Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2022). Germinación. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/germinacion/). Última edición: marzo 2022. Consultado el 15 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Germinación

Primera etapa en el ciclo de vida de las plantas.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

La germinación es la primera etapa en el ciclo de vida de las plantas a través de la cual el embrión da lugar a una plántula. Este proceso implica que la semilla salga de su estado de latencia o dormición y comience a crecer y desarrollarse como un nuevo individuo.

El proceso germinativo implica una serie de acontecimientos metabólicos y morfogenéticos que se desencadenan cuando las condiciones del medio donde está la semilla son favorables para el crecimiento de la futura plántula. Estas condiciones ambientales están relacionadas con la luz, la temperatura, la presencia de oxígeno y la humedad, la estructura y los nutrientes del suelo.

Características

El proceso de germinación presenta las siguientes características:

  • Depende de las condiciones del medio y del estado de la semilla.
  • Puede ocurrir inmediatamente después de la dispersión de la semilla o luego de un período de latencia, durante el cual el embrión está vivo pero las condiciones del medio son desfavorables.
  • Involucra el consumo de las reservas nutritivas presentes en la semilla para que el embrión se desarrolle.
  • Se divide en tres etapas, siendo la última de ellas irreversible.

Etapas

El proceso de germinación puede dividirse en tres etapas o fases, siendo las dos primeras reversibles.

  1. Fase de imbibición: la primera etapa implica la hidratación de la semilla. Esta fase es clave y su duración depende de la cantidad de agua en el medio y de la cubierta de la semilla. Tanto el déficit como el exceso de humedad, así como también las bajas temperaturas, pueden afectar la germinación. La hinchazón que produce la absorción de agua desencadena una serie de reacciones metabólicas necesarias para la siguiente fase.
  2. Fase de germinación (en sentido estricto): en la segunda etapa se activa el metabolismo de la semilla por completo. Esto permite transformar los nutrientes de reserva (glúcidos, proteínas y lípidos complejos) en sustancias sencillas que pueden ser utilizadas por el embrión para generar energía. A diferencia de las otras dos etapas, la absorción de agua es mínima durante esta fase.
  3. Fase de crecimiento: la tercera etapa inicia con la extensión de la radícula (raíz rudimentaria) a través de la envoltura de la semilla. Posteriormente, comienza el desarrollo de la plántula. En esta fase vuelve a aumentar la absorción de agua y, además, se incrementa la actividad respiratoria y el gasto energético. Las semillas que alcanzan esta fase no pueden revertir el proceso de germinación, por lo que si las condiciones del medio no son favorables, el embrión morirá.

Tipos

Se distinguen dos tipos de germinación según el patrón de crecimiento de los cotiledones. Estos constituyen las hojas embrionarias o primordios foliares.

Germinación epigea

En la germinación epigea, los cotiledones emergen de la tierra y quedan sobre la superficie. Esto se debe al alargamiento del hipocótilo, que es el eje del embrión y se ubica entre la radícula y la plúmula (extremo opuesto). Al quedar sobre la superficie, los cotiledones se transforman en los primeros órganos fotosintéticos. Luego, por encima de los cotiledones se desarrollan las primeras hojas verdaderas a partir del epicótilo.

La cebolla, la lechuga y el poroto tienen este tipo de germinación.

Publicidad, continua debajo

Germinación hipogea

En la germinación hipogea, los cotiledones no emergen de la tierra sino que quedan debajo de la superficie y no se transforman en órganos fotosintéticos. Esto se debe a que el hipocótilo es muy corto o nulo. En este caso es el epicótilo el que se alarga y emerge de la tierra dando lugar a las primeras hojas verdaderas que, a su vez, son los primeros órganos fotosintéticos.

El trigo, el maíz, el roble y la arveja tienen este tipo de germinación. 

Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Fungueiro, M. et al. Ciencias naturales 1. Serie Llaves. Buenos Aires: Editorial Estación Mandioca. 2020.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2022). Germinación. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/germinacion/). Última edición: marzo 2022. Consultado el 15 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!