Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

9 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2021). Empresa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/empresa/). Última edición: febrero 2021. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Empresa

Organización en la que se reúnen y procesan recursos básicos.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Una empresa es una organización en la que se reúnen y procesan recursos básicos, tales como materiales y mano de obra, para proporcionar mercancías o servicios a los clientes. Estas tienen como objetivo esencial obtener utilidades económicas.

Una utilidad es la diferencia entre los montos recibidos de los clientes, a cambio de bienes y servicios proporcionados, y aquellos montos que se pagan y realizan por los insumos necesarios para proporcionar tales productos o servicios.

Por otro lado, una empresa implica actividades estructuradas e integradas a través de individuos que trabajan juntos o cooperan en relaciones de interdependencia.

Características

Las principales características de las empresas son las siguientes:

  • Toda empresa tiene un nombre o razón social que la identifica tanto interna como externamente.
  • Las empresas pueden ser constituidas como sociedades de personas, de responsabilidad limitada, compañías anónimas u otras formas de asociación o formas jurídicas, las cuales podrán variar de acuerdo con el ordenamiento legal del país donde se desempeñen.
  • Existe siempre un motivo, un fundamento y ciertas metas por las cuales se crea una empresa, llamadas misión y visión.
  • Las organizaciones deben contar con una estrategia empresarial que se refleje en el conjunto integrado de planes y acciones ideadas para que la misma tenga ventajas sobre sus competidores y así optimice su utilidad.
  • La cultura organizacional es el aglutinante social o normativo que mantiene unida a una empresa. Esta expresa los valores o ideales sociales y las creencias que los miembros de la entidad llegan a compartir, manifestadas en elementos simbólicos como mitos, rituales, historias, leyendas y un lenguaje especializado.
  • Las empresas pueden organizarse bajo esquemas verticales u horizontales representados en organigramas. Una entidad con estructura organizativa vertical es aquella donde existe una distribución del poder bien definido y una línea de mando de arriba hacia abajo, es decir piramidal. En las estructuras horizontales, la empresa le otorga a los empleados una mayor capacidad para tomar decisiones sin depender de la aprobación ejecutiva, por lo que la forma de la organización tiende a ser plana.
  • Las organizaciones empresariales despliegan diferentes funciones, tales como producción, dirección, gestión de Recursos Humanos, comercialización, administración y finanzas.
  • En las empresas se busca armonizar los numerosos y divergentes intereses que giran alrededor de las mismas, así como accionistas, directivos, trabajadores y consumidores.
  • Poseen factores internos y externos que impactan sobre la gestión y el desempeño de sus objetivos.

Tipos

De acuerdo con el sector económico de la producción

Las empresas que se clasifican de acuerdo con el sector económico de la producción son:

  • Primarias o extractivas: empresas dedicadas a la extracción o explotación de materias primas.
  • Secundarias o industriales: organizaciones dedicadas a la transformación de materias primas en productos terminados a través de procesos de fabricación.
  • Terciarias o de servicios: entidades que se encargan de comercializar productos o servicios.

Conforme al tamaño de la organización

Las empresas que se clasifican conforme al tamaño de la organización son:

  • PYMES: hace referencia a pequeñas y medianas empresas, aquellas que tienen entre 1 y 250 trabajadores. Entre estas podemos encontrar:
    • Microempresas: compañías con 10 o menos trabajadores.
    • Pequeñas: empresas entre 10 y 50 trabajadores.
    • Medianas: entidades entre 50 y 250 trabajadores.
  • Grandes empresas: organizaciones con más de 250 trabajadores.

Según su ámbito de actividad

Las empresas que se clasifican según su ámbito de actividad son:

Publicidad, continua debajo
  • Locales: su esfera de acción es limitada, generalmente se reduce a una zona específica o a una ciudad.
  • Regionales: tienen mayor alcance que las anteriores, ya que desarrollan sus actividades en un Estado o provincia en particular.
  • Nacionales: empresas cuyos productos se distribuyen y comercializan a lo largo de todo el territorio de un país.
  • Transnacionales: compañías que operan tanto dentro como fuera del país en el que tienen su domicilio principal.

Con base a las actividades que desarrollan

Las empresas que se clasifican con base a las actividades que desarrollan son:

  • Industriales: aquellas empresas que llevan a cabo procesos de fabricación y manufactura para elaborar los productos que luego serán vendidos.
  • Comerciales: aquellas que compran y venden mercancía, sin realizar procesos de elaboración productivos. Son intermediarias entre el productor y el consumidor.
  • De servicios: no producen ni venden productos físicos, sino que prestan servicios, tales como las empresas de transporte, los bancos, las entidades educativas o las cadenas hoteleras.
  • Mixtas: organizaciones que combinan algunas de las actividades anteriores.

Por el origen del capital

Las empresas que se clasifican por el origen del capital son de:

Por la apertura del patrimonio

Las empresas que se clasifican por la apertura del patrimonio son:

  • Empresas de capital abierto: compañías que cotizan en mercados bursátiles, bolsas de valores y que reciben fondos de quienes están interesados en invertir ellas.
  • Compañías de capital cerrado: organizaciones de corte familiar que se ubican en el sector de las PYMES (pequeñas y medianas empresas), cuyo capital está cerrado a terceros.

Según su relación o vínculos con otras empresas

Las empresas que se clasifican según su relación o vínculos con otras empresas son:

  • Independientes: empresas que tienen autonomía financiera en su toma de decisiones.
  • Vinculadas sin relación de dependencia: empresas que tienen vínculos económicos en su capital accionario con otras entidades, pero que mantienen la toma de decisiones en sus organizaciones, ya que los terceros poseen menos del 50% del patrimonio de la compañía.
  • Controlantes y controladas: las empresas controlantes son las que poseen a otras en un porcentaje superior al 50% de su capital social, por lo que tienen poder a la hora de la toma de decisiones de relevancia. Del mismo modo, las empresas controladas o subsidiarias están supeditadas a la toma de decisiones de la compañía matriz o controladora.

Importancia

Una empresa tendrá importancia de acuerdo con los grupos de interés que giren alrededor de ella, esto es, las personas o entidades a las que les importen los resultados económicos de la misma: propietarios, administradores, trabajadores, clientes, acreedores, diversos niveles de gobierno y a la sociedad en general.

  • Propietarios: aquellos que invierten recursos en una empresa y quienes tienen un interés evidente en sus resultados económicos.
  • Administradores: personas a las cuales los propietarios autorizan para manejar la empresa.
  • Trabajadores: empleados y obreros que proporcionan servicios a la empresa a cambio de un sueldo o salario.
  • Clientes: quienes compran los bienes o servicios que la empresa genera y que están interesados en el éxito continuo de un negocio, ya que una quiebra podría ocasionarles serios problemas en sus procesos productivos.
  • Acreedores: al igual que los dueños, los acreedores invierten recursos en una empresa al extenderle créditos, de modo que les interesa el buen desempeño de la entidad.
  • Niveles de gobierno: los gobiernos locales, municipales, estatales y nacionales, reciben impuestos de las empresas que operan en sus jurisdicciones respectivas.
  • Sociedad: estas organizaciones tienen que tener muy presente su responsabilidad social empresarial, procurando actuar en interés del público en general y contribuir con la solución de problemas sociales y económicos.

Hay que señalar que las empresas son vitales para el buen desempeño económico de los países, ya que son importantes empleadoras de la población económicamente activa y un sector productivo fortalecido, lo cual genera un círculo virtuoso en muchos otros ámbitos.

Por ejemplo, si una empresa produce en altos niveles y con buenos rendimientos, tendrá altas ganancias, lo cual hará que le abone más impuestos al Estado y pueda pagar mejores sueldos y salarios a sus trabajadores.

Al contar una nación con un sólido aparato empresarial, los índices macroeconómicos con seguridad serán favorables; y ello, junto con una economía dinamizada y en crecimiento, hará que los inversionistas extranjeros se fijen en el país y procedan a realizar aportes monetarios relevantes para la creación de nuevas empresas, lo cual es una excelente fuente de ingresos en divisas.

Del mismo modo, si las empresas nacionales son eficientes y competitivas internacionalmente, podrán exportar sus productos al extranjero, desencadenando la necesidad de contratar a más personal y la generación de más divisas.

Ejemplos

Algunos ejemplos de empresas son:

  • Empresas petroleras: Exxon – Mobil, Rosneft, Shell, Chevron, PDVSA.
  • Industria automovilística: Ford, General Motors, Toyota, Volkswagen, BMW.
  • Fabricantes de neumáticos para vehículos: Bridgestone, Michelin, Goodyear, Pirelli, Continental.
  • Cadenas de comida rápida: McDonald’s, Subway, Domino’s Pizza, Burger King, Kentucky Fried Chicken (KFC).
  • Marcas de ropa deportiva: Nike, Puma, Adidas, Reebok, New Balance.
  • Líneas aéreas: Lufthansa, Iberia, Air France, KLM, Delta Air Lines.
  • Empresas tecnológicas: Amazon, Apple, Google, Microsoft, Huawei.
  • Industria del entretenimiento: Walt Disney, Netflix, DIRECTV, Viacom, Spotify.
Bibliografía:
  • Kast, Fremont y Rosenzweig, James. Administración en las organizaciones (4ta. ed.). McGraw – Hill Interamericana de México, S.A. Naucalpan de Juárez – México. 1990.
  • Warren, C., Reeve, J. y Fess, P. Contabilidad financiera (9na. ed.). Thomson Learning. México – D.F. 2005.
  • Ramon Gisbert I Genlonch. La empresa: naturaleza, entorno y competencia. (Primera edición). Editorial Octaedro, S.L. 2002.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2021). Empresa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/empresa/). Última edición: febrero 2021. Consultado el 27 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!