Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2024). Capilla Sixtina. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/capilla-sixtina/). Última edición: julio 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Capilla Sixtina

Monumento arquitectónico perteneciente a la Iglesia católica dentro de la Ciudad del Vaticano.

8m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué es?

Publicidad

La Capilla Sixtina es un monumento arquitectónico perteneciente a la Iglesia católica que es visitado anualmente por millones de turistas y estudiosos de arte ya que en sus paredes se reúnen algunas de las expresiones más admiradas de la pintura del Renacimiento.

El edificio está integrado a los palacios que constituyen la residencia oficial de los papas en la Ciudad del Vaticano. Como capilla, fue concebida como un espacio público, aunque restringido a los miembros del clero vaticano, dentro del palacio privado del papa.

Aspecto exterior de la Capilla Sixtina en el momento de su construcción según un grabado del siglo XIX.

Aspecto exterior de la Capilla Sixtina en el momento de su construcción según un grabado del siglo XIX.

Su construcción se inició en el siglo XV aprovechando las paredes de la anterior Capilla Magna medieval donde se reunía la corte papal.

Por su ubicación entre los edificios del complejo vaticano, estaba vinculada a la Basílica de San Pedro y a las estancias donde el papa realizaba sus audiencias. En la actualidad, se accede a través de un pasaje laberíntico en el recorrido por los museos pontificios.

Características

Entre las características de este monumento se pueden mencionar las siguientes:

Interior de la Capilla Sixtina.

Interior de la Capilla Sixtina.

  • Además de su importancia artística, la capilla tiene una fuerte significación de espacio sagrado para los católicos, ya que es el espacio de reunión del colegio cardenalicio cuando se realizan los cónclaves para elegir un nuevo pontífice. En ese sentido, es el lugar donde se convoca al Espíritu Santo para que se manifieste a través de los cardenales.
  • Su nombre hace referencia al papa Sixto IV (pontífice desde 1471 al 1484), quien ordenó su construcción en el contexto de un proceso de renovación de los edificios vaticanos con el fin de darles una magnificencia que materializara simbólicamente el poder terrenal de la Iglesia.
    • Se ha atribuido el diseño arquitectónico a Bacio Pontelli, arquitecto de Sixto IV, pero en realidad fue construida por Giovannino de Dolce.
  • Su construcción se inició en 1475 y finalizó en 1483, aunque el proceso de decoración se prolongó durante el siglo XVI. Tuvo, además, intervenciones posteriores.
  • Ocupa un espacio rectangular de aproximadamente 40 metros de largo por 13,5 de ancho y casi 21 de altura, rematado por una bóveda no muy profunda. En el tercio superior tiene una hilera de ventanas rematadas con arcos de medio punto.
  • La tipología de su planta remite a numerosas capillas y templos anteriores, desde el templo de Jerusalén destruido por los romanos en el año 70 d. C., hasta la Gran capilla del palacio papal de Avignon.
  • El espacio de la capilla está dividido por una cantoría, una especie de valla de mármol, realizada por Andrea Bregno, que separaba las altas jerarquías eclesiásticas de los asistentes comunes durante las ceremonias.
  • Las paredes y la bóveda están cubiertas de frescos realizados por los artistas más importantes del Renacimiento.

Decoración

La decoración de la capilla se caracteriza por su riqueza ornamental. Sixto IV y sus sucesores utilizaron los elementos más lujosos que se podían obtener en la época.

El piso está recubierto de mosaicos de pórfido realizado en estilo cosmatesco y remiten tanto a la tradición medieval italiana propia de ese estilo, como a su referente más lejano, los tradicionales mosaicos romanos.

Publicidad, continua debajo

Tres de las cuatro paredes están divididas en tres registros horizontales y completamente cubiertas de frescos:

Bóveda de la capilla realizada por Miguel Ángel Buonarrotti. En el centro se observa la famosa escena de La creación de Adán.

Bóveda de la capilla realizada por Miguel Ángel Buonarrotti. En el centro se observa la famosa escena de La creación de Adán.

  • El registro superior presenta retratos de los papas dentro de hornacinas intercalados con las ventanas.
  • El registro central, encargado por Sixto IV, fue realizado entre 1481 y 1482 por una serie de pintores florentinos, o activos en Florencia, enviados por Lorenzo de Medici. Representa episodios del Antiguo y Nuevo Testamento referidos a la vida de Moisés como transmisor de la antigua Ley y de Jesucristo, de la Nueva.
    • La pared sur representa la vida de Moisés y está compuesta por las siguientes obras: Vuelta de Moisés a Egipto y circuncisión de Eliezer, de Pietro Perugino; Pruebas de Moisés y Castigo de los rebeldes, de Sandro Botticelli; Paso del Mar Rojo, de Cosimo Rosselli o Domenico Ghirlandaio; Descenso del monte Sinaí, de Cosimo Roselli; y Testamento y muerte de Moisés, de Luca Signorelli y Bartolomeo della Gatta.
    • La pared norte trata sobre la vida de Cristo y está compuesta por las siguientes obras: El bautismo de Cristo, de Pietro Perugino; Las tentaciones de Cristo, de Sandro Boticelli; La vocación de los Apóstoles, de Domenico Ghirlandaio; El sermón de la montaña, atribuido a Cosimo Rosselli; La entrega de las llaves a San Pedro, de Pietro Perugino y La Última Cena, de Cosimo Rosselli.
    • La pared este, donde se encuentra el ingreso a la capilla, presenta frescos sobre la resurrección de Cristo y la disputa del cuerpo de Moisés, de Hendrik van den Broecke y Matteo de Lecce, ambos realizados en el siglo XVI.
  • El registro inferior está pintado con tapicería simulada.
  • La bóveda está cubierta con un ciclo de frescos de Miguel Ángel Buonarroti relacionados temáticamente con los del registro intermedio. Representa historias del libro del Génesis de la Biblia: la creación, Adán y Eva, la historia de Noé y el diluvio universal y numerosos personajes bíblicos, profetas y sibilas, entre motivos ornamentales de complejo simbolismo.
  • La pared oeste, también pintada por Miguel Ángel, representa el Juicio Final según el libro del Apocalipsis.
  • La decoración completa de la Capilla resume la historia del universo según la Revelación cristiana.

Historia

La capilla se comenzó a construir en 1475. Hasta 1483 se realizaron los frescos de las paredes y se decoró la bóveda con un cielo azul estrellado pintado por Pier Matteo d’Amelia.

El 15 de agosto de 1483 el papa Sixto IV finalmente consagró la capilla dedicándola a la Asunción de María.

A comienzos del siglo XVI, un nuevo papa, Julio II, decidió modificar la decoración de la bóveda, en parte por algunos deterioros que había sufrido y en parte porque consideraba que no tenía la magnificencia que se esperaba de una capilla papal. Encargó esta tarea a Miguel Ángel Buonarroti quien, entre 1508 y 1512, realizó los frescos que se pueden ver en la actualidad.

Poco más adelante, el papa León X encargó a Rafael Sanzio una serie de 16 cartones para una serie de tapices que cubrieran el registro inferior de la capilla. Estos tapices, realizados en Flandes se colgaban en ocasiones de gala.

En 1522 colapsó el dintel de la puerta de ingreso y se desprendió parte de la mampostería. Como consecuencia se perdieron los frescos de la resurrección de Cristo y de la disputa del cuerpo de Moisés pintados en el siglo XV. Por orden del papa Gregorio III fueron reemplazados otros de la misma temática.

Finalmente, en 1533, el papa Clemente VII encargó a Miguel Ángel la pintura de la pared oeste con el tema del Juicio final. La escena, repleta de desnudos, fue considerada indecente por la iglesia contrarreformista y muchas de las imágenes se “vistieron” luego de la muerte del artista.

Varios siglos de iluminación con velas y humo de inciensos cubrieron las pinturas de una capa de hollín ensuciando las imágenes. Por este motivo, entre 1977 y 1999 se realizó una restauración de la capilla que la renovó completamente y cambió el conocimiento sobre el uso del color en la pintura de Miguel Ángel, al develar un colorido intenso y audaz.

Bibliografía:

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2024). Capilla Sixtina. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/capilla-sixtina/). Última edición: julio 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!