Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2022). Asirios. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/asirios/). Última edición: abril 2024. Consultado el 23 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Asirios

Civilización que se desarrolló entre los siglos XX y VII a.C., en la región conocida con el nombre de Alta Mesopotamia.

Tabla de contenidos:

¿Quiénes fueron?

Publicidad

Los asirios fueron una civilización que se desarrolló en la región conocida como Alta Mesopotamia, un territorio ubicado entre los ríos Tigris y Éufrates, al norte de la actual Iraq.

Esta civilización se originó en el III milenio a.C., cuando un grupo de comerciantes nómadas de procedencia semita se asentó en la región y fundó la ciudad de Assur.

Imagen de un lamassu del palacio de Sargon II en Dur-Sharrukin. Los asirios creían que estas esculturas de toros alados con cabeza de hombre tenían el poder de ahuyentar los malos espíritus.

Imagen de un lamassu del palacio de Sargon II en Dur-Sharrukin. Los asirios creían que estas esculturas de toros alados con cabeza de hombre tenían el poder de ahuyentar los malos espíritus.

Tiempo después, este pueblo inició la expansión de su territorio por medio de la conquista de otros pueblos. Con ese objetivo, desarrolló nuevas armas y un ejército de soldados profesionales, pero, sobre todo, creó una imagen aterradora para atemorizar a sus adversarios.

A mediados del siglo VII a.C., la civilización asiria alcanzó su máximo apogeo. Durante el periodo denominado Imperio neoasirio, el territorio asirio llegó a abarcar desde el sur de la Mesopotamia hasta la costa mediterránea y desde Turquía hasta Egipto.

Características

Algunas de las principales características de la civilización asiria fueron las siguientes:

  • Tomaron su nombre de la ciudad de Assur, que a su vez, se denominaba así en honor al gran dios asirio, Assur.
  • Su larga historia de más de mil quinientos años se suele dividir en tres grandes períodos:
    1. La etapa paleoasiria (ca. 2025-1378 a.C.).
    2. El Imperio medio asirio (1365-934 a.C.).
    3. El Imperio neoasirio (911- 609 a.C.).
  • En el momento de su máxima expansión llegaron a tener dominio sobre un amplio territorio que iba desde la Baja Mesopotamia hasta Egipto.
  • A lo largo del tiempo, distintos reyes trasladaron la capital del imperio hacia nuevas ciudades. Las tres principales capitales asirias fueron Assur, Nimrud y Nínive.
  • Durante la etapa paleoasiria, la agricultura, la ganadería y el comercio fueron las principales actividades económicas de los asirios. Mientras que en el Imperio medio y el neoasirio, los tributos y el botín de guerra constituyeron los mayores ingresos del Estado.
  • A mediados del siglo VIII a.C., los asirios llevaron a cabo una serie de modificaciones dentro de su ejército que le permitieron afianzar su imperio en poco tiempo. Su principal innovación fue la incorporación de tropas de soldados profesionales.

Organización social y política

Organización social

La sociedad asiria se encontraba organizada bajo una rígida estructura jerarquizada que se dividía en los siguientes grupos:

  • El rey se ubicaba en la parte más alta de la sociedad y actuaba en nombre del dios Assur. Su tarea principal era la anexión de nuevos territorios a su dominio.
  • Los miembros de la alta nobleza se ubicaban a continuación. Estos ocupaban los cargos más importantes dentro del ejército o la administración de los dominios asirios. En retribución por sus servicios, solían recibir grandes extensiones de tierra.
  • Por debajo se encontraban los dependientes del palacio, un grupo conformado por las mujeres del harén y los eunucos, funcionarios que se encargaban de la administración de la residencia del rey.
  • Los campesinos debían tributar al Estado prestando su fuerza de trabajo para realizar diversas tareas.
  • Por último, se encontraban el grupo de esclavos compuesto principalmente por prisioneros de guerra.

Organización política

Los asirios llegaron a conformar un Estado centralizado en torno a la figura de un rey, quien tenía un poder absoluto en lo religioso, militar, político y judicial.

Publicidad, continua debajo

Sin embargo, el rey no llevaba a cabo todas las tareas por sí solo, sino que contaba con amplia corte conformada por funcionarios de diverso rango. Entre sus mayores colaboradores destacaban: el turtānu o comandante en jefe, el rab ša rēši o eunuco mayor y el rab ša sāqê o copero mayor.

Religión y creencias

Los asirios eran politeístas. Su amplio panteón de dioses se encontraba conformado, en gran parte, por antiguas divinidades adoptadas de culturas mesopotámicas previas como, por ejemplo, la sumeria y la babilónica; pero también, por dioses de origen asirio.

Entre todos ellos, Assur ocupaba un lugar principal ya que, por un lado, era el rey de todos los dioses y, por el otro, el dios de los reyes.

Los principales dioses eran los siguientes:

Nombre Función
Assur Dios de la guerra. Era el rey de todos dioses.
Ishtar Diosa de la fertilidad, del amor y la guerra.
Nabu Dios de la escritura, la sabiduría y las profecías.
Haddad Dios de las tormentas.

Sin embargo, los asirios no solo creían en dioses, sino que también creían en la existencia de seres sobrenaturales y espíritus malignos de los cuales debían protegerse mediante conjuros, amuletos e, incluso, rituales de magia.

Manifestaciones culturales

Los asirios decoraron los muros de sus palacios con majestuosos bajorrelieves de escenas de guerra y tortura. Con ellos, tuvieron la intención de, además de ornamentar sus estancias, transmitir un mensaje de terror hacia los miembros de otros pueblos que pudiesen visitar sus ciudades.

Los relieves asirios son narrativos, es decir, cuentan historias y acciones de forma continua. Se caracterizan por presentar las figuras en posición de tres cuartos; también por representar los animales en movimiento, pero a los hombres en posiciones mayormente estáticas.

Bibliografía:
  • Foster, Benjamin R. y Polinger Foster, Karen. Las civilizaciones antiguas de Mesopotamia. Barcelona, Critica. 2011.
  • Liverani, Mario. El antiguo oriente. Historia, sociedad y economía. Barcelona, Crítica. 2015.
  • Ruiz-Domenec, José (Ed.). Mesopotamia. Las primeras civilizaciones. Barcelona. National Geographic. 2017.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2022). Asirios. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/asirios/). Última edición: abril 2024. Consultado el 23 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!