Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2018). Ley de oferta y demanda. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ley-de-oferta-y-demanda/). Última edición: enero 2018. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Ley de oferta y demanda

Ley que describe la relación entre la cantidad de un bien o servicio que los productores están dispuestos a ofrecer y la cantidad que los consumidores desean adquirir.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

La ley de oferta y demanda es un principio esencial en economía que describe la relación entre la cantidad de un bien o servicio que los productores están dispuestos a ofrecer y la cantidad que los consumidores desean adquirir en un mercado libre.

Por un lado, la oferta representa la cantidad disponible de un bien, y generalmente hay una relación directa entre el precio del bien y la cantidad que los productores están dispuestos a ofrecer. En otras palabras, a medida que aumenta el precio, la oferta tiende a incrementarse, manteniendo constantes otros factores.

Por otro lado, la demanda refleja la cantidad de un bien que los consumidores desean adquirir, y hay una relación inversa entre el precio del bien y la cantidad demandada. En términos simples, a medida que aumenta el precio, la cantidad demandada tiende a disminuir, ceteris paribus. El equilibrio del mercado se alcanza cuando la cantidad ofrecida es igual a la cantidad demandada, determinando así el precio de equilibrio.

La ley establece que, en un mercado libre, la cantidad demandada de un bien o servicio tiende a disminuir a medida que su precio aumenta, y viceversa. Por otro lado, la cantidad ofrecida tiende a aumentar con el incremento del precio y disminuir cuando el precio baja, manteniendo constantes otros factores.

Gráfico de la ley de oferta y demanda.

Gráfico de la ley de oferta y demanda.

Este comportamiento se ilustra mediante las curvas de oferta y demanda en un gráfico. La curva de demanda muestra la relación inversa entre el precio y la cantidad demandada, mientras que la curva de oferta exhibe la relación directa entre el precio y la cantidad ofrecida. La intersección de estas curvas determina el punto de equilibrio del mercado, donde la cantidad demandada es igual a la cantidad ofrecida y se establece el precio de equilibrio.

Equilibrio de mercado

El concepto de equilibrio del mercado es central en la ley de oferta y demanda y se refiere al punto donde la cantidad ofrecida de un bien es igual a la cantidad demandada en un mercado libre. Este equilibrio se visualiza en el punto de intersección de las curvas de oferta y demanda en un gráfico. En este punto, se establece tanto el precio de equilibrio como la cantidad de equilibrio.

Cuando la cantidad demandada supera la cantidad ofrecida a un precio dado, se crea una presión al alza sobre el precio, ya que los consumidores compiten por los bienes escasos. Por otro lado, si la cantidad ofrecida supera la cantidad demandada a un precio dado, se genera una presión a la baja sobre el precio, ya que los productores buscan deshacerse del exceso de inventario. Estas presiones continúan hasta que se alcanza un punto de equilibrio, donde ambas cantidades se igualan y se establece un precio que maximiza la eficiencia del mercado.

Publicidad, continua debajo

El equilibrio del mercado tiene importantes implicaciones económicas, ya que garantiza que los recursos se asignen eficientemente. Si el precio de mercado está por encima del precio de equilibrio, puede haber excedentes no vendidos; si está por debajo, puede haber escasez, lo que puede llevar a ajustes en los precios en direcciones opuestas. Este proceso dinámico de ajuste continúa en respuesta a cambios en la oferta y demanda, asegurando que el mercado se adapte continuamente para reflejar las condiciones cambiantes y optimizar la asignación de recursos en una economía de mercado.

Factores que influyen

Los cambios en la oferta y la demanda, y por ende en el equilibrio del mercado, están influenciados por diversos factores que pueden alterar la dinámica de interacción entre compradores y vendedores. Estos factores son cruciales para comprender cómo se ajustan los precios y las cantidades en un mercado libre.

Factores que afectan la oferta

  • Costos de producción: si los costos de producción aumentan, los productores pueden reducir la cantidad ofrecida a cualquier nivel de precio dado, desplazando la curva de oferta hacia la izquierda.
  • Tecnología: innovaciones tecnológicas que reducen los costos de producción pueden aumentar la oferta al permitir que los productores ofrezcan más a precios dados, desplazando la curva de oferta hacia la derecha.
  • Recursos disponibles: cambios en la disponibilidad de recursos, como la escasez de materias primas, pueden afectar la cantidad que los productores están dispuestos a ofrecer al mercado.

Factores que afectan la demanda

  • Cambios en el ingreso: aumentos o disminuciones en los ingresos de los consumidores pueden influir en la cantidad de bienes y servicios que están dispuestos a adquirir.
  • Cambios en las preferencias: cambios en las preferencias del consumidor pueden afectar la demanda de ciertos bienes, desplazando la curva de demanda hacia la derecha o hacia la izquierda.
  • Precios de bienes relacionados: los precios de bienes sustitutos o complementarios pueden impactar la demanda. Por ejemplo, un aumento en el precio de un bien sustituto puede aumentar la demanda de otro bien.

Importancia económica

La relevancia económica de la ley de oferta y demanda radica en su papel crucial para entender y prever los mecanismos de los mercados. Este principio proporciona un marco conceptual esencial para la asignación eficiente de recursos en una economía de mercado. Al comprender cómo los cambios en la oferta y la demanda afectan los precios y las cantidades intercambiadas, los actores económicos pueden tomar decisiones informadas.

En un mercado en equilibrio, donde la cantidad demandada es igual a la cantidad ofrecida, se establece un precio que refleja la valoración subjetiva de los consumidores y la disposición de los productores. Este precio de equilibrio optimiza la eficiencia económica al asegurar que los bienes y servicios se asignen a aquellos que más los valoran.

Además, la ley de oferta y demanda sirve como guía para la formulación de políticas económicas. Los gobiernos y las empresas pueden utilizar este principio para anticipar cómo diversas intervenciones, como impuestos, subsidios o regulaciones, pueden afectar los mercados. Comprender cómo los cambios en la oferta y la demanda afectan los precios es esencial para desarrollar estrategias que fomenten el crecimiento económico y la estabilidad.

Bibliografía:
  • Milton H. Spencer. (1993). Economía Contemporánea. (Tercera edición). Editorial Reverte.
  • Paul R. Krugman, Robin Wells. Introducción a la Economía. Macroeconomía (Primera Edición). 2007.
  • Flores Estrada, María Aurora y Ramos Valdés, Minerva Evangelina. (2007). Microeconomía ejercicios prácticos. (Primera edición). Pearson Educación.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2018). Ley de oferta y demanda. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ley-de-oferta-y-demanda/). Última edición: enero 2018. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!