Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2022). Quetzalcóatl. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/quetzalcoatl/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Enciclopedia de Historia ahora forma parte de la Enciclopedia Iberoamericana. Puedes encontrar todos los contenidos y más en nuestro nuevo sitio.

Contenidos

Quetzalcóatl

Una de las principales divinidades de la cosmovisión mesoamericana.

4m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién fue?

Publicidad

Quetzalcóatl es una de las principales divinidades de la cosmovisión mesoamericana. Con diversos nombres, vestidos y personificaciones, estuvo presente en casi todas las culturas de la región desde periodos antiguos.

Su nombre deriva de la palabra quetzal, que designa en idioma náhuatl a un pájaro colorido que habita en las selvas y de coatl que significa serpiente. Se lo ha traducido como “serpiente emplumada”.

Es un ser que participa de todos los elementos, favorece el crecimiento de los cultivos y se relaciona con los ciclos tanto naturales como culturales. En diversos mitos aparece como el héroe o dios civilizador, creador de los seres humanos y fundador de ciudades, entre ellas Teotihuacan.

Características

Algunas de las características de Quetzalcóatl son las siguientes:

Representación de Quetzalcóatl en el códice Borgia.

Representación de Quetzalcóatl en el códice Borgia.

  • Era el dios del viento, del planeta Venus, del amanecer, de los gemelos, de los monstruos, de la energía vital y de la fecundidad en las diversas culturas mesoamericanas.
  • Vinculaba el cielo con la tierra, por eso se lo asociaba tanto al inframundo como a la superficie terrestre y a los fenómenos celestes, desde la lluvia (el agua necesaria para la vida) hasta el rayo (el fuego y la tormenta) ya que tenía relación con todos los elementos.
  • Se lo consideraba el creador de los seres humanos, a quienes les había dado el don del maíz y del pulque, una bebida alcohólica hecha con maguey.
  • Su origen parece provenir de una antigua deidad del agua, la «serpiente nube de lluvia». Algunos autores lo remontan hasta la cultura olmeca.
  • Se lo invocaba cuando nacía un niño y también para acompañar a los comerciantes en sus viajes.
  • Como otros dioses mesoamericanos, podía separar sus partes y descomponerse en varios dioses. Su parte cálida y luminosa se transformaba en Tlahuizcalpantecuhtli, el señor del amanecer, mientras que su parte fría y oscura, se podía convertir en Ehécatl, el dios del viento.
  • Varios sacerdotes y héroes míticos y reyes llevaron ese nombre en distintas culturas mesoamericanas porque se lo asocia a la idea de cambio por creación o destrucción.
  • Estaba relacionado con el dios tolteca Tláloc y con el dios maya de la lluvia y el viento Kukulcán.

Mitos relacionados

En la mitología mesoamericana, este dios estaba relacionado con el renacimiento y la creación, pero también con la destrucción que precede a las nuevas etapas.

Según las narraciones mexicas, su hermano gemelo era Xolotl, que tenía cabeza de perro. Luego del diluvio en el que murieron todos los seres humanos, ambos hermanos descendieron juntos a Mictlán, el infierno o inframundo. Allí reunieron huesos de personas muertas y se los entregaron a diosa Cihuacóatl, quien los molió y mezcló con la sangre del mismo Quetzalcóatl para formar a los seres humanos del quinto sol.

Más tarde, Quetzalcóatl cayó en una trampa y provocó el enojo de los dioses. Se sintió tan avergonzado por lo que había sucedido que hizo una barca con serpientes y se fue en ella hacia el Este prometiendo volver. A causa de este mito es que los aztecas identificaron la llegada del conquistador español Hernán Cortés desde el Este con el retorno de Quetzalcóatl. Esta circunstancia según muchos investigadores habría facilitado la conquista de México por parte de los españoles a principios del siglo XVI.

Simbolismo y elementos

Existen numerosos símbolos y elementos asociados al dios Quetzalcóatl. Entre ellos se pueden mencionar los siguientes:

  • La serpiente con plumas, como ser que pertenece tanto al ámbito terrestre como acuático y aéreo.
  • En las áreas lacustres, se lo representaba con las aves y los peces.
  • Como divinidad del viento, su símbolo es un caracol cortado cuyas líneas en espiral representan el aire en movimiento.
  • La flor de cuatro pétalos se le relaciona como indicación de los cuatro rumbos del mundo.
Bibliografía:
  • González Torres, Yólotl y Ruiz Guadalajara, Juan Carlos (colab.). Diccionario de Mitología y religión de Mesoamérica. México, Larousse, 1995.
  • Ocaña Jiménez, Lucila. “El laberinto de Quetzalcóatl”. En: Estudios políticos, N.° 3, México, 2004.
  • Piña Chán, Román. Quetzalcóatl. Serpiente emplumada. México, FCE, 1977.
  • Séjourné, Laurette. Pensamiento y religión en el México Antiguo. México, FCE, Breviarios 128, 2003.
Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2022). Quetzalcóatl. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/quetzalcoatl/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!