política y social, ya que al ser él mismo el artífice de las decisiones tomadas, está comprometido con el mejoramiento de la comunidad a la que pertenece.
  • Hay plena libertad de expresión, ya que cada individuo no solo está habilitado para votar, sino también para fundamentar sus decisiones mediante el uso de la palabra. De esta manera, tiene la certeza de ser escuchado y la posibilidad de hacer valer sus derechos y presentar sus reclamos.

Desventajas

Las desventajas de la democracia directa son las siguientes:

  • La toma de decisiones puede resultar lenta y laboriosa, ya que se requiere de una buena organización para limitar el tiempo de participación de cada ciudadano y para registrar las decisiones.
  • El deber de participar en cada toma de decisiones puede llegar a causar malestar o cansancio en los ciudadanos, ya que la continua participación política podría quitarles tiempo para dedicarse a otras actividades, como trabajo, familia, ocio, etc.
  • Podrían producirse confrontaciones personales debido a las ansias de protagonismo individuales.
  • Resulta inviable en países o comunidades con alta densidad demográfica, ya que es imposible garantizar la participación directa de millones de ciudadanos.

Países con democracia directa

Algunos de los países en los que se ejerce total o parcialmente la democracia directa son los siguientes:

  • Suiza: este país del centro de Europa utiliza el referéndum para la toma de algunas decisiones desde 1847. En algunos de sus veintiséis cantones las iniciativas legislativas se deciden en asambleas populares.
  • Estados Unidos: muchos de sus Estados permiten la votación de iniciativas legislativas por parte de sus ciudadanos.
  • Uruguay: es habitual que los gobiernos de turno convoquen a referéndums para obtener apoyo popular a iniciativas polémicas.

En la actualidad, algunos países han sancionado leyes para que el pueblo decida sobre ciertas cuestiones específicas, tal es el caso de los referéndums revocatorios y la implementación o derogación de leyes a través de plebiscitos y asambleas, siendo estas formas de participación política directa.

Bibliografía:
  • Bobbio, Norberto. Liberalismo y democracia. México, Fondo de Cultura Económica, 1985.
  • Dunn, John. Democracia: el viaje inacabado (508 a. C.-1993). Barcelona, Tusquets, 1995.
  • Sartori, Giovanni. ¿Qué es la democracia? México, Taurus, 2003.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2019). Democracia directa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/democracia-directa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!