Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

9 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2024). Expresionismo abstracto. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/expresionismo-abstracto/). Última edición: julio 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Expresionismo abstracto

Tendencia artística surgida en los Estados Unidos de América en la década de 1940.

9m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué es?

Publicidad

El expresionismo abstracto fue una tendencia artística, sobre todo pictórica, que surgió en los Estados Unidos de América en la década de 1940.

Hasta esa época, las innovaciones artísticas provenían sobre todo de París, donde a lo largo del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX se había desarrollado un rico espacio de discusión y experimentación en arte. La Segunda Guerra Mundial dio fin a este predominio, ya que no solo Europa quedó destruida, sino que numerosos artistas, galeristas y críticos de arte murieron en los combates o en los campos de concentración, o huyeron a América enriqueciendo el panorama cultural de ese continente.

Los Estados Unidos de América, en cambio, no solo eran un espacio abierto a la recepción de estos nuevos actores culturales, sino que, como consecuencia de la guerra se produjo una fuerte reactivación económica impulsada por la industria que proveía bienes a los países aliados. Así, a partir de la posguerra, Nueva York se transformó en el nuevo centro internacional del arte.

Las tendencias que los críticos y teóricos agruparon bajo el nombre de expresionismo abstracto constituyeron el primer movimiento artístico plenamente norteamericano y el que inició el desplazamiento del eje de la innovación artística desde Europa hacia América.

Exhibición de obra de Mark Rothko en la Fundación Louis Vuitton, París, 1924.

Exhibición de obra de Mark Rothko en la Fundación Louis Vuitton, París, 2024.

También se suele agrupar a los artistas de esta tendencia bajo el nombre de Escuela de Nueva York, nombre que no es adecuado porque no existió una intención de desarrollar un estilo específico, ni de establecer una corriente pictórica que se proyectara al mundo. Al contrario, muchos artistas del expresionismo abstracto no se sintieron identificados con esa categorización, ya que no participaban de un ideario común y, de hecho, utilizaban los elementos materiales de la pintura (y en menor medida de la escultura) como medios para proyectar su propia interioridad y como herramientas para materializar su energía personal.

Según Clement Greenberg, el crítico que le dio el nombre a la tendencia y uno de sus principales impulsores del expresionismo abstracto, esta fue la primera corriente propiamente americana y completamente innovadora.

Contexto histórico

El expresionismo abstracto surgió en plena recuperación de la economía estadounidense luego de la Gran Depresión y la última parte de la Segunda Guerra Mundial. En el contexto de la economía del bienestar establecida como consecuencia del Plan Marshall, se consolidaba una sociedad caracterizada por el consumo masivo de bienes en la que el arte mismo comenzó a ser considerado como un objeto más de consumo, un bien de mercado.

Publicidad, continua debajo

En la década de 1970, algunos autores describieron lo que entendían como una relación entre la fuerte difusión que tuvo el expresionismo abstracto en todo el mundo y la política de imperialismo cultural de la CIA asociada a la Guerra Fría para contrarrestar la influencia del bloque soviético.

En un momento en el que en los Estados Unidos de América el anticomunismo había adquirido proporciones desmedidas y el macartismo tenía intervención a través de la censura en todas las áreas de la vida, la CIA habría asumido el rol de financiar expresiones artísticas que desmintieran las acusaciones rusas de control social y apoyaran la propia propaganda que presentaba a la sociedad estadounidense como una sociedad libre en oposición a una sociedad fuertemente reglamentada como la soviética.

Para hacerlo, habría aprovechado la gestión privada de distintos museos, pero especialmente el MoMA (Museum of Modern Art de Nueva York) que asumió la representación internacional del arte de los EEUU, para difundir el expresionismo abstracto en el mundo como un movimiento que exaltaba los valores de individualidad y libertad. Existen documentos que prueban la relación de la familia Rockefeller, que era fundadora del MoMa y controlaba diversas secretarías de Estado como así también varios bancos, con el financiamiento de exposiciones de artistas del expresionismo abstracto y con la difusión de su obra.

Esto no significa que los artistas fueran conscientes de esta situación o que participaran de ella, —de hecho, Jackson Pollock, uno de los principales referentes había estado relacionado con el partido comunista—, sino que esta tendencia fue posicionada por instituciones relacionadas con el mundo del arte (galeristas, museos, críticos) y por la CIA como una referencia mundial gracias a la decisión política y el uso de grandes cantidades de recursos financieros en difundirlo.

Características

Como se mencionó anteriormente, el expresionismo abstracto fue más bien un posicionamiento de los artistas frente a la obra que un estilo artístico con características específicas. De todos modos, las obras de esta tendencia tienen algunos elementos en común:

  • En general, los artistas, que partían de un descontento personal con el estado del mundo y con la sociedad de consumo, tuvieron la influencia de algunas vanguardias europeas como surrealismo, sobre todo en la técnica del automatismo psíquico propuesta por sus teóricos para liberar el inconsciente, del cubismo y del collage como técnica introducida por ese estilo.
  • No buscaban la representación de personas y objetos (aunque en algunos casos lo hicieron) sino la plasmación de la energía interior del artista manifestada en el gesto. Renunciaron al dibujo y a controlar la pincelada, para generar manchas a partir del impulso creador del artista, dando libertad a la propia pintura para expresar sus emociones y sensibilidad.
  • Concibieron el lienzo pictórico en su totalidad, sin las marcas de jerarquía espacial (arriba, abajo, derecha, izquierda, centro, diagonal, etcétera) de la pintura tradicional. En muchos casos el artista no ubicaba la tela sobre un caballete o sobre la pared, sino que trabajaba sobre el piso evitando determinar rasgos espaciales. Esta concepción del lienzo pictórico recibió el nombre de all over.
  • Utilizaron formatos muy grandes, que llegan a desmaterializar la noción de cuadro y pared para crear ambientes más que imágenes puntuales.
  • Trabajaron en general con un cromatismo limitado, muchas veces reducido al blanco negro y colores primarios, a veces a solo uno o dos colores.
  • Las primeras exhibiciones importantes se realizaron en la galería Art of this Century de Peggy Guggenheim, pero pronto se transformaron en el símbolo del impulso moderno americano. En general los artistas se enriquecieron y se hicieron famosos en pocos años.

Tendencias

Se han reconocido por lo menos dos tendencias dentro del expresionismo abstracto:

  • La Action Painting, propia de Pollock, Kline y de Kooning, es una pintura gestual, corporal, que refleja los procesos psíquicos y físicos del artista en el momento de producirla. El acto de pintar, sobre todo en el caso de Pollock, es casi una coreografía que queda plasmada en la tela. Pollock desarrolló distintas técnicas como el dripping, chorreaduras o goteos que hacía con una lata perforada de pintura, salpicaduras con palos, etcétera. También experimentó con pinturas industriales, esmalte sintético y pinturas metalizadas. Tomaba esos materiales diseñados para fabricar objetos de consumo (autos, vajilla, muebles) y lo utilizaba de manera antitécnica, arbitraria y gestual. Sin embargo, su pintura no era completamente arbitraria, ya que elegía los colores, los gestos, el volumen de pintura, para obtener un resultado determinado.
  • La pintura de Color fields o campos de color. Su principal referente fue Mark Rothko y responde a una tendencia más reflexiva y espiritual. A mediados de la década de 1940, Rothko descubrió que podía reducir todos los elementos de la pintura a un único elemento poderoso con la capacidad de expresar esa espiritualidad: el color trabajado en forma de un gran campo superponiendo capas de distintos tonos, y también la combinación de campos de color. Mediante el trabajo con los campos de color, logró un efecto de profundidad y luz en la tela que envuelve al espectador y lo introduce en una experiencia casi metafísica.

Artistas

  • Hans Hofmann (1880-1966): de origen alemán, se formó en Europa. Tuvo influencia del fauvismo que se manifestó en el trabajo con el color. No expuso sus pinturas hasta los 60 años, pero tuvo una escuela de pintura de mucha influencia.
  • Willem de Kooning (1904-1997): pintor de origen holandés, no estrictamente abstracto, ya que representó objetos reconocibles. Por este motivo fue más reconocido en la época que otros aristas. Buscaba sintetizar la tradición pictórica con las tendencias expresionistas.
  • Mark Rothko (1903-1970): pintor de origen letón y perteneciente a una familia judía emigrada a los Estados Unidos. Su formación religiosa y su espiritualidad se manifestó en las tendencias metafísicas de su obra.
  • Robert Motherwell (1915-1991): artista estadounidense que estudió filosofía antes de dedicarse a la pintura, por lo que, además, dejó una gran obra ensayística. Una de sus características es la realización de grandes trazos negros como elementos dominantes
  • Janet Sobel (1893-1968): artista de origen ucraniano, fue la primera en usar la técnica del dripping y ejerció una gran influencia en Pollock.

Otros artistas importantes fueron Adolph Gottlieb (1903-1974); Lee Krasner (1908-1984); Franz Kline (1910-1962); Ad Reinhardt (1913-1967) y Joan Mitchell (1925-1992).

Obras de ejemplo

Algunas obras del expresionismo abstracto:

Bibliografía:
  • Argan, Giulio Carlo. El arte moderno. Del iluminismo a los movimientos contemporáneos. Madrid, Akal, 1991.
  • Cockcroft, Eva. “Abstract expressionism, weapon of the cold war”. En: Artforum, summer 1974, vol. 12, N.° 10. Disponible en: https://www.artforum.com/features/abstract-expressionism-weapon-of-the-cold-war-214234/, última consulta: julio de 2024.
  • Greenberg, Clement. Arte y cultura. Barcelona, Ediciones Paidós, 1979.
  • Sandler, Irving. El triunfo de la pintura norteamericana: historia del expresionismo abstracto. Madrid, Alianza Forma, 1996.
  • Schimmel, Paul. Campos de acción. Vol 1 Entre la performance y el objeto (1949-1979). México, Alias Editorial, s/f.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2024). Expresionismo abstracto. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/expresionismo-abstracto/). Última edición: julio 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!