Información del artículo

Autor

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Karen Valera (2023). Ciclo de vida de una planta. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ciclo-de-vida-de-una-planta/). Última edición: febrero 2023. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Ciclo de vida de una planta

Serie de procesos, etapas o fases por las que pasa la planta para poder completar su desarrollo y reproducción a lo largo de su vida.

4m
·
Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El ciclo de vida de una planta es una serie de procesos, etapas o fases por las que pasa la planta para poder completar su desarrollo y reproducción a lo largo de su vida.

Dependiendo de la especie, existen dos formas de reproducción por medio del cual la planta puede cumplir su ciclo de vida. Dentro de estos tenemos el ciclo de vida sexual y asexual.

Reproducción sexual

Elementos del ciclo de vida de una planta de maíz.

Elementos del ciclo de vida de una planta de maíz.

Este tipo de reproducción se lleva a cabo en la mayoría de las planta, las mismas cuentan con sexos diferenciados, donde un espermatozoide entra en contacto con el óvulo de la planta para formar una semilla, punto de partida de una nueva planta. Este ciclo cuenta con las siguientes etapas:

Etapa 1. Semilla

Pueden variar y forma y estructura dependiendo de la especie de la planta, puede considerarse como el punto inicial o final del ciclo de vida de una planta. Algunas semillas pueden estar protegidas por una estructura carnosa como en el caso de las plantas angiospermas mientras que otras están desnudas como en las gimnosperma.

La semilla es producto de la germinación del óvulo de la planta y tiene como función albergar el embrión y dar los aportes nutritivos necesarios en las primeras etapas del ciclo para promover el crecimiento y desarrollo de la nueva planta.

Etapa 2. Germinación

Para que se lleve a cabo el proceso de germinación, se deben contar con condiciones básicas de temperatura, agua, luz y disposición nutritiva de sustrato. Con esto, la semilla podrá germinar, la raíz crecerá en hacia la tierra para mantener la disposición de nutrientes y agua, mientras que el tallo se crecerá hacia el cielo en busca de la luz solar, indispensable para poder llevar a cabo procesos fotosintéticos por venir.

Etapa 3. Crecimiento

Para poder llevar a cabo el crecimiento se deben contar con procesos fotosintéticos, por medio se transforma la luz solar, el dióxido de carbono (CO2), el agua (H2O) y los nutrientes en energía.

Publicidad, continua debajo

Con esta energía la planta podrá continuar su desarrollo, el tallo y las raíces seguirán creciendo y surgirán las primeras hojas y flores en la planta.

Etapa 4. Reproducción

Esta etapa del ciclo también se conoce como polinización. Los órganos sexuales se encuentran en las flores de las plantas, siendo el pistilo el órgano sexual femenino y el estambre el masculino.

El estambre contiene polen que al entrar en contacto con el óvulo ubicado dentro del pistilo produce la fecundación que dará el surgimiento a una nueva semilla.

Existes diferentes mecanismos naturales para llevar a cabo la reproducción de las plantas, incluso la cooperación de la naturaleza a través del movimiento de diversos insectos que trasladas el polen a otras flores a través de las patitas.

Etapa 5. Dispersión de las semillas

Una vez la semilla ya formada debe dispersarse en buscar de territorio para poder germinar, crecer y desarrollarse de forma independiente. Está dispersión puede llevarse a cabo a través de condiciones naturales como el flujo del agua, el viento o incluso animales que las comen y al evacuar dispersan las semillas en lugares donde pueden llevar a cabo su crecimiento.

Este ciclo de vida se repite constantemente a lo largo de la vida de las plantas hasta que llega el tiempo de morir, dependiendo de la especie de la planta, en una puede durar más tiempo que en otras. Las plantas pueden morir por envejecimiento o condiciones ambientales desfavorables.

Reproducción asexual

En este tipo de ciclo, la planta nace a partir de un fragmento de otra planta, sin necesidad de intercambios genéticos ni sexuales.

Este tipo de reproducción puede promover la acción de injertos o pequeños fragmentos de las plantas que se insertan en otro tallo de la misma especie o de una especie diferente.

El injerto de plantas es usado como un método artificial de propagación vegetativa de las plantas, es usado a nivel de plantas frutales como kiwi, níspero, limón, naranja u hortalizas como tomate, sandía, pepino y otras.

Bibliografía:
  • Azcon, J., & Talon, M. Fundamentos de Fisiología Vegetal. Mc. Graw Hill. Interamericana. Editions Universitat de Barcelona. Madrid. 2000.
  • Evert, R. F., Eichhorn, S. E. Raven Biology of plants. 8va ed. Editorial Freeman and Company Worth Publishers. 2012
  • Taiz, L., & Zeiger, E. Plant Physiology. 3era ed. Editorial Benjamin/Cummings Publishing Company Inc. 2003.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Bioanálisis (Universidad de Carabobo). Profesional en el área de investigación de biología de vectores y reservorios. Autora de artículos de divulgación científica.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Karen Valera (2023). Ciclo de vida de una planta. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ciclo-de-vida-de-una-planta/). Última edición: febrero 2023. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!