Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Inés Strizzi (2022). Oraciones imperativas. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/oraciones-imperativas/). Última edición: junio 2022. Consultado el 18 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Oraciones imperativas

Oraciones utilizadas para dar órdenes, expresar un mandato o ruego, hacer peticiones, prohibir una acción, dar consejos.

4m
·
Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Las oraciones imperativas, también llamadas oraciones exhortativas, son aquellas oraciones utilizadas para dar órdenes, expresar un mandato o ruego, hacer peticiones, prohibir una acción, dar consejos.

Las oraciones imperativas cumplen la función de establecer una jerarquía entre la persona que proporciona el mensaje (emisor) y la persona que recibe este mensaje (receptor). De este modo, el emisor espera que sus órdenes, prohibiciones o consejos sean obedecidos por el receptor. Por ejemplo: Apague su celular antes de entrar al teatro.

Semánticamente las oraciones se distinguen según la intención del hablante. Es posible identificar varias clases de oraciones: exclamativas, enunciativas, interrogativas, imperativas o exhortativas, desiderativas y dubitativas.

Características

Las oraciones imperativas pueden caracterizarse por:

  • Se enuncian en modo imperativo: ¡Presta atención!
  • Generalmente van entre signos de exclamación: ¡No hagas tanto ruido!
  • Están conjugadas para la segunda persona gramatical: en singular (tú, usted) Cierra la puerta/ Firme donde está la cruz; en plural (vosotros, ustedes) Limpiad inmediatamente todo este lío/ Elijan la opción correcta.
  • El emisor pide algo al receptor, pues pretende que éste realice alguna actividad o acción: ¡Apúrate que llegamos tarde!
  • Como transmiten orden y mandato, requieren de énfasis en el tono y en la entonación para captar la atención de a quién o quiénes va dirigida. Por eso, hay que diferenciar entre: Ordenen la habitación, por favor y ¡Les digo que ordenen la habitación!
  • También pueden utilizarse para manifestar recomendación, consejo e invitación: Lo mejor es que escuches a la profesora / Nos vemos mañana en la plaza.

Ejemplos

  • Prohibido correr en los pasillos.
  • Juan, dame ese lápiz, es mío.
  • Mamá, cómprame un alfajor.
  • Escucha esta canción, es hermosa.
  • No fumes en el auto.
  • Déjame tranquila, quiero estar sola.
  • Nos vemos el lunes en la oficina.
  • ¡Les dije que se callen!
  • Querido, no molestes a tu hermanita.
  • No lo pierdas de vista ni por un minuto.
  • Sal de aquí, no quiero verte.
  • ¡No subas tan alto que puedes caerte!
  • Arremángate para no mojarte la camisa.
  • Abre la puerta para que salga el perro.
  • Ten cuidado, esa esquina es peligrosa.
  • ¡Cállate!
  • Salgan al recreo, ya tocó la campana.
  • No te copies en el examen.
  • Escuchen los consejos de sus padres.
  • No espíes por la ventana.
  • ¡Vayan a jugar al patio!
  • ¡Corran, no deben alcanzarnos!
  • ¡Canten más fuerte!
  • Llévame a casa, no quiero caminar.
  • Ana, espera tu turno.
  • Cuenten conmigo para ir a la fiesta.
  • Compra comida para esta noche.
  • Cierra la boca, no quiero oír tus opiniones.
  • Apriete el botón rojo para encender.
  • Termina antes de las dos porque llegará el jefe.
  • Lleven abrigo para la noche.
  • ¡No te tires al suelo porque te ensucias!
  • Cumple con tus promesas.
  • Ven aquí, quiero darte un abrazo.
  • No arrojes basura en el parque.
  • Lee con atención las consignas antes de responder.
  • Estudien todo para mañana.
  • Separe sus residuos.
  • Encuentren las siete diferencias.
  • No me dejen solo.
  • Alcánzame el libro de historietas.
  • No salgan corriendo de la escuela.
  • Sube el volumen.
  • Se prohíbe pisar el césped.
  • Busquen por toda la casa, debe haber una evidencia.
  • Conduce con cuidado, llueve mucho.
  • No maltraten a los animales.
  • No hables con la boca llena de comida

Ejemplos en un texto

(…) Nené se incorpora. Estampa en la pared, con fuerza, el cigarrillo que aún no ha terminado, mira con desprecio a Felicidad y se aleja.

—¡Desconsiderada! —le grita, y unos segundos después se incorpora ella también y la alcanza campo adentro.

Espere… No se vaya, entienda…

Publicidad, continua debajo

Nené se detiene y la mira.

Cállese —dice Nené y enciende otro cigarrillo—. Cállese, le digo, y escuche.

Felicidad deja de llorar y traga lo que podrían ser los comienzos de nuevos brotes de pena que se avecinan y aguardan impacientes.

Fragmento del cuento “Mujeres desesperadas” de Samanta Schweblin.

Bibliografía:
  • Croci, Paula y otros; (2011) Lengua 1. Prácticas del lenguaje. Serie Logo nautas. Editorial Puerto de Palos.
  • Quiroga, Macarena y otros; (2016). Lengua y Literatura 1. Prácticas del lenguaje. Serie Llaves. Editorial Estación Mandioca.
  • Diab, Pabla y otros; (2017). Lengua y Literatura 1. Prácticas de lenguaje. Editorial Kapelusz.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión Cultural (Universidad Nacional de Tres de Febrero). Docente de Lengua y Literatura. Escritora. Redactora.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Inés Strizzi (2022). Oraciones imperativas. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/oraciones-imperativas/). Última edición: junio 2022. Consultado el 18 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!