Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Martín Esteban Gutiérrez (2020). Justo a Tiempo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/justo-a-tiempo/). Última edición: agosto 2020. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Justo a Tiempo

Filosofía industrial que implica fabricar los productos estrictamente necesarios.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El sistema «Justo a Tiempo» (en inglés, Just in Time o JIT) es un enfoque de gestión de inventario y producción que se centra en la eliminación de desperdicio y la maximización de la eficiencia.

Este método se originó en Japón y fue popularizado por empresas como Toyota en la década de 1970. El objetivo principal del sistema Justo a Tiempo es producir los bienes o servicios necesarios en el momento exacto en que son requeridos, ni antes ni después, lo que permite minimizar el almacenamiento de inventario y los costos asociados con él.

En un sistema Justo a Tiempo, los materiales se ordenan y se reciben justo a tiempo para ser utilizados en el proceso de producción, evitando así la necesidad de mantener grandes cantidades de inventario en almacén. Esto ayuda a reducir los costos de almacenamiento, el riesgo de obsolescencia de inventario y los problemas asociados con el exceso de inventario, como la degradación de la calidad y la necesidad de espacio adicional.

Además, el sistema Justo a Tiempo fomenta la eficiencia en la producción al eliminar el tiempo de espera y los cuellos de botella en el proceso, lo que permite una respuesta más rápida a la demanda del cliente y una mayor flexibilidad para adaptarse a cambios en el mercado. Sin embargo, también requiere una coordinación precisa entre los proveedores, los fabricantes y los distribuidores para garantizar que los componentes y materiales estén disponibles en el momento adecuado y en las cantidades necesarias.

Fundamentos

 Las aplicaciones del JAT son las siguientes:

  • Producción o procesos de producción: se utilizan máquinas de múltiples propósitos con las que se puede pasar la producción de un componente hacia otro. Así también se aplica la técnica de grupos o celdas, la cual permite que los componentes se puedan producir en serie, reduciendo los períodos de planificación. Además se traza «un esquema en U», a través del cual los materiales se colocan en un costado y los productos terminados en el otro.
  • Niveles de inventarios reducidos: se crea un sistema para que los materiales se vayan moviendo de acuerdo con los requerimientos de producción. Se pasa de un sistema de inventario a un sistema de afluencia, para que este llegue en el momento preciso de la producción.
  • Mejoramiento del control de calidad: se insiste constantemente en la calidad de los proveedores o en las fuentes de las materias primas. Se utilizan técnicas de ingeniería del valor y diseño para la fabricación y el montaje. Se busca la eliminación del descarte y los defectos para que los clientes reciban un producto de calidad con menos reparaciones de garantías.
  • Flexibilidad del producto: una menor cantidad de trabajo en el proceso productivo permite contar con la flexibilidad necesaria a la hora de incorporar modificaciones sugeridas por los clientes.
  • Utilización de los activos: se busca reducir constantemente la inversión de capital; por ejemplo, a través de la reducción de inventarios o el manejo más eficiente de los recursos actuales.
  • Utilización del personal: se promueve la capacitación cruzada del personal para que este pueda desempeñarse en diferentes áreas de producción. De este modo se garantiza el conocimiento de todo el proceso y se contribuye con su mejora continua.

Ventajas y desventajas

Ventajas

Las ventajas del método Justo a Tiempo son las siguientes:

  • Reduce los tiempos de producción.
  • Disminuye la necesidad de mantener grandes inventarios.
  • Permite una mejor utilización de los espacios físicos.
  • Promueve la adquisición de materiales de calidad, mejorando los productos finales.
  • Aumenta la productividad a través de procesos de mejora continua.
  • Admite cambios rápidos por tratarse de un sistema flexible.

Desventajas

Las desventajas del método Justo a Tiempo son las siguientes:

Publicidad, continua debajo
  • Pueden originarse retrasos en el sistema de stock mínimo, si no está correctamente planificado el aprovisionamiento de materiales.
  • Escaso margen para negociar precio por volumen, dado que las compras de materiales se reducen al máximo.
  • Resistencia inicial de los trabajadores al cambio de metodología productiva.
  • Se corre el riesgo de tener una capacidad instalada ociosa, por no tener demanda en la etapa posterior al proceso productivo.

Ejemplo de uso

Walmart, la famosa cadena de almacenes, tiene un acuerdo con Coca Cola para mantener un stock mínimo de productos.

Las cajas registradoras de los almacenes están conectadas a los centros de distribución de la firma, de modo que cuando se venden las bebidas y se acerca el nivel mínimo de mantenimiento de stock, se dispara una alerta hacia los centros de distribución de Coca Cola, para que procedan a realizar un nuevo envío.

De esta manera se reduce el mantenimiento de grandes volúmenes de productos en los depósitos de Walmart y se mejoran los tiempos y el rendimiento de los pedidos.

Bibliografía:
  • Hay, Edward. Justo a Tiempo. Editorial Norma. 1989, 1ª Edición.
  • Método justo a tiempo. Recuperado de Wikipedia.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciado en Administración con maestría en Administración de Empresas (Universidad Nacional de La Plata). Consultor en Gestión de Proyectos.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Martín Esteban Gutiérrez (2020). Justo a Tiempo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/justo-a-tiempo/). Última edición: agosto 2020. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!