Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2021). Inversor. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/inversor/). Última edición: marzo 2021. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Inversor

Persona natural o jurídica que aparta y destina una porción de su capital a instrumentos de inversión.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Un inversor es una persona natural o jurídica que aparta y destina una porción de su capital actual a instrumentos de inversión, con el objetivo de obtener una mayor rentabilidad y riqueza en el futuro.

De acuerdo con la Real Academia Española, un inversor o inversionista es quien invierte a través del empleo o la colocación de caudales, es decir de bienes de cualquier especie que, dentro del ámbito financiero, deben entenderse como dinero, capital o fondos.

Una inversión es esencialmente cualquier instrumento en el que se depositan fondos con la expectativa de generar ingresos positivos y/o conservar o aumentar su valor. Por regla general, los portafolios de inversión se administran para lograr ingresos, valorización del capital, seguridad o alguna combinación de estos.

Tipos

Los inversores pueden clasificarse según el nivel de tolerancia al riesgo, con base al conocimiento de los mercados financieros, según la procedencia de los fondos, de acuerdo con el tiempo de sus inversiones y según al poder que se ejerza.

Por el nivel de tolerancia al riesgo

De acuerdo con el nivel de tolerancia al riesgo, un inversor puede ser:

  • Conservador: este tipo de inversor es el que menos tolera el riesgo, dándole en cambio mayor importancia a la seguridad de la inversión. Los inversores conservadores tienen como finalidad la estabilidad de su capital y para ello buscan proteger su patrimonio manteniendo una baja exposición al riesgo en sus inversiones.
  • Moderado: esta clase de inversores, si bien son cautelosos a la hora de tomar sus decisiones, pueden tolerar un mayor nivel de riesgo que los inversionistas conservadores, procurando tener un debido balance entre rentabilidad y seguridad.
  • Arriesgado: este inversionista busca obtener los mayores rendimientos posibles, por lo que está en disposición de asumir los riesgos necesarios. Este género de inversores busca los instrumentos de inversión con rentabilidades más elevadas, aceptando correr bastantes más riesgos que un inversionista de perfil moderado, a pesar de que exista la posibilidad de perder la totalidad o buena parte de sus inversiones.

Con base al conocimiento de los mercados financieros

Un inversor con base al conocimiento de los mercados financieros puede ser:

  • Inversor institucional: son aquellos inversores profesionales que adquieren grandes paquetes accionarios de sociedades determinadas, con el objetivo de obtener rentabilidad a largo plazo mediante la gestión de esas entidades.
  • Inversores especializados no institucionales: también son inversores profesionales que adquieren grandes paquetes accionarios, aunque habitualmente de menor cuantía que los inversionistas institucionales, con el objetivo de cosechar una rentabilidad a mediano y largo plazo, pero sin la intención de participar en la gestión empresarial.
  • Inversores no especializados: son los que invierten sus capitales para obtener una rentabilidad tanto en el corto como en el medio y largo plazo. No se dedican a invertir de forma profesional.

Según la procedencia de los fondos

Según la procedencia de los fondos, un inversor puede ser:

Publicidad, continua debajo
  • Público: cuando se trata de organismos públicos que realizan las inversiones con un objetivo social.
  • Privado: aquel inversor que decide invertir sus recursos propios y particulares, para obtener una rentabilidad con fines de lucro.

De acuerdo con el tiempo de sus inversiones

De acuerdo con el tiempo de sus inversiones, un inversor puede ser:

  • Inversores estables: quienes destinan sus fondos a inversiones permanentes a largo plazo, con la intención de que las mismas se revaloricen en el tiempo.
  • Inversores especulativos: aquí se ubican los traders, término proveniente del vocablo inglés to trader, que significa negociar; dado que su principal objetivo consiste en obtener altas ganancias en el corto plazo.

Según al poder que se ejerza

Según el poder que se ejerza, un inversor puede ser:

  • Empresa controladora: inversor que controla una o más entidades, con base a la propiedad mayoritaria de un número de acciones con derecho a voto.
  • Inversor con influencia significativa: se presume que la entidad ejerce influencia significativa si posee directa o indirectamente el 20% o más del poder de voto de la compañía donde se tiene la inversión, a menos que se pueda demostrar claramente que tal influencia no existe.
  • Control conjunto: reparto del control contractualmente decidido de un acuerdo, que existe solo cuando las decisiones sobre actividades relevantes requieren el consentimiento unánime de las partes que comparten el control.

Ejemplos

Algunos ejemplos de inversores pueden ser los siguientes:

  • Inversor arriesgado: a los inversionistas de esta naturaleza les gusta obtener las mayores ganancias que sean posibles en el corto tiempo, obviando en buena medida las consideraciones sobre el riesgo. Aquí podrían ubicarse a todas aquellas personas que están invirtiendo grandes cantidades de dinero en criptomonedas, más especialmente en Bitcoins. Ciertamente en este contexto se pueden encontrar individuos que han tenido altísimas ganancias por dichas inversiones, pero debido a sus pronunciadas y constantes variaciones de precios, el ámbito de las criptomonedas puede ser considerado como el mercado de valores más volátil que existe, el cual no es controlado ni regulado por ninguna autoridad gubernamental o paragubernamental.
  • Oferta Pública de Adquisición (OPA): compra de una sociedad por parte de otra que normalmente se materializa mediante la adquisición de la mayoría de su capital en la bolsa de valores. Este tipo de operaciones también se denomina absorción, o take over por su término en inglés, y su objetivo radica en obtener la mayoría accionaria de la organización para controlar así la toma de decisiones operativa y financiera de la empresa adquirida, la cual por lo general se opone a esa compra; por lo que se suele conocer a esta inversión como adquisición hostil.
Bibliografía:
  • ¿Cuál es tu perfil de inversionista? Recuperado de expansive.
  • Grisanti, Andrés. Criptomonedas. Su impacto económico, contable y financiero. Revista Veritas, Año LXIII, Nro. 1776. 2019.
  • Little, Jeffrey. Cómo entender a WALL STREET. McGraw – Hill Latinoamericana, S.A. Bogotá – Colombia.
  • Norma Internacional de Contabilidad Nro. 28. Inversiones en asociadas y negocios conjuntos. Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB).
  • Pascual Ezama, David. Análisis del comportamiento de los inversores individuales en los mercados bursátiles. Tesis doctoral. Universidad Complutense de Madrid. Madrid – España. 2015.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2021). Inversor. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/inversor/). Última edición: marzo 2021. Consultado el 20 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!