Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

4 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2019). Republicanismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/republicanismo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Republicanismo

Teoría política que propone y fundamenta la república como modelo de gobierno.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

El republicanismo es una teoría política que propone y fundamenta la república como modelo óptimo de gobierno.

Etimológicamente, la palabra republicanismo deriva del latín res, que significa cosa, asunto; pública, que alude al pueblo; y el sufijo –ismo, que se usa para formar sustantivos que suelen significar doctrina, sistema o escuela.

Una república es un sistema de gobierno basado en los principios de la igualdad ante la ley, división de poderes y soberanía popular. En una república, es el pueblo quien elige a las autoridades a través del voto. Esas autoridades gobiernan por períodos limitados y bajo control legislativo y judicial.

La república como forma de gobierno no es en sí misma sinónimo de democracia, al menos en el sentido dado al término desde fines del siglo XVIII. Han existido repúblicas autoritarias y despóticas.

Una república puede ser presidencialista o parlamentaria. En la primera, el presidente es, a la vez, Jefe de Estado y Jefe de Gobierno. En la segunda, el Jefe de Estado es el presidente y el Jefe de Gobierno es el primer ministro. Este último es quien administra y gobierna el país. Ejemplos de repúblicas presidencialistas son la Argentina, los Estados Unidos, Brasil y Uruguay. Ejemplos de repúblicas parlamentarias son Italia, Alemania y Francia.

Origen

El concepto de república fue elaborado por filósofos de la Antigua Grecia, como Aristóteles. Sin embargo, los orígenes del republicanismo como teoría política se remontan a fines de la Edad Media y principios de la Edad Moderna, cuando fue defendido por pensadores de algunos Estados del norte de Italia (Génova, Pisa, Florencia, Venecia, etc.), que deseaban desvincularse de la autoridad del emperador del Sacro Imperio Romano Germánico.

Posteriormente, pensadores de Ilustración, como Montesquieu y Jean-Jacques Rousseau, defendieron principios republicanos como la división de poderes y la soberanía popular. Sin embargo, fueron los llamados padres fundadores de los Estados Unidos (John Adams, Thomas Jefferson, James Madison, Alexander Hamilton, etc.) los que defendieron y fundamentaron la república como forma ideal de gobierno.

Publicidad, continua debajo

La forma de gobierno republicana moderna fue adoptada por primera vez por los Estados Unidos de América (1787) y por la Francia revolucionaria (1792). Luego se extendió a diversos países de Europa Occidental y de la América independiente, que aplicaron las premisas del republicanismo a sus sistemas políticos, valores y estilos de vida.

Principios

El republicanismo sostiene los siguientes principios:

  • Igualdad ante la ley: todos los habitantes de una nación son jurídicamente iguales y cuentan con los mismos derechos y obligaciones que los demás. La república no admite títulos de nobleza ni prerrogativas de sangre.
  • Constitucionalismo: la república suele estar regida por una constitución o una carta magna que contiene todas las leyes y principios jurídicos que prevalecerán por encima de cualquier autoridad política.
  • División de poderes: para evitar los abusos de autoridad del poder concentrado en una sola persona o institución, se postula la creación de tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial. Cada uno de los ellos con independencia de acción y decisión.
  • Soberanía popular: el pueblo es quien, a través del sufragio, elige a sus autoridades por un período gubernamental determinado, ya que no existen cargos perpetuos ni vitalicios, con la excepción de los de los jueces, que una vez nombrados suelen conservar sus cargos mientras mantengan sus buen desempeño y conducta y sus facultades mentales intactas.
  • Duración limitada en el cargo: los gobernantes retienen sus cargos durante un tiempo limitado y luego deben dejar su lugar a otros.
  • Publicidad de los actos de gobierno: los gobernantes deben notificar y hacer públicas todas sus acciones y ponerlas a disposición del conocimiento de los ciudadanos.
  • Participación ciudadana: los ciudadanos están obligados a participar políticamente eligiendo a las autoridades u ocupando cargos de gobierno. También se espera de ellos que conozcan las leyes vigentes y estén al tanto de la marcha de las medidas de gobierno.
Bibliografía:
  • Bidart Campos, Germán. Manual de Historia Política. Buenos Aires, Ediar, 1994.
  • Pettit, Philip. Republicanismo. Una teoría sobre la libertad y el gobierno. Barcelona, Paidós, 1999.
  • Pocock John G. A. El momento maquiavélico. El pensamiento político florentino y la tradición republicana atlántica. Madrid, Tecnos, 2002.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2019). Republicanismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/republicanismo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!