Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2022). Teatro isabelino. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/teatro-isabelino/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Teatro isabelino

Nombre que recibe el teatro renacentista inglés.

4m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué es?

Publicidad

El teatro isabelino es el nombre que recibe el teatro renacentista inglés. Tuvo su momento de máximo apogeo durante el reinado de Isabel I (1558-1603) de la cual recibe su nombre.

Luego de la reforma religiosa de Enrique VIII, quien separó a Inglaterra de la Iglesia romana y fundó el anglicanismo, se produjo en Inglaterra un auge del nacionalismo y de las ideas humanistas. El largo y próspero reinado de Isabel I, su hija, favoreció el florecimiento de la cultura. El teatro, liberado de los temas religiosos, floreció impulsado por la reina quien utilizó la enorme popularidad de estos espectáculos como herramienta política.

Los espectáculos teatrales pasaron de ser puestas en escena callejeras, realizadas en ferias, plazas o atrios de las iglesias, a representarse en edificios construidos con ese fin, con actores profesionales. En pocos años a partir de mediados del siglo XVI, se construyeron, en la ciudad de Londres, numerosos teatros que competían entre sí por la convocatoria del público.

Características

Reconstrucción hipotética del teatro El Globo. Este teatro, construido en 1599 a orillas del río Támesis, fue reconstruido en el siglo XX y continua en actividad.

Reconstrucción hipotética del teatro El Globo. Este teatro, construido en 1599 a orillas del río Támesis, fue reconstruido en el siglo XX y continúa en actividad.

Entre las características principales del teatro isabelino se pueden mencionar las siguientes:

  • Significó el primer paso hacia la profesionalización del teatro. Surgieron empresarios teatrales y compañías profesionales de actores.
  • Estaba regulado por la monarquía, que controlaba los temas y obligaba a las compañías teatrales a ser patrocinadas por un miembro de la aristocracia. La primera compañía teatral de actores profesionales fue la «Leicester’s Men», del conde de Leicester, miembro de la corte y favorito de Isabel I.
  • La profesionalización de la actividad teatral hizo necesaria la aparición de edificios específicos para la actividad, así se construyeron los primeros teatros. En 1576 se abrió el primero, llamado The Theatre, lo siguieron The Curtain, Blackfriars theatre, The Rose, The Swan, entre otros.
  • Los teatros eran edificios cerrados, con un patio central descubierto. Tenían un escenario techado y graderías. El público se ubicaba tanto en las gradas como en el patio central. Detrás del escenario, una serie de habitaciones servía como depósitos, vestuarios de los actores y espacios para el desarrollo de las escenografías.
  • Se representaban obras distintas todos los días entre mayo y octubre. Estas representaciones eran un acontecimiento social del que participaban espectadores habituales de todas las clases sociales.
  • El público participaba de las representaciones activamente, conversaba entre sí y con los actores; tomaba partido por los personajes, intervenía en los parlamentos. También se vendía comidas y bebidas.
  • Si bien comenzaron a aparecer escenografías más complejas y efectos especiales, como mecanismos para que aparecieran personajes, entre otros recursos, la puesta en escena se basaba en convenciones mediante síntesis: un árbol representaba un bosque; una silla se comprendía como un trono; una persona con botas de montar, como un caballero con su caballo.
  • Las mujeres no tenían permitido participar de la actividad teatral ni como autoras, ni como empresarias o actrices. Los roles femeninos eran representados por varones adolescentes.

Autores

Los autores más reconocidos del teatro isabelino fueron

  • Christopher Marlowe (1564-1593): autor dramático y poeta. Es considerado el primer gran dramaturgo inglés. Entre sus obras se destacan Tamerlán el grande, La trágica historia del doctor Fausto y Eduardo II. Sus obras suelen presentar un personaje arrebatado por las pasiones.
  • Benjamin Jonson (1572-1637): dramaturgo que se caracterizó por caricaturizar a personajes de la época. En sus obras, muchas de ellas comedias, criticaba mediante el humor las costumbres y creencias de la burguesía. Algunas de ellas son: Epiceno o la mujer silenciosa, El alquimista, Volpone o El zorro y La feria de San Bartolomé.
  • William Shakespeare (1564- 1616): poeta, dramaturgo, actor y empresario, es considerado uno de los autores más importantes de la literatura inglesa. Escribió tragedias, comedias y obras históricas que han sido adaptadas a distintos formatos y siguen representándose hasta la actualidad. Algunas de ellas son: Romeo y Julieta, Hamlet, Otelo, Macbeth, Mucho ruido y pocas nueces, El sueño de una noche de verano y El mercader de Venecia.
Bibliografía:
  • Berthold, Margot. Historia social del teatro. Madrid, Guadarrama. 1974.
  • Tello, Nerio y Ravassi, Alejandro. Historia del Teatro para principiantes. Buenos Aires, Era Naciente. 2006.
  • López Santos, Antonio. Historia del teatro inglés: desde sus orígenes hasta Shakespeare. Madrid, Asociación de Directores de Escena de España. 2013.
Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2022). Teatro isabelino. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/teatro-isabelino/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!