Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2021). Mesolítico. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/mesolitico/). Última edición: noviembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Mesolítico

Fase de la historia de la humanidad comprendida entre el Paleolítico y el Neolítico.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue el Mesolítico?

Publicidad

El Mesolítico fue una fase de la historia de la humanidad que se desarrolló entre el Paleolítico y el Neolítico.

Situada, por lo general, entre el 10.000 y el 7.000 a. C., esta etapa es considerada un período de transición entre la economía parasitaria del Paleolítico («piedra vieja») y la economía productiva del Neolítico («piedra nueva»). Por ello, recibe el nombre de «mesolítico», que en griego significa «entre piedras».

Sin embargo, esta fase no se dio en todas las regiones del planeta, lo que indica que el proceso del desarrollo humano no es lineal. Las fases no implican una etapa necesaria por la que debe atravesar cada sociedad, sino la posibilidad de un recorrido en su desarrollo.

Características

Las principales características del Mesolítico fueron las siguientes:

  • Adaptación al cambio climático: hacia el 12.000 a. C., un cambio climático, caracterizado por un aumento de las temperaturas, modificó el medio en el que vivían los antiguos cazadores-recolectores del Paleolítico. Los glaciares retrocedieron, los mares y océanos subieron de nivel y las grandes presas (mamut, rinoceronte lanudo, etc.) se extinguieron. Los hombres y mujeres del Mesolítico debieron adaptarse a estos cambios buscando nuevas regiones donde habitar y proveerse de alimento.
  • Nomadismo: la forma de vida característica del Mesolítico era el nomadismo, ya que los seres humanos se desplazaban constantemente en búsqueda de alimentos.
  • Abundancia de recursos: muchos investigadores sugieren que este periodo, gracias al clima más templado, fue una fase de «abundancia» donde se incrementó el consumo de una amplia variedad de frutos y plantas recolectadas. Fue en el Mesolítico, por ejemplo, que se inició la recolección de miel.
  • Estrategias de caza más complejas: con la caza de animales de menor tamaño (ciervos, gacelas, jabalíes, etc.) se introdujeron nuevas estrategias como, por ejemplo, el «acorralamiento de las presas». Esta práctica reflejaba una mayor organización colectiva.
  • Precedentes de la domesticación de plantas y animales: es posible reconocer en ciertas prácticas del Mesolítico un antecedente de lo que luego se desarrollaría en el Neolítico. Así, por ejemplo, la nueva actitud de proteger a las manadas de bovinos y ovinos de los depredadores puede ser interpretada como un precedente de la domesticación de animales. O bien, la selección de granos, como la que llevaron a cabo con las semillas de trigo, un paso necesario para el posterior desarrollo de la agricultura.
  • Mayor precisión en el trabajo lítico: se perfeccionaron las herramientas ya existentes durante el Paleolítico. El desarrollo de nuevas técnicas permitió la elaboración de objetos más pequeños y precisos, denominados «microlitos».
  • Desarrollo de la navegación: fue durante esta etapa que se inició la navegación mediante el uso de pequeñas embarcaciones, en general canoas de madera.
  • Construcción de necrópolis: se inició la práctica de enterrar a los muertos en cementerios.
  • Diferenciación social: comenzaron a manifestarse indicios de diferenciación social en los ajuares funerarios.

Herramientas

Los microlitos podían ser muy pequeños.

Los microlitos podían ser muy pequeños.

Las herramientas mesolíticas no difieren sustancialmente de las del periodo anterior. Esto se debe a que los hombres y mujeres siguieron siendo cazadores-recolectores al igual que los del Paleolítico.

Sin embargo, la diferencia entre ambos periodos está en el empleo de la técnica de talla por presión, que permitió la obtención de artefactos líticos más pequeños y precisos para su empleo como hachas, hachuelas o arpones.

Así también, los microlitos más pequeños solían ser ensamblados sobre un soporte (madera o hueso) para su empleo como raspadores o perforadores.

Publicidad, continua debajo

Además, elaboraron morteros de piedra para la molienda de los cereales que recolectaban.

Organización social

Enterramiento con un ajuar funerario que denota una incipiente diferenciación social.

Enterramiento con un ajuar funerario que denota una incipiente diferenciación social.

La sociedad mesolítica se encontraba organizada en tribus de cazadores recolectores bajo la guía de líderes incipientes: hombres con autoridad debido al prestigio que habían obtenido por su habilidad en la caza o en la guerra.

El material arqueológico, puesto de manifiesto en las diferencias encontradas en la riqueza de los ajuares funerarios, ha demostrado que durante este periodo se inició un proceso de diferenciación social.

Economía

Las innovaciones introducidas durante el Mesolítico, hacen que los especialistas consideren a este periodo como un puente entre dos modelos, el parasitario del Paleolítico y el productivo del Neolítico.

Al comienzo de este periodo, los cazadores recolectores mesolíticos explotaban recursos poco abundantes y difíciles de almacenar, luego, estos se inclinaron por el consumo de recursos más abundantes, predecibles y fácilmente almacenables. Proceso que luego continuaría en el Neolítico con el desarrollo de la agricultura y la domesticación de animales.

Bibliografía:
  • Eiroa, Jorge Juan. Historia de la Ciencia y de la Técnica. La Prehistoria. Paleolítico y Neolítico (T. 1). Madrid, Akal. 1994.
  • Fernández Martínez, Víctor M. Prehistoria. El largo camino de la humanidad. Madrid, Alianza. 2014.
  • Steffan, Pamela; Alcaráz, Ana Paula; y Antiñir, Agustina Ailén. Prehistoria: desde el origen de la humanidad hasta el surgimiento de las sociedades complejas. Tandil, Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, 2021.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2021). Mesolítico. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/mesolitico/). Última edición: noviembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!