Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2019). La Ilustración. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-ilustracion/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

La Ilustración

Movimiento intelectual, filosófico y cultural que se desarrolló en Europa durante el siglo XVIII.

7m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué fue?

Publicidad

La Ilustración fue un movimiento intelectual, filosófico y cultural hegemónico en el pensamiento europeo durante el siglo XVIII. Este movimiento es conocido también como «iluminismo» porque proponía el uso de la razón humana para “iluminar” la oscuridad de ignorancia y superstición en la que los pensadores de la época consideraban que la humanidad estaba atrapada. Por esta razón es que el siglo XVIII suele ser llamado el «Siglo de las Luces».

Anicet Charles Gabriel Lemonnier, Lectura en el salón de madame Geoffrin en 1755, 1812.

Anicet Charles Gabriel Lemonnier, Lectura en el salón de madame Geoffrin en 1755, 1812.

Los intelectuales de la Ilustración sostenían que la mente humana estaba esclavizada por los prejuicios y solo podía liberarse si se nutría con los conocimientos que provenían del análisis racional de la realidad.

A partir de esta concepción del conocimiento, la Ilustración cuestionó los principios que sostenían la organización social, política y económica sobre todo de Europa y América y tuvo gran influencia en los procesos revolucionarios que marcaron el final de la Edad Moderna.

Características

Algunas de las características del pensamiento desarrollado en el contexto de la Ilustración fueron las siguientes:

  • Constituyó el pensamiento dominante entre la burguesía en ascenso, aunque también tuvo difusión entre sectores de la aristocracia.
  • Consideraba que la razón era la única forma de acceder al conocimiento verdadero. Se llegaba a conocer el mundo a través del razonamiento controlado y limitado por la observación y la experimentación.
  • Negaba cualquier forma de conocimiento que no procediera del análisis racional y experimental. Por eso, consideraba las creencias populares y la religión como supersticiones que impedían a las personas liberarse de las ataduras que las sometían.
  • Los pensadores ilustrados se interesaron por estudiar, registrar, sistematizar y analizar todas las áreas del conocimiento, desde la naturaleza hasta el pensamiento humano.
  • Sostenía la posibilidad de progreso tanto material como moral de las sociedades a partir de los descubrimientos científicos y tecnológicos. Confiaba en que el conocimiento podía mejorar la vida de las personas y las sociedades.
  • En una sociedad en la que las personas se categorizaban de acuerdo con su origen familiar, los filósofos ilustrados sostenían que todas las personas nacían iguales y tenían derechos que eran naturales a su condición humana. Este fue el principio que sostuvo las declaraciones de derechos humanos.
  • Cuestionó el principio de que el poder de los reyes provenía de Dios, que era la base sobre la que se sostenía el absolutismo monárquico.

Difusión de la Ilustración

Las ideas ilustradas se difundieron rápidamente en Europa y América a través de varios medios que se consolidaron o aparecieron en la época. Estos fueron, entre otros, la masonería, las academias, los salones, la Enciclopedia y la escritura, que tuvo una gran alcance durante esta época y se manifestó en textos de distinto tipo, pero sobre todo en cartas y ensayos.

Las academias eran instituciones culturales que habían adquirido gran prestigio desde el Renacimiento porque eran espacios de discusión, reflexión e intercambio de ideas en contraposición a las universidades, más vinculadas al pensamiento escolástico.

Los salones eran reuniones que se realizaban en el ámbito privado, organizados generalmente por señoras de la alta burguesía, donde los invitados discutían sobre los temas de actualidad, presentaban sus creaciones musicales o literarias y, en general, ponían a consideración de un grupo de intelectuales sus ideas. Los salones fueron espacios de integración de las mujeres en el mundo de las ideas.

Publicidad, continua debajo

Pero el mayor órgano de difusión fue la Enciclopedia, esta publicación que se inició alrededor de 1750 en Francia, pretendía reunir y comunicar todo el conocimiento existente. Se publicaron 17 volúmenes que incluían contenidos sobre ciencias, artes, oficios, filosofía, geografía, etcétera. Fue el antecedente de las actuales enciclopedias tanto físicas como virtuales.

Antecedentes

Los principales antecedentes de la ilustración fueron:

  • Una tendencia sostenida desde comienzos del siglo XV a valorar el pensamiento humano como fuente del saber.
  • La difusión de dos corrientes filosóficas que tuvieron importante desarrollo en siglo XVII: el empirismo y el racionalismo. El empirismo sostenía la importancia de la observación y la experimentación para conocer los fenómenos y el racionalismo, el uso del razonamiento lógico.
  • El liberalismo inglés propuesto por John Locke, quien sostenía que la racionalidad era una característica natural de las personas y la función de los gobiernos era garantizar sus derechos naturales, es decir, la vida, la libertad, la igualdad y la propiedad.
  • La necesidad social de encontrar respuestas a las nuevas inquietudes e incertidumbres humanas que la religión y los gobiernos no podían explicar.

Consecuencias

La difusión de la Ilustración tuvo grandes consecuencias tanto en Europa como en América ya que cambió el modo de concebir la construcción de conocimiento, así como las relaciones entre las personas.

El pensamiento ilustrado dio un fuerte impulso al desarrollo del método científico y de las ciencias como las conocemos en la actualidad, lo que, en el tiempo, favoreció los avances científicos y tecnológicos.

La difusión de sus cuestionamientos al poder político vigente, a los privilegios de sangre y la idea de igualdad de las personas ante la ley favorecieron la aparición de movimientos revolucionarios, como la Revolución Francesa que derrocó la monarquía absolutista en Francia, y las revoluciones independentistas americanas que terminaron con el poder colonial en América.

En algunos Estados, el pensamiento ilustrado modificó el modo en que los reyes concebían sus funciones, dando lugar al despotismo ilustrado.

Finalmente, una consecuencia de gran impacto en la humanidad es la condensación en normas de la concepción de que las personas tienen ciertos derechos inherentes a su condición de seres humanos, dando lugar a las distintas declaraciones normativas de derechos humanos.

Principales pensadores

Algunos de los personajes y representantes destacados de la ilustración fueron:

  • Charles Louis de Secondat, barón de Montesquieu (1689-1755): filósofo francés. Escribió El espíritu de las leyes donde establecía el principio de la división de los poderes del Estado, en legislativo, ejecutivo y judicial.
  • François-Marie Arouet, más conocido como Voltaire (1694-1778): escritor y pensador francés. Defensor de la libertad de pensamiento y de la razón sobre la religión.
  • Jean-Jacques Rousseau (1712-1778): escritor nacido en Suiza. Una de sus obras más importante es El Contrato Social en la que proponía que las personas nacen libres por naturaleza y, al aceptar una autoridad que gobierne, resignan parte de esa libertad por el bien general.
  • Denis Diderot (1713-1784): intelectual francés, autor de numerosas obras y promotor de la Enciclopedia.
  • Jean le Ronde D´Alembert (1717-1783): filósofo y matemático francés, impulsor del enciclopedismo.
  • Antoine-Laurent de Lavoisier (1743-1794): biólogo y químico francés. Se lo considera el iniciador de la química moderna.
Bibliografía:
  • AA.VV. Historia Universal. 15. Los cambios de la Edad Moderna. Lima, Salvat-La Nación. 2005.
  • Reale, Giovanni y Antiseri, Dario. Historia del pensamiento filosófico y científico. T. 2. Del Humanismo a Kant. Barcelona, Editorial Herder, 1995.
  • Vovelle, Michelle. Introducción a la historia de la Revolución Francesa. Barcelona, Crítica. 1984.
  • Vovelle, Michelle. El hombre de la Ilustración. Madrid, Alianza. 1995.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2019). La Ilustración. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-ilustracion/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!