Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2019). Política monetaria expansiva. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/politica-monetaria-expansiva/). Última edición: enero 2019. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Política monetaria expansiva

Política que se basa en expandir la oferta monetaria de un país.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

La política monetaria expansiva es un tipo de la política monetaria que se basa en expandir la oferta monetaria de un país, con el objetivo de estimular su demanda.

Al implementar este tipo de política monetaria, no solo aumenta la oferta de dinero (en circulación) sino que también se impulsa la actividad económica, logrando mantener bajas las tasas de interés y fomentar el consumo y la inversión.

De todos modos, esta política corre el riesgo de generar inflación.

Características

Las principales características de la política monetaria expansiva son las siguientes:

  • Su principal objetivo consiste en aumentar la oferta monetaria para incentivar la economía.
  • Busca estimular la demanda agregada.
  • Reduce las tasas de interés.
  • Coloca más dinero en circulación para incentivar el consumo.
  • Al estimular el consumo, tiende a haber un aumento en la producción y el empleo.
  • Corre el riesgo de generar inflación.

Instrumentos

La política monetaria expansiva utiliza diferentes herramientas o mecanismos para aumentar la oferta monetaria:

  • Reducción de tasas de interés: una de las herramientas más comunes utilizadas en una política monetaria expansiva es la reducción de las tasas de interés por parte del banco central. Esto implica disminuir la tasa a la cual los bancos pueden pedir prestado dinero del banco central o entre sí. La idea detrás de esta medida es hacer que el crédito sea más barato y, por lo tanto, fomentar la inversión y el gasto por parte de las empresas y los consumidores. Las tasas de interés más bajas también pueden estimular la demanda de préstamos para la compra de viviendas y automóviles, lo que impulsa la actividad económica en general.
  • Compra de activos: otra herramienta comúnmente utilizada en la política monetaria expansiva es la compra de activos financieros, como bonos del gobierno o valores respaldados por hipotecas, por parte del banco central. Esta medida, conocida como flexibilización cuantitativa o QE por sus siglas en inglés (Quantitative Easing), tiene como objetivo aumentar la cantidad de dinero en circulación y reducir las tasas de interés a largo plazo. Al comprar bonos en el mercado abierto, el banco central inyecta liquidez en el sistema financiero y reduce los rendimientos de los bonos, lo que hace que los inversionistas busquen activos más riesgosos para obtener mayores retornos, como acciones y bienes raíces.
  • Expansión de la oferta monetaria: además de reducir las tasas de interés y comprar activos financieros, los bancos centrales también pueden implementar medidas para aumentar directamente la oferta monetaria en la economía. Esto puede lograrse mediante la compra de activos diferentes a los bonos del gobierno, como bonos corporativos o activos respaldados por activos, o mediante la reducción de los requisitos de reserva de los bancos comerciales, lo que les permite prestar más dinero. Al aumentar la cantidad de dinero en circulación, se espera que las tasas de interés caigan aún más, estimulando así el gasto y la inversión.

Impacto en la economía

Diversas consecuencias, tanto positivas como negativas, surgen de la política monetaria expansiva.

Efectos positivos

Los principales efectos positivos de la política monetaria expansiva son los siguientes:

Publicidad, continua debajo
  • Aumento del consumo y la inversión a partir de la impresión de dinero.
  • Aumento de la demanda agregada, lo cual incentiva al mercado.
  • Aumento de la producción y el empleo.

Efectos negativos

El principal efecto negativo que provoca la política monetaria expansiva es generar inflación.

Al haber más dinero en circulación, las familias tienen más ingresos para consumir y por lo tanto están más dispuestas a pagar por bienes y servicios, lo que puede generar que las empresas no puedan cumplir con la demanda de mercado, haya escasez y por lo tanto los precios aumenten.

Luego, la inflación causada por el aumento de demanda, que sucedió a partir de la estimulación monetaria, puede traer graves consecuencias para la economía, tales como la pérdida de poder adquisitivo o una hiperinflación que provoque la recesión del ciclo económico.

Bibliografía:
  • Navarro Peter (2010). Microeconomía para Ejecutivos. Enciclopedia Gerencial Máster de Negocios. Economía y Negocios el Mundo.
  • Mankiw Gregory N. (2014) Macroeconomía (M. Esther Rabasco, Trad). Harvard University. Antoni Bosch Editor, S.A., Barcelona-España.
  • Astudillo Moya Marcela y Paniagua B. Jorge (2012). Fundamentos de Economía. UNAM. México, D.F.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2019). Política monetaria expansiva. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/politica-monetaria-expansiva/). Última edición: enero 2019. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!