Información del artículo

Autor

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Karen Valera (2022). Tallo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/tallo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Tallo

Órgano cilíndrico con geotropismo negativo que proporciona soporte y sostén a las planta.

4m
·
Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El tallo es un órgano cilíndrico con geotropismo negativo (crece en sentido contrario al suelo) que proporciona soporte y sostén a las plantas. Éste, se forma a partir de la yema caulinar o las yemas secundarias y conecta la raíz con las hojas y los frutos, sirviendo como canal de circulación del agua, carbohidratos y minerales producidos durante la fotosíntesis.

Los tallos son de color verde o incoloro, con ubicación subterránea o aérea que pueden tener diversidad de modificaciones como resultados de la adaptación de diferentes ambientes. Por otra parte, en ocasiones, el tallo puede crecer de manera ortótropo (con elevación vertical al suelo y erecta) o plagiotropo (crece en dirección horizontal, postrada o reptante).

Algunos tallos, son usados a nivel culinario para la preparación de exquisitos platos, debido a las propiedades nutritivas que poseen.

Características

A continuación se mencionan las principales características de un tallo:

  • Presenta geotropismo negativo, es decir, crece con dirección contraria al suelo y la raíz.
  • Es de color verde o incoloro.
  • Es cilíndrico.
  • Puede tener tamaños variados.
  • Conecta la raíz con las hojas y los frutos.
  • Posee nudos (puntos engrosados donde emergen las hojas).
  • Proporciona soporte y sostén.
  • Sirve como canal de circulación del agua, carbohidratos y minerales.

Partes

Partes del tallo.

Partes del tallo.

Desde el punto de vista anatómico, el tallo posee varias partes, dentro de estas:

  • Cuello: es la región de unión con la raíz.
  • Nudos: se posicionan a lo largo del tallo de donde crecen las hojas.
  • Axila: en la región de unión entre la rama y la hoja.
  • Ápice vegetativo: formado por células meristemáticas de donde nacerán las flores y frutos.
  • Yemas: se ubican en la zona entre la hoja y la axila e indican el crecimiento de una nueva rama. Las yemas pueden ser terminales, laterales y adventicias.

Desde el punto de vista histológico:

  • Sistema de tejido dérmico: formado por estomas y tricomas que se ubican para dar origen a la epidermis.
  • Sistema de tejido fundamental: está formado por parénquima con función asimiladora o colénquima y esclerénquima con función mecánica. Es la región entre tejidos vasculares y la epidermis.
  • Sistema de tejido vascular: es el más interno, formado por un sistema de haces vasculares discretos y tejidos conductores.

Tipos

Dependiendo de la ubicación, pueden ser:

Publicidad, continua debajo
  • Tallos subterráneos: estos se desarrollan bajo tierra, poseen yemas de donde emergen ramas y raíces adventicias. Este grupo se subdivide en:
  • Tubérculos: poseen un grosor de gran calibre debido al almacenamiento de nutrientes de reserva y hendiduras de donde emergen tallos aéreos. Ejemplo de este tipo de tallo son la mandioca, la patata, el tupinambo y la maca.
  • Rizomas: son gruesos con escamas protectoras para los meses cálidos. Ejemplo de rizomas, el jengibre, el bambú, el lirio, entre otros.
  • Bulbos: son tallos cortos son múltiples raíces en la base, poseen varias capas de hojas para almacenar nutrientes y sustancias de reserva. Es un tipo de tallo que sobrevive en épocas cálidas y frías. Ejemplo de bulbos, la cebolla.
  • Tallos aéreos: estos tallos se caracterizan por crecer por encima del suelo. Pueden subdividirse en:
    • Erguidos: crecen en dirección vertical.
    • Rastreros: crecen en dirección horizontal.
    • Trepadores: usan objetos exteriores como apoyo para su crecimiento.
    • Volubles: poseen poca resistencia, a menudo crecen alrededor de otro tallo en forma de espiral.
  • Tallos acuáticos: estos crecen y se desarrollan en zonas anegadas o inundadas. Pueden crecer en las profundidades (sumergidas) o flotar en la superficie. Ejemplo, nenúfares, Jacinto de agua, entre otros.

Hay algunos tallos comestibles que son usados a nivel culinarios debido a sus propiedades nutritivas, ejemplo de estos tenemos al apio, los espárragos, acelga, rábano, entre otros.

Funciones

Entre las principales funciones de un tallo se encuentran:

  • El tallo proporciona sostén y soporte a la planta.
  • Promueve la formación de las hojas.
  • Promueve el crecimiento de flores y frutos.
  • Es un canal de transporte de agua, minerales y nutrientes.
  • Transporta savia desde la raíz hasta las hojas.
  • Promueve la formación de las ramas.
Bibliografía:
  • Evert, R. F., Eichhorn, S. E. Raven Biology of plants. 8va ed. Editorial Freeman and Company Worth Publishers. 2012
  • Sitte, P., Weiler, E. W., Kadereit, J. W., Bresiski, A., Korner, C. Strasburger. Tratado de botánica. 35 edición. Editorial Omega. 1994.
  • Taiz, L., & Zeiger, E. Plant Physiology. 3era ed. Editorial Benjamin/Cummings Publishing Company Inc. 2003.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Bioanálisis (Universidad de Carabobo). Profesional en el área de investigación de biología de vectores y reservorios. Autora de artículos de divulgación científica.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Karen Valera (2022). Tallo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/tallo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!