Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2018). Proteccionismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/proteccionismo/). Última edición: noviembre 2018. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Proteccionismo

Doctrina que busca favorecer la producción nacional.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El proteccionismo es una doctrina económica que busca favorecer la producción nacional frente a la extranjera aplicando ciertas normas como impuestosaranceles, cuotas y otros tipos de reglas gubernamentales que fomentan la industria nacional y evitan que los bienes extranjeros irrumpan los mercados locales.

La importancia de esta doctrina radica en el amparo que le aporta a los productores y la producción local, fomentando la economía nacional mediante diferentes estrategias que benefician a las industrias locales y desfavorecen las extranjeras.

Sin embargo, hay diversos críticos que indican que el proteccionismo a largo plazo afecta de manera significativa a la economía nacional, porque tiende a perjudicar la innovación de los productos locales, ofreciendo los mismos bienes sin invertir esfuerzos en mejorar su calidad y, por lo tanto, afectando de manera directa a los compradores.

Características

A continuación, se relacionan las principales características del proteccionismo:

  • Impulsa el crecimiento de las empresas nacionales.
  • Condiciona el comercio exterior a través de impuestos, cuotas y otros métodos para proteger la importación de los productos.
  • Sus raíces vienen del mercantilismo.
  • Procura alcanzar la autosuficiencia.
  • Es una doctrina económica.
  • Es empleada por diferentes países alrededor del mundo.
  • Tiene como objetivo proteger la producción nacional.
  • Puede ser contraproducente.

Tipos

A continuación, se relacionan los principales tipos de proteccionismo:

  • Proteccionismo social: por medio de la implementación de aranceles, se encarga de brindar protección a los salarios nacionales para que las ganancias de los trabajadores sean iguales a las de la competencia exterior.
  • Proteccionismo compensador: este tipo de proteccionismo compara los precios de los productos nacionales e importados. Ante la desigualdad, compensa a las empresas de su país para fomentar la industria nacional.
  • Proteccionismo educativo: protege a los trabajadores profesionales locales para que los inmigrantes que posean una profesión no puedan competir de igual forma.
  • Proteccionismo antidumping: este tipo de proteccionismo coloca algunos impedimentos, tales como impuestos, para evitar que se comercialice un mismo producto a un precio menor que el que hay en el mercado nacional.

Ventajas y beneficios

Aunque el proteccionismo tiene sus críticos y desafíos, algunos argumentan que puede proporcionar ciertos beneficios en determinadas circunstancias. Aquí hay algunos de los posibles beneficios del proteccionismo:

  • Protección de la industria nacional: el proteccionismo puede ayudar a proteger las industrias locales frente a la competencia extranjera. Esto puede ser especialmente relevante en sectores estratégicos o emergentes que necesitan tiempo para desarrollarse y competir en igualdad de condiciones en los mercados internacionales.
  • Fomento del empleo: al limitar la importación de bienes extranjeros, el proteccionismo puede ayudar a mantener y crear empleo en la industria nacional. Esto es especialmente importante en situaciones en las que la competencia extranjera podría resultar en la pérdida de empleos locales.
  • Promoción de la seguridad nacional: en algunos casos, el proteccionismo se justifica en términos de seguridad nacional. Mantener ciertas industrias clave dentro del país puede ser crucial en situaciones de crisis o conflictos internacionales.
  • Reducción del déficit comercial: al limitar las importaciones y fomentar la producción local, el proteccionismo puede contribuir a la reducción del déficit comercial de un país. Esto puede ser beneficioso para la estabilidad económica a corto plazo.
  • Desarrollo de capacidades tecnológicas: al proteger las industrias locales, un país puede tener la oportunidad de desarrollar sus propias capacidades tecnológicas y de investigación. Esto puede ser esencial para la innovación y el desarrollo a largo plazo.
  • Evitar la explotación laboral: al imponer barreras comerciales, un país puede intentar evitar la competencia desleal que proviene de lugares donde las normas laborales son significativamente más bajas. Esto puede contribuir a proteger los derechos de los trabajadores.

Desventajas y críticas

El proteccionismo, aunque puede ofrecer algunos beneficios en determinadas circunstancias, también ha sido objeto de críticas considerables. Una de las principales críticas es que puede llevar a una asignación ineficiente de recursos económicos. Al proteger ciertas industrias de la competencia extranjera, se corre el riesgo de que estas no se vean motivadas para mejorar su eficiencia y calidad, ya que no enfrentan la presión competitiva.

Publicidad, continua debajo

Además, el proteccionismo tiende a aumentar los precios de los bienes y servicios protegidos al restringir la oferta y limitar la competencia. Esto puede resultar en un costo adicional para los consumidores, reduciendo su poder adquisitivo y afectando negativamente a los sectores que dependen de productos importados.

Otra crítica fundamental es el riesgo de represalias comerciales. Cuando un país implementa medidas proteccionistas, sus socios comerciales pueden responder de manera similar, desencadenando una espiral de tensiones comerciales que perjudican el comercio internacional y la cooperación económica.

Además, el proteccionismo puede obstaculizar el desarrollo de la innovación al limitar la exposición a nuevas ideas y tecnologías provenientes del extranjero. La competencia global a menudo actúa como un estímulo para la mejora continua y la innovación, y el aislamiento económico puede frenar este proceso.

Ejemplos

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de proteccionismo:

  • La imposición de aranceles a los productos que se importan.
  • Aplicación de subsidios a las empresas nacionales, con el objetivo de fomentar el desarrollo económico interno y la industria nacional.
  • Imponer un límite en la cantidad de productos que una persona puede importar sin pagar impuestos extras.
  • Cuotas de importación.
  • Políticas expedidas por el estado con el fin de limitar o controlar la importación de bienes.
  • Emisión de normativas de calidad por parte de un estado hacia los bienes de importación.
  • Apoyos económicos por parte del gobierno a las empresas o industrias nacionales.
Bibliografía:
  • Churión, José Rubén (2001) Economía al alcance de todos. (Cuarta edición). Alfadil Ediciones.
  • García García Jorge, Montes Uribe Enrique, Giraldo Salazar Iader, López Valenzuela David Camilo, Esguerra Umaña María del Pilar (2019) Comercio exterior en Colombia: política, instituciones, costos y resultados. (Primera edición). Banco de la república, Colombia.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2018). Proteccionismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/proteccionismo/). Última edición: noviembre 2018. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!