Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Jessica Noemí Solano (2021). Artrópodos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/artropodos/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Artrópodos

Uno de los filos de animales invertebrados que comprende a los insectos, los miriápodos, los crustáceos y los quelicerados.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Los artrópodos son uno de los filos de animales invertebrados que comprende a los insectos, los miriápodos, los crustáceos y los quelicerados. Dentro del reino animal, es el filo más grande tanto por la riqueza específica, es decir, la cantidad de especies, como por el número de individuos.

El éxito de este filo se debe a la presencia de un exoesqueleto que les ha permitido colonizar sitios con poca humedad, al pequeño tamaño corporal y al alto grado de especialización en lo que respecta a la dieta y al hábitat. Además, la capacidad de volar de muchos insectos también les ha permitido colonizar nuevos espacios que no están disponibles para otros animales. A su vez, la metamorfosis completa que tienen muchos artrópodos también contribuye a este éxito ya que hace que los distintos estadios de una especie no compitan entre sí por el alimento o el espacio.

Características

Las mariposas, una de las especies de artrópodos más populares.

Las mariposas, una de las especies de artrópodos más populares.

Los artrópodos son animales muy diversos. Sin embargo, comparten las siguientes características principales:

  • Tienen apéndices articulados, característica que define a este filo.
  • Presentan el cuerpo segmentado formando una cabeza, un tórax y un abdomen. En algunos artrópodos, la cabeza y el tórax están fusionados formando el cefalotórax.
  • Poseen un exoesqueleto articulado que es impermeable y les da protección frente a posibles depredadores. El exoesqueleto no solo es externo sino que también recubre ambos extremos del tubo digestivo y las tráqueas.
  • Atraviesan el proceso de la muda por el cual estos invertebrados cambian su exoesqueleto y aumentan su tamaño corporal.
  • Los músculos se insertan en el exoesqueleto y, al contraerse, permiten su movimiento.
  • Tienen un sistema circulatorio abierto.
  • El sistema respiratorio puede estar formado por tráqueas, branquias laminares o pulmones en libro.
  • El sistema excretor está formado por túbulos de Malpighi. En muchas especies de artrópodos, estos túbulos recolectan agua y desechos nitrogenados del hemocele, los vacían en el intestino y los excretan a través del ano junto con las heces.
  • Tienen un sistema nervioso formado por varios pares de ganglios que se conectan por dos cordones nerviosos ventrales. Además se caracterizan por tener ojos compuestos además de otros receptores de estímulos.

Clasificación

En el linaje de los artrópodos se han producido tres ramificaciones que dieron origen a los mandibulados terrestres, los mandibulados acuáticos y los quelicerados.

Mandibulados terrestres

Este grupo está representado principalmente por los insectos y los miriápodos. Estos artrópodos se caracterizan por tener un solo par de antenas y mandíbulas que difieren de las de los crustáceos. Respiran a través de tráqueas que son unos conductos muy pequeños que se abren al exterior y transportan oxígeno hacia las células.

Los insectos constituyen el grupo de animales más diverso de la Tierra y son los únicos invertebrados que han conquistado el aire. Si bien hay muchos de estos artrópodos que no tienen alas, la gran mayoría posee dos pares de alas. El primer par puede estar modificado, por ejemplo para proteger al otro par de alas o para aportar equilibrio en el aleteo. En cambio, el segundo par de alas suele ser membranoso y es el que generalmente permite el vuelo.

Todos los insectos tienen tres pares de patas que se insertan en el tórax al igual que las alas. Los miriápodos, en cambio, tienen muchas más patas: los ciempiés presentan un par de patas por segmento corporal, mientras que los milpiés poseen dos pares de patas por segmento.

Publicidad, continua debajo

Mandibulados acuáticos

Este grupo está representado por los crustáceos. Estos animales son acuáticos excepto algunos cangrejos que son anfibios y los bichos bolita y cochinillas que son terrestres. La gran mayoría presenta branquias laminares que les permite realizar el intercambio gaseoso con el agua. Es por ello que gran parte de los crustáceos terrestres buscan mantener sus branquias siempre húmedas.

Los crustáceos se diferencian de los mandibulados terrestres porque tienen dos pares de antenas y patas (o apéndices semejantes) tanto en el tórax como en el abdomen. Además el tórax suele estar fusionado con la cabeza dando lugar al cefalotórax. Muchos de estos artrópodos presentan caparazones y su abdomen termina en una aleta natatoria denominada telson.

Quelicerados

Este grupo está representado por los límulos o cangrejos cacerola, las arañas de mar y los arácnidos, donde se incluyen las arañas, los escorpiones y los ácaros. El cuerpo de estos artrópodos tiene solo dos segmentos: el cefalotórax, también llamado prosoma, y el abdomen u opistosoma. Este último está subdividido en los escorpiones.

Los quelicerados no tienen antenas ni mandíbulas como el resto de los artrópodos. El primer par de apéndices son los quelíceros que pueden dar lugar a pinzas, como las de los escorpiones, o a colmillos, como los de las arañas. El segundo par de apéndices son los pedipalpos que pueden estar transformados en pinzas o en patas, o pueden servir como órganos sensoriales o reproductores.

Otra característica que distingue a los quelicerados del resto de los artrópodos es la presencia de pulmones en libro, que son sacos laminares que surgen de la invaginación del tegumento.

Reproducción

La mayoría de los artrópodos tienen sexos separados (es decir, son dioicos), se reproducen sexualmente y son ovíparos. Los embriones pueden tener un desarrollo directo, como ocurre en los arácnidos, o indirecto, como en muchos insectos. En este caso, a lo largo del ciclo de vida se suceden algunos estadios larvales hasta llegar al adulto.

A pesar de estas características generales, no faltan excepciones dentro de la diversidad de los artrópodos. Es por ello que hay especies que son hermafroditas o se reproducen de manera asexual por partenogénesis. Esto último se da en algunos crustáceos e insectos.

Alimentación

Los artrópodos presentan todo tipo de alimentación. Muchas especies son herbívoras, principalmente los insectos como las mariposas, los saltamontes y algunas hormigas. Otras especies son carnívoras, como la mayoría de los crustáceos, arácnidos y miriápodos. Y algunas se alimentan de restos orgánicos, como muchos escarabajos.

Generalmente, los artrópodos tienen una digestión intracorporal de los alimentos. Sin embargo, hay animales como las arañas en los que la digestión comienza fuera del cuerpo. Estos arácnidos vierten sus enzimas digestivas sobre la presa paralizada y luego absorben los nutrientes parcialmente digeridos.

La alimentación de los artrópodos es diversa no solo entre las distintas especies sino dentro de una misma especie. En muchos insectos, las larvas tienen una fuente alimenticia diferente de la de los insectos adultos. Esto minimiza la competencia por el alimento y contribuye al éxito de estos invertebrados. Aún más, las piezas bucales de las distintas especies de insectos suelen ser diferentes, lo que da cuenta de la especificidad de la dieta.

Hábitat

Los artrópodos han colonizado muchos ambientes a los que otros animales no han llegado. La mayoría de las especies son terrestres, siendo los crustáceos los únicos artrópodos acuáticos. Estos pueden encontrarse tanto en agua dulce como marina.

En la superficie terrestre, los artrópodos se extienden desde ambientes húmedos hasta secos. Incluso, muchas especies de insectos han colonizado el espacio aéreo y a través de él han llegado a nuevos ambientes.

Ejemplos

A continuación, se listan ejemplos de los cuatro grupos más representativos de los artrópodos:

Insectos Escarabajos, cucarachas, hormigas, langostas, grillos, chinches, piojos, pulgas, abejas, avispas moscas, mosquitos, mariposas, libélulas.
Miriápodos Ciempiés, milpiés.
Crustáceos Cangrejos, camarones, langostinos, langostas, centollas, pulgas de agua, bichos bolita, cochinillas de tierra.
Quelicerados Cangrejos cacerola o herradura, arañas de mar, tarántulas, escorpiones, ácaros del polvo, garrapatas.
Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Hickman, C. P., Roberts, L. S. & Parson, A. Principios integrales de zoología. (10ª ed.) Madrid: McGraw-Hill / Interamericana de España. 2000.
  • Ruppert, E. E. & Barnes, R. D. Zoología de los invertebrados. (6ª ed.) México: McGraw-Hill / Interamericana Editores. 1996.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Ciencias Biológicas (Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires). Editora y redactora de contenidos.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Jessica Noemí Solano (2021). Artrópodos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/artropodos/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 26 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!