Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2021). Purépachas. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/purepachas/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Purépachas

Pueblo originario de Mesoamérica que habita en el actual Estado mexicano de Michoacán.

Tabla de contenidos:

¿Quiénes son los purépachas?

Publicidad

Purépachas es el nombre dado a un pueblo originario de Mesoamérica que, en tiempos prehispánicos, llegó a dominar la región centro-oeste del actual Estado de México. En el presente, constituye uno de los grupos con mayor población dentro del conjunto indígena mexicano.

Los purépachas son también conocidos con el nombre de tarascos. El vocablo purépacha significa «lugar donde viven los p´urhé».

Ubicación

Antes de la llegada de los europeos a América, a fines del siglo XV, los purépachas vivían en el centro-oeste del actual Estado mexicano.

En la actualidad, habitan el Estado de Michoacán de Ocampo, un territorio recorrido por cadenas montañosas con volcanes inactivos y con valles surcados por ríos que desembocan en lagos, ricos en vegetación y fauna silvestre.

Características

Las principales características de los purépachas son las siguientes:

  • Fue una civilización de origen incierto. Si bien existen varias teorías al respecto como, por ejemplo, aquella que afirma que su surgimiento fue producto de la integración de los pueblos autóctonos con los grupos chichimecas que migraban desde el norte de Mesoamérica, hoy en día no es posible afirmar con exactitud cuál fue su lugar de origen.
  • Eran excelentes artesanos, se destacaban en el trabajo de la madera, la piedra y, sobre todo, en el de los metales (cobre, plata y oro).
  • Fue un reino guerrero que, hacia el siglo XIV, bajo el gobierno de Tariácuri, inició un proceso de expansión por la región occidental de Mesoamérica, conformando así el reino o imperio Purépacha.
  • Debieron enfrentarse constantemente a los aztecas para rechazar su avance y su voluntad de anexar su territorio al imperio dirigido por el huey tlatoani de Tenochtitlán. Los purépachas fueron el único pueblo del centro del actual México que no pudo ser sometido por los mexicas.
  • Tras la conquista española se inició un progresivo proceso de aculturación y mestizaje que perdura al día de hoy.

Creencias religiosas

Ruinas de una yácata, estructura de uno de los principales templos de Tzintzuntzan, la capital del reino purépacha.

Ruinas de una yácata, estructura de uno de los principales templos de Tzintzuntzan, la capital del reino purépacha.

En tiempos prehispánicos, la religión purépacha era politeísta. Adoraban a dioses asociados a los elementos de la naturaleza, como Curicaueri, el dios creador que era vinculado al Sol o, Cuerauáperi, la diosa madre, referida a la Luna. Como parte de las ceremonias religiosas, realizaban sacrificios humanos.

Tras la conquista española y el proceso de evangelización, los purépachas fueron convertidos al catolicismo.

Publicidad, continua debajo

Hoy en día su culto manifiesta un sincretismo entre ambas tradiciones, algo posible de observar, por ejemplo, en las múltiples celebraciones religiosas como el Día de Muertos.

Organización política

El reino purépacha era un Estado teocrático-militar, regido por el irecha o cazonci, que era el jefe supremo en lo político y militar y gran sacerdote del dios Curicaveri.

La administración purépacha contaba con un complejo sistema de funcionarios organizados jerárquicamente y con roles bien demarcados. Algunos de ellos fueron los:

  • Caracha-capacha: funcionarios asignados como jefes de las tierras conquistadas.
  • Ocambecha: encargados de la recolección de los tributos.
  • Atzipecha: controlaban los campos de cultivo pertenecientes al Estado en las regiones conquistadas.
  • Uuca-uandari: recolectaban las mantas de algodón, las esteras y los petates que eran tributados al Estado.

Economía

La economía purépacha estaba centralizada y planificada. El Estado administraba los espacios productivos, la fuerza laboral y los recursos naturales. Así, por ejemplo, toda la tierra del territorio purépacha era considerada propiedad del irecha y éste era quien decidía acerca de su distribución y uso.

En ellas cultivaban principalmente, maíz, amaranto, frijol, chile y calabaza.

Cultura

Mediante una serie de fiestas y ceremonias tradicionales, transmitidas de generación en generación, el pueblo purépacha ha podido salvaguardar parte de su cosmovisión prehispánica.

Entre ellas, destaca la Ceremonia del Fuego Nuevo. Con esta festividad antiguamente se daba inicio al ciclo agrícola durante los primeros días de febrero de cada año. Hoy en día, recuerda la tradición del dios Curicaveri a través de ciertos elementos como el uso del pedernal de obsidiana.

Bibliografía:
  • Amézcua Luna, Jarco y Sánchez Díaz, Gerardo. P’urhépecha. México, Comisión nacional para el desarrollo de los Pueblos indígenas. 2015.
  • López Austin, Alfredo. Tarascos y Mexicas. México, Fondo de Cultura Económica. 1981.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2021). Purépachas. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/purepachas/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!