Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2022). Metamorfosis. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/metamorfosis/). Última edición: junio 2022. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Metamorfosis

Proceso que está asociado con el desarrollo de los animales.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

La metamorfosis es un proceso que está asociado con el desarrollo de los animales, el cual involucra cambios estructurales y fisiológicos (cambio de forma) que le permiten al animal, convertirse de un animal inmaduro a uno joven.

Su nombre es de origen griego y se deriva de la palabra metamorphosis que significa meta-cambio y phosis-forma, es decir, cambio de forma que desde luego va asociado a la transformación de los animales. En el reino animal existe una gran variedad de ellos, y la metamorfosis es una de los rasgos que define a un gran grupo de animales.

Este proceso está regido y controlado por actividades hormonales, estas hormonas son producidas gracias al funcionamiento de ciertas zonas del cerebro y algunos ganglios, en la mayoría de los casos el cambio producido en la especie animal desde el punto de vista de la metamorfosis, depende de la cantidad de hormona juvenil presente.

Son transformaciones evolutivas, por lo tanto, no permiten que la especie regrese a su estado inicial desde el punto de vista fisiológico y morfológico.

Metamorfosis en los insectos

La metamorfosis de la mariposa: un proceso biológico que abarca huevo, oruga, crisálida y mariposa.

La metamorfosis de la mariposa: un proceso biológico que abarca huevo, oruga, crisálida y mariposa.

Los insectos corresponden al grupo de artrópodos (animales que poseen apéndices articulares y exoesqueleto de quitina) con mayor diversidad, se caracterizan por poseer tres pares de patas, algunos poseen un par de alas y otros no poseen, dentro de este grupo se encuentran: moscas, cucarachas, abejas, mariposas.

Los insectos durante su progreso sufren metamorfosis en donde producen una serie de mudas para su evolución, este proceso generalmente está asociado con el desarrollo de las alas en el insecto en su estado adulto.

Normalmente más del 88% de los insectos manifiestan un metamorfismo completo como es el caso de las avispas y las mariposas. Se comienza con el proceso de huevo a larva (normalmente conocida como oruga, cresas o gusanos), luego esta última comienza a crecer ocurriendo varias intermudas entre ellas y desarrollándose internamente las alas. La larva produce a su alrededor un capullo formándose como una pupa o crisálida.

Publicidad, continua debajo

Finalmente ocurre una última muda en donde se forma completamente el insecto adulto, normalmente sin pigmentos y con sus alas encogidas, al pasar un corto tiempo estas alas se desarrollan endureciéndose y estirándose; cuando los insectos exhiben este tipo de metamorfosis completa se les llaman holometábolos.

Algunos insectos también presentan una metamorfosis gradual o incompleta como es el caso de los saltamontes y las libélulas. En estos insectos comienza la transformación desde el huevo para formar un estado juvenil denominado ninfas donde ocurren los cambios de intermuda para llegar a la adultez; todos aquellos insectos que presentan un metamorfismo gradual son llamados hemimetábolos.

Metamorfosis en los anfibios

Los anfibios son animales que presentan vértebras y carecen de exoesqueleto, generalmente presentan dos pares de extremidades una piel lisa y húmeda y poseen glándulas; son casi terrestres y pasan con facilidad de un ambiente acuático a tierra firme. Dentro de este grupo se encuentran: las ranas, sapos y salamandras.

La metamorfosis más llamativa dentro de los animales de este grupo lo muestran las ranas y sapos: su fase de metamorfosis inicia cuando los huevos de las ranas se convierten en larvas llamadas renacuajos, en estos momentos no poseen patas, contienen branquias externas y cola, y se alimenta de algas durante unos meses.

Seguidamente comienzan los cambios significativos generados netamente por hormonas secretadas por la glándula tiroides de estos anfibios; sus branquias comienzan a desaparecer para ser reemplazados por pulmones, la cola se reabsorbe y comienzan a desarrollarse las patas, su tubo digestivo cambia, su boca se ensancha y se forma una lengua, por lo tanto, su alimentación cambia a una dieta carnívora. Finalmente, al terminar este proceso de metamorfosis compleja, se obtiene una rana adulta sexualmente madura.

Ejemplos

Entre los ejemplos las comunes de la metamorfosis se encuentran:

  • La metamorfosis de las avispas, donde comienza con la formación de huevos planos, luego se forma la larva, segunda de la crisálida donde comienzan los cambios físicos para obtener una avispa adulta.
  • La metamorfosis de la libélula la cual comienza gracias a la formación del huevo y partiendo de ella se forma una ninfa donde comienza una serie de transformaciones para dar finalmente una libélula adulta.
  • Entre los animales que pueden sufrir estos tipos de metamorfosis ya mencionadas se encuentran: las hormigas, los escarabajos, los gorgojos, las pulgas, las cigarras, los mosquitos, los chinches, los saltamontes entre otros.
Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Eldra, S. et al. Biología. (8a ed.) Madrid: Editorial Interamericana Mc Graw Hill.2008.
  • Robert, H. Zoología. (8a ed.) Madrid: Editorial interamericana McGraw-Hill. 1990.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2022). Metamorfosis. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/metamorfosis/). Última edición: junio 2022. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!