Información del artículo

Autor

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Juliana Baez (2019). Politeísmo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/politeismo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Politeísmo

Veneración de varios dioses o divinidades de forma simultánea.

4m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué es?

Publicidad

El politeísmo es la veneración de varios dioses o divinidades de forma simultánea. La palabra deriva del griego poli, que significa muchos, y theos, que significa dios.

Las religiones politeístas tienen ritos especiales y representaciones particulares para cada dios, los cuales pueden estar relacionados con una propiedad humana, un fenómeno natural o con poderes especiales. Dentro de las religiones politeístas, suele haber un complejo ordenamiento de las deidades, y los dioses tienen jerarquías o distintos grados de importancia. Además, no necesariamente todas las deidades son objeto de culto y adoración.

Los dioses pueden aparecer representados de manera antropomórfica, es decir, con características humanas, pero también pueden tener rasgos animales o algún elemento asociado con las fuerzas de la naturaleza a las que están vinculados.

Origen

Las religiones politeístas primitivas tendían a deificar los elementos esenciales de la naturaleza, tales como el cielo, la tierra, el mar, etc. Por eso se considera que el politeísmo deriva, en primer lugar, del animismo, que es la creencia de que todo lo animado o inanimado tiene un alma.

Esa concepción fue siendo reemplazada por dioses generalmente antropomorfizados, con una imagen concreta, un nombre y un culto, a quienes se les atribuía el control de estos fenómenos. Estas entidades superiores dominaban todo lo que no estuviese al alcance material o humano.

En muchas culturas, los dioses primigenios aparecen como fuerzas creadoras que interactúan entre sí en los mitos y relatos de origen del universo.

Ejemplos en la antigüedad

La práctica de las religiones politeístas era muy común en la antigüedad y estuvo presente en algunas de las principales civilizaciones de la historia:

Kali y Shiva, deidades hinduistas.

Kali y Shiva, deidades hinduistas.

  • Egipto: los antiguos egipcios adoraban a múltiples dioses que tenían aspectos humanos y animales, y a los cuales les asignaban poderes relacionados con el universo. Los principales dioses egipcios fueron Ra, Osiris, Isis, Horus y Seth.
  • Grecia: los dioses de la antigua Grecia eran considerados inmortales, poseían extraordinarios poderes, y eran muy similares en su comportamiento a los humanos. Los principales dioses griegos fueron Zeus, Hera, Atenea, Poseidón, Ares, Afrodita, Hermes, Deméter, Hefesto, Apolo, Artemisa y Hestia.
  • Roma: al igual que los griegos, los dioses de la antigua Roma tenían características humanas. Los principales fueron Júpiter, Juno, Neptuno, Minerva, entre otros.
  • Poblaciones de América precolombina: en América, antes de la llegada de los europeos, existía una gran cantidad de poblaciones con culturas y religiones diversas. Algunas de estas civilizaciones de América, como la maya, la azteca y la inca, veneraban a dioses relacionados, generalmente, con elementos naturales como el sol, la luna, el cielo, la tierra, la lluvia y el viento, además de dioses vinculados con la muerte, la creación y la fertilidad. Los grandes dioses mayas eran Hunab Ku, Itzamná, Ixchel, Chaac; de los dioses aztecas podemos mencionar a Quetzalcóatl, Tezcatlipoca, Huitzilopochtli, Tláloc; y de los incas, a Viracocha, Pachacamac, Inti y Quilla.

Ejemplos actuales

A pesar de que en la actualidad en Occidente se han extendido las prácticas religiosas monoteístas, es decir, la veneración a un solo dios, existen religiones que son politeístas, como las siguientes:

  • Hinduismo: los hindúes tienen un dios (que varía según las distintas tradiciones), pero reconocen una gran cantidad de dioses, tales como Vishnu, Shiva, Kali, Krishna, entre otros.
  • Sintoísmo japonés: la religión sintoísta de Japón rinde culto a diversos fenómenos naturales, tales como Amaterasu, Hotei e Inari.
  • Neopaganismo: inspirado en religiones politeístas anteriores al cristianismo, rinde culto a la brujería, la Wicca y otras doctrinas.
Bibliografía:
  • Eliade, Mircea. Historia de las creencias y las ideas religiosas. Obra completa en cuatro volúmenes. Barcelona, Ediciones Paidós & Herder Editorial, 1976-1986.
  • Eliade, Mircea. Lo sagrado y lo profano. Madrid, Ediciones Guadarrama. 1967.
  • Diez de Velasco (dir.), Religiones y Culturas, Madrid, Santillana / El País. 2010.
Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Letras (Universidad Nacional del Sur). Redactora. Correctora. Editora.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Juliana Baez (2019). Politeísmo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/politeismo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!