Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2018). Gasto público. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/gasto-publico/). Última edición: junio 2018. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Gasto público

Gasto realizado por el gobierno en diversos bienes y servicios.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El gasto público se refiere al gasto realizado por el gobierno en diversos bienes y servicios con el objetivo de cumplir con sus funciones y responsabilidades hacia la sociedad. Estas funciones pueden incluir la provisión de servicios públicos, como educación, salud, seguridad, infraestructuras y otros programas sociales. Además, el gasto público también puede destinarse a la administración y funcionamiento del gobierno.

El gasto público es una herramienta clave en la política económica y puede tener un impacto significativo en la economía. En momentos de recesión, por ejemplo, los gobiernos a menudo aumentan el gasto público para estimular la demanda y apoyar la actividad económica. Por otro lado, en épocas de crecimiento económico, los gobiernos pueden buscar reducir el gasto público para controlar la inflación y mantener la estabilidad fiscal.

Es importante señalar que el gasto público está financiado principalmente a través de los ingresos gubernamentales, que pueden provenir de impuestos, préstamos u otras fuentes. La gestión eficiente del gasto público es fundamental para garantizar el uso adecuado de los recursos y el cumplimiento de los objetivos gubernamentales.

Fuentes de financiamiento

Las fuentes de financiamiento del gasto público pueden variar según el país y su estructura económica y fiscal. Aquí hay algunas fuentes comunes de financiamiento para el gasto público:

  • Impuestos: los impuestos son una fuente primaria de ingresos para el gobierno. Pueden incluir impuestos sobre la renta, el consumo (como el IVA), la propiedad, las transacciones financieras, entre otros. Los gobiernos recaudan ingresos gravando a individuos, empresas y otros entes económicos.
  • Deuda pública: los gobiernos pueden financiar parte de su gasto emitiendo deuda pública en forma de bonos, pagarés u otros instrumentos financieros. Los inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, compran estos instrumentos, proporcionando al gobierno los fondos necesarios. Sin embargo, el endeudamiento público debe ser gestionado cuidadosamente para evitar problemas de sostenibilidad.
  • Ingresos de recursos naturales: en algunos países, los ingresos provenientes de la explotación de recursos naturales, como petróleo, gas, minerales o productos agrícolas, constituyen una fuente significativa de financiamiento para el gasto público.
  • Donaciones y asistencia externa: los gobiernos pueden recibir donaciones y asistencia financiera de organizaciones internacionales, otros gobiernos, o instituciones multilaterales como el Banco Mundial o el Fondo Monetario Internacional (FMI). Estos fondos a menudo están destinados a proyectos específicos o a aliviar situaciones de emergencia.
  • Ingresos por activos y empresas estatales: algunos gobiernos poseen activos y empresas estatales que generan ingresos, como compañías energéticas, telecomunicaciones, o bancos. Los ingresos generados por estas entidades pueden contribuir al financiamiento del gasto público.
  • Impuestos sobre comercio internacional: los aranceles y otros impuestos sobre el comercio internacional pueden generar ingresos para el gobierno. Sin embargo, en un contexto de economía globalizada, los países también pueden depender de la importación y exportación para su propio crecimiento económico.
  • Ingresos no fiscales: además de los impuestos, los gobiernos pueden obtener ingresos de diversas fuentes no fiscales, como tarifas por servicios, ventas de activos gubernamentales, multas y penalizaciones, entre otros.

Importancia

El gasto público desempeña un papel crucial en la economía y la sociedad por diversas razones. En primer lugar, permite al gobierno proporcionar bienes y servicios esenciales, como educación, salud, infraestructuras y seguridad, beneficiando a toda la sociedad. Además, el gasto público puede estimular la actividad económica, especialmente en momentos de recesión, al impulsar la demanda agregada, la inversión y el empleo.

Otro aspecto relevante es la capacidad del gasto público para reducir desigualdades a través de programas sociales y redistributivos, mejorando la equidad social. Además, al invertir en infraestructuras, como carreteras y tecnologías de la información, contribuye al desarrollo económico a largo plazo, mejorando la productividad y la competitividad del país.

El gasto público también desempeña un papel clave en la estabilización económica, actuando como una herramienta contracíclica para suavizar los ciclos económicos. Asimismo, corrige fallos de mercado al intervenir en la provisión de bienes y servicios que el sector privado no puede ofrecer eficientemente, como bienes públicos o aquellos con externalidades.

Publicidad, continua debajo

Además, el gasto público puede promover la inversión y la innovación a través de incentivos y programas específicos, impulsando el crecimiento económico sostenible. Garantiza derechos fundamentales y mejora la calidad de vida al proporcionar acceso a servicios esenciales, y es esencial para financiar respuestas a crisis y emergencias, asegurando la protección de la población en situaciones como desastres naturales o pandemias.

Ejemplos de gasto público

A continuación, se relacionan algunos ejemplos de gasto público realizados por el Estado:

  • Educación, seguridad, salud pública, sueldo de funcionarios.
  • Construcción de carreteras, puentes, alcantarillas, drenajes, pavimento de calles, etc.
  • Gastos de funcionamiento del gobierno.
  • Alumbrado público y subsidios de luz.
  • Salarios de empleados estatales.
Bibliografía:
  • Ayala Espino, José. (2001). Economía del sector público mexicano. (Segunda edición).
  • Javier Rovira. (2009). Consumering. (Primera edición). ESIC Editorial.
  • Cedeño Gómez, Álvaro. (1992). Gestión financiera pública en América Latina: la clave de la eficiencia y la transparencia. (Tercera edición).
  • Manuel Barahona, Montero. (1991). Indicadores de gasto público en aspectos sociales: aspectos metodológicos. (Primera edición). Ministerio de planificación nacional y política económica.
  • SHCP. (2006). Clasificación económica del gasto público. (Primera edición). México: apartados de hacienda.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2018). Gasto público. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/gasto-publico/). Última edición: junio 2018. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!