Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2023). Eslavos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/eslavos/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Enciclopedia de Historia ahora forma parte de la Enciclopedia Iberoamericana. Puedes encontrar todos los contenidos y más en nuestro nuevo sitio.

Contenidos

Eslavos

Grupo de pueblos originarios del este de Europa.

Tabla de contenidos:

¿Quiénes son?

Publicidad

Se llama eslavos a un grupo de pueblos originarios del este de Europa que comparten ciertas similitudes genéticas y lingüísticas.

En tiempos del Imperio romano, los eslavos vivían al norte de los montes Cárpatos.

Bogatýrs (1898) del pintor ruso Víktor Vasnetsov. Los bogatýrs eran guerreros eslavos de la Edad Media, comparables a los caballeros de la Europa feudal.

Bogatýrs (1898) del pintor ruso Víktor Vasnetsov. Los bogatýrs eran guerreros eslavos de la Edad Media, comparables a los caballeros de la Europa feudal.

Durante los primeros siglos de la Edad Media, tras el desplazamiento de varios pueblos germanos hacia el suroeste, los eslavos se extendieron por todo el este europeo. Habitaron entonces una amplia región comprendida entre el río Óder, al oeste, y los montes Urales, al este; y entre el mar Báltico, al norte, y las costas del Mar Negro y el Mar Caspio, al sur.

En la actualidad, los eslavos son el grupo etnolingüístico más grande de Europa, ya que ocupan casi el 50 % de la superficie del continente y constituyen el 40 % de su población, alcanzando los 350 millones de habitantes.

Origen

Los eslavos serían originarios de una región del este de Europa ubicada o bien al norte de los montes Cárpatos o en la cuenca medía del río Dniéper.

Luego de la disolución del Imperio romano de Occidente, en el 476, se extendieron hacia el sur y el oeste, ocupando una amplia región situada en Europa oriental.

Durante los siglos VI y VII todos los eslavos hablaban una lengua que los especialistas llaman proto eslavo, que tenía claras diferencias con el indoeuropeo, del que derivó, por ejemplo, el latín que hablaban los romanos.

Publicidad, continua debajo

De mediados del siglo VI datan las primeras menciones a los eslavos en las fuentes bizantinas. Historiadores de la época de los emperadores Justiniano I (527-565) y Heraclio (610-641), como Jordanes, Procopio de Cesarea y Teofilacto Simocates señalan cómo los eslavos se habían desplazado desde los Cárpatos hacia el bajo Danubio, invadiendo las provincias del Imperio bizantino ubicadas al sur de ese río. Jordanes los llamaba “sklavinoi”, término que los historiadores árabes medievales transformaron en “saqaliba”.

El protoeslavo que hablaban esos grupos a los que se refiere Jordanes mantuvo su uniformidad hasta fines del siglo VII o comienzos del siglo VIII cuando comenzó a dar origen a diferentes lenguas eslavas: checo, eslovaco, polaco, ruso, ucraniano, serbio, croata, etcétera.

Clasificación

Los pueblos eslavos suelen ser clasificados en 3 grandes grupos:

  • Eslavos occidentales: que incluye a los checos, moldavos, eslovacos, silesios y polacos. Durante la Alta Edad Media habitaron una región comprendida entre el río Elba, al oeste, y el río Vístula, al este; y entre el mar Báltico, al norte, y el río Danubio, al sur.  A partir del siglo IX dieron origen a varios Estados entre ellos el reino de la Gran Moravia y el de Polonia.
  • Eslavos orientales: integrados por drevlianos, kríviches, polanos, radímiches, viátiches y severios. La unión de estos pueblos dio origen a rusos, ucranianos y bielorrusos. Entre los siglos VII y IX ocuparon las llanuras de las actuales Ucrania, Bielorrusia y Rusia y recibieron el influjo de los varegos, grupos de vikingos que remontaron los ríos del este de Europa. Crearon poderos reinos como la Rus de Kiev y, luego de la irrupción mongola de mediados del siglo XIII, el principado de Moscú.
  • Eslavos meridionales: establecidos en la península de los Balcanes y constituidos por serbios, croatas, eslovenos, montenegrinos, búlgaros, macedonios y bosnios. Dieron origen al primer imperio búlgaro y al reino de Serbia, que se extendieron sobre territorios que hasta mediados del siglo VII dominaban los bizantinos. Entre fines de la Baja Edad Media y principios de la Edad Moderna, todos los eslavos meridionales fueron absorbidos por el Imperio turco otomano.

Paneslavismo

Durante el siglo XIX cobró fuerza el paneslavismo, una ideología que impulsaba la unidad de todos los eslavos bajo un mismo Estado y que defendía la práctica del cristianismo ortodoxo.

Los dirigentes del Imperio ruso utilizaron el paneslavismo para alentar la rebelión de los pueblos eslavos sometidos al domino del Imperio otomano y para atacar a los turcos, lo que dio lugar a varias guerras ruso-turcas.

Las potencias occidentales, en especial Francia y Gran Bretaña, se opusieron a las aspiraciones del Imperio de los zares, porque temían que Rusia extendiera su influencia hasta el sur de Grecia y que se hiciera con el dominio de los Dardanelos y accediera así al Mediterráneo oriental. Esta oposición dio lugar, por ejemplo, a la guerra de Crimea.

Religión y creencias

El bautismo de San Vladimiro pintura realizada por el pintor ruso Víktor Vasnetsov en 1890. El bautismo de Vladimir I de Kiev, en el 988, es considerado como el inicio de la cristianización de los pueblos eslavos.

El bautismo de San Vladimiro pintura realizada por el pintor ruso Víktor Vasnetsov en 1890. El bautismo de Vladimir I de Kiev, en el 988, es considerado como el inicio de la cristianización de los pueblos eslavos.

Antes de su conversión al cristianismo, hacia fines del siglo X, los eslavos eran politeístas, ya que adoraban a una gran cantidad de divinidades asociadas a elementos de la naturaleza, como el rayo, el trueno, las aguas, etc.

Si bien cada pueblo tenía sus propias divinidades, adoraban a algunos dioses comunes entre ellos Perún y Veles, protagonistas de una eterna batalla cósmica en la mitología eslava.

Perún era el dios celestial del trueno y el rayo y gobernaba el mundo de los vivos desde una fortaleza ubicada en la rama más alta del Árbol del Universo. Veles, en cambio, era el señor del submundo, por lo que gobernaba el reino de los muertos. Perún era invocado por los guerreros y por los campesinos que le pedían que lloviera. Veles era el dios del ganado, y protegía a los pastores y los comerciantes. Perún proporcionaba el orden, Veles provocaba el caos.

Otras divinidades importantes de los eslavos eran dos hijos de Perún: Yarilo, dios de la fertilidad y la vegetación; y su hermana, Morana, diosa de la naturaleza y la muerte. Yarilo era representado como un joven fogoso que iba montado sobre un caballo blanco con una corona de flores en la cabeza, que cortejaba a Morana y se casaba con ella.

Otra divinidad importante fue Svarog, dios del fuego y la herrería, el equivalente al Hefesto de los antiguos griegos. Tenía dos hijos: Svarózhich, que representaba el fuego en la tierra, y Dazhbog, que simbolizaba el fuego del cielo y estaba asociado al Sol.

Bibliografía:
  • Morejón José Alipio. “Los pueblos eslavos. Historia y trascendencia de una civilización fascinante”. En: Raíces de Europa. Disponible en: https://www.youtube.com/watch?v=G-o7irfUfI8&t=173s
  • Plokhy, Serhii. Las puertas de Europa. Una historia de Ucrania. Barcelona, Ediciones Península, 2022.
  • Torres Prieto, Susana. Los antiguos eslavos. Madrid, Síntesis, 2020.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2023). Eslavos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/eslavos/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!