Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2020). Revolución cubana. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/revolucion-cubana/). Última edición: febrero 2020. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Revolución cubana

Insurrección armada ocurrida en Cuba, en contra de la dictadura de Fulgencio Batista.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue la Revolución cubana?

Publicidad

La Revolución cubana fue una insurrección armada, llevada a cabo por el movimiento de izquierda cubano, al mando de Fidel Castro, que ocurrió entre 1953 y 1959.

Esta luchó en contra del gobierno cubano de Fulgencio Batista, quien había ocupado el cargo de presidente desde 1940 hasta 1944 y luego por la fuerza desde 1952 hasta 1959.

El gobierno de Batista se caracterizó por la corrupción y la alianza con miembros de la mafia ítalo estadounidense, quienes controlaban el negocio de los juegos de azar y las concesiones a empresas extranjeras, para instalar casinos y hoteles de lujo en Cuba. También reprimió a las huelgas obreras y los movimientos populares de protesta debido a la desocupación y la pobreza.

Antecedentes

Hacia 1800 Cuba era una colonia española que producía azúcar y tabaco en plantaciones trabajadas por mano de obra esclava.

La invasión francesa de la península ibérica, en 1808, conmovió a los criollos cubanos, que juraron lealtad a la Corona española por temor a una revolución social.

Pero tras la Independencia de México y la prohibición de la trata de esclavos decretada por Gran Bretaña, algunos criollos plantearon la posibilidad de romper con España. Esas conspiraciones dieron lugar a los primeros levantamientos independentistas, que a mediados del siglo XIX fueron desbaratados por los españoles.

Tras otro intento frustrado, en 1868, la guerra de la Independencia se reinició en 1895 y se prolongó hasta 1898, cuando la intervención de los Estados Unidos trajo como consecuencia una contundente derrota española.

Publicidad, continua debajo

Los estadounidenses mantuvieron una fuerza de ocupación hasta 1902 cuando se proclamó la Independencia de Cuba y se convocó a una Asamblea Constituyente.

Esta asamblea redactó una constitución republicana, que fue revisada por el gobierno estadounidense. Este impulsó la Enmienda Platt, que le dio derecho a intervenir militarmente si consideraba que sus intereses se veían afectados.

A partir de entonces Cuba comenzó a transitar la vida independiente, pero bajo la tutela de los Estados Unidos, cuyas empresas invirtieron capitales en la industria azucarera.

La Gran Depresión provocó una baja de los precios internacionales del azúcar, generando una fuerte crisis económica. Frente a los despidos y la baja de salarios, el Congreso Nacional de Obreros Cubanos decretó una huelga general. Esta medida de fuerza inició una revolución que en 1933 derribó a la dictadura del general Gerardo Machado. El poder fue asumido por un gobierno nacionalista en el que se destacó el líder revolucionario Antonio Guiteras. Como ministro de Gobernación, derogó la Enmienda Platt, suspendió el pago de la deuda externa y estableció la jornada laboral de 8 horas.

Alarmados por estas medidas, los dirigentes estadounidenses organizaron una sublevación militar, que fue liderada por Batista. Guiteras defendió su gobierno con las armas, pero murió en combate y los sublevados tomaron el poder. Así llegó a su fin la Revolución de 1933, que fue antecedente directo de la Revolución cubana.

Desarrollo

La Revolución cubana se inició el 26 de julio de 1953, con el intento de un grupo de ciento treinta y cinco insurgentes de tomar una instalación del ejército cubano, el Cuartel Moncada, ubicado en la ciudad de Santiago de Cuba. Entre ellos se encontraban los hermanos Fidel y Raúl Castro, quienes recibieron una condena de diez años de prisión por participar del alzamiento.

En 1955, Batista sancionó una ley de amnistía que dejó en libertad a los hermanos Castro. Inmediatamente, Fidel fundó el «Movimiento Popular 26 de Julio», cuyo objetivo era derrocar a Batista.

En 1955, los hermanos Castro se radicaron en México, donde comenzaron a organizar un grupo guerrillero para invadir Cuba. Allí conocieron al médico y militante comunista argentino Ernesto «Che» Guevara, quien al poco tiempo se integró al movimiento.

Fotografía de Fidel Castro, uno de los principales líderes de la Revolución cubana.

Fotografía de Fidel Castro, uno de los principales líderes de la Revolución cubana.

El 25 de noviembre de 1956 un grupo de ochenta y dos rebeldes del 26 de Julio, dirigidos por Fidel Castro, partieron desde el puerto mexicano de Tuxpan a bordo de un yate llamado Granma. Luego de siete días de navegación, desembarcaron en la costa oriental de la isla, donde fueron emboscados por el ejército de Batista. La mayor parte del grupo murió en el combate o fueron tomados prisioneros. El resto se dispersó y se reencontró en la Sierra Maestra.

Poco a poco, los insurgentes lograron engrosar sus fuerzas con campesinos de las áreas rurales circundantes y comenzaron a lograr pequeñas victorias. Cuando lograron ocupar la ciudad de Santa Clara y apropiarse de un tren que llevaba municiones a las tropas del régimen, Batista, abrumado por esas derrotas, huyó a República Dominicana.

Durante 1959, los insurgentes entraron en las ciudades de Santiago de Cuba y la Habana. La revolución había triunfado.

Causas

Las causas de la Revolución cubana fueron las siguientes:

  • El autoritarismo del gobierno de Batista, quien había llegado a la presidencia mediante el uso de la fuerza y se mantenía en el poder a través de la represión a su oposición y las manifestaciones.
  • Durante el gobierno de Batista, los sectores más humildes de la población padecían desocupación, pobreza y exclusión social, mientras que unos pocos privilegiados monopolizaban los recursos productivos de Cuba, sobre todo las plantaciones de tabaco y azúcar.
  • La injerencia de los Estados Unidos, que apoyaba al gobierno de Batista e invertía en los sectores productivos y en los negocios relacionados con juegos de azar y turismo.

Consecuencias

Las consecuencias de la Revolución cubana fueron las siguientes:

  • Los insurgentes instauraron un gobierno revolucionario encabezado por Fidel Castro. Sus primeras medidas, en especial una reforma agraria, la nacionalización de tierras y empresas, provocaron la oposición de los Estados Unidos. Debido a esta hostilidad, el gobierno de Castro se declaró socialista y se alineó con la Unión Soviética. De esta manera, la Revolución cubana se inscribió dentro de la llamada Guerra Fría, en la que se enfrentaron los Estados Unidos y la Unión Soviética por el liderazgo mundial.
  • El gobierno de los Estados Unidos reforzó el embargo comercial, económico y financiero (conocido como bloqueo a Cuba) que había decretado en 1960. El objetivo de este embargo era impedir que Cuba pudiera comprar o vender productos y recibir inversiones extranjeras.
  • La firme decisión del gobierno de los Estados Unidos, de impedir que estallaran, en América, revoluciones similares a la cubana, llevó al desarrollo de la Doctrina de la Seguridad Nacional. Esta doctrina, enseñada a los militares latinoamericanos en las academias militares estadounidenses, señalaba la importancia de combatir a los enemigos internos para impedir que el comunismo internacional tomara el poder. De esta manera se legitimó la toma del poder por parte de las fuerzas armadas y las sucesivas dictaduras que se instalaron en América Latina, en las décadas de 1960 y 70.
  • Se constituyó un régimen de gobierno que logró brindar salud y educación de calidad a toda la población, pero que se sostuvo con una democracia muy limitada, con proscripción de partidos políticos, encarcelamientos y represión de los opositores.
Bibliografía:
  • Domínguez, Jorge: “Cuba, 1959-1990”. En: Bethell, Leslie (ed.). Historia de América Latina. México y el Caribe desde 1930. Barcelona, Crítica / Grijalbo Mondadori, 1990.
  • Moniz Bandeira, Alberto. De Martí a Fidel. La revolución cubana y América Latina. Buenos Aires, Norma. 2007.
  • Pérez-Stable, Marifeli. La revolución cubana. Orígenes, desarrollo y legado. Madrid, Colibrí. 1998.
  • Rojas, Rafael. Historia mínima de la revolución cubana. Madrid, El Colegio de México-Taurus. 2015.
  • Tutino, Saverio. Breve síntesis de la revolución cubana. México, Era. 1979.
  • Zanetti, Oscar. Historia mínima de Cuba. Madrid, El Colegio de México-Turner. 2013.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2020). Revolución cubana. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/revolucion-cubana/). Última edición: febrero 2020. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!