Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2021). La creación de Adán. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-creacion-de-adan/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

La creación de Adán

Pintura al fresco de Miguel Ángel Buonarroti, ubicada en la bóveda de la Capilla Sixtina.

6m
·
Tabla de contenidos:

La creación de Adán, por Miguel Ángel Buonarroti.

Datos

Autor Miguel Ángel Buonarroti (1475-1564)
Nombre de la obra La creación de Adán
Fecha 1508-1512
Técnicas y materiales Fresco
Dimensiones 280 × 570 cm
Ubicación Bóveda de la Capilla Sixtina, Ciudad del Vaticano.
Período/estilo Renacimiento

Definición

La creación de Adán es una pintura al fresco ubicada en la bóveda de la Capilla Sixtina, en el Vaticano. Forma parte de un gran ciclo iconográfico dedicado a la historia universal, de acuerdo con la concepción del cristianismo, antes de la ley de Moisés.

Publicidad

Fue realizada por el artista florentino Miguel Ángel Buonarroti a principios del siglo XVI.

La obra ocupa uno de los 9 recuadros centrales que narran distintos episodios de la historia bíblica de la humanidad de acuerdo con el libro del Génesis, desde la creación hasta la historia de Noé y el renacer de la humanidad luego del diluvio universal.

Ubicación de La creación de Adán en la bóveda de la Capilla Sixtina.

Ubicación de La creación de Adán en la bóveda de la Capilla Sixtina.

Características

Entre las características principales de La creación de Adán se pueden mencionar las siguientes:

  • El tema que trata esta escena es la creación del primer ser humano, Adán, según el relato bíblico del libro del Génesis (1, 26-27).
  • La escena no se ubica en el jardín del Edén, como se acostumbraba a representar, sino en un espacio indefinido. Miguel Ángel ubicó a Dios Padre flotando en el espacio y a Adán sobre una superficie de tonos verdes que se podría asociar a la tierra. Una franja azul por encima del cuerpo se asocia con el aliento divino que le dio la vida.
  • Dios Padre aparece envuelto en un manto rojo que cobija personajes sin una identificación clara. Algunos de ellos son ángeles sin alas y otros han sido interpretados como las almas de las personas por nacer. Entre ellas, rodeada por el brazo izquierdo de Dios, estaría Eva, la primera mujer creada a partir de una costilla de Adán.
    • La forma de ese manto ha recibido diversas interpretaciones. Algunos autores reconocen la forma de un útero humano, en el que la cinta verde que lo recorre y flota debajo sería una alusión al cordón umbilical. También se ha asociado a un cerebro humano. Según esta mirada, Miguel Ángel habría aludido a la mente divina como el origen de todo lo creado.
  • De acuerdo con los principios humanistas vigentes durante el Renacimiento, Miguel Ángel privilegió el aspecto de la narración bíblica que señala la creación humana a imagen y semejanza de Dios. Es decir, destacó el paralelismo entre Dios y los seres humanos a través del recurso de darles a ambos formas semejantes. Las dos figuras tienen dimensiones y volumetría similares y la postura de ambos cuerpos está espejada. Es probable que el artista haya usado el mismo dibujo como modelo para representar a los dos personajes.

Análisis

La composición de La creación de Adán es innovadora, se distancia del modo acostumbrado de representar la creación del primer hombre. El artista separó el espacio terrenal, en el que ubicó a Adán, del espacio celestial en el que Dios flota junto con los demás seres espirituales. Para hacerlo, estableció una diagonal imaginaria de espacio vacío entre ambos sectores.

Las manos de Adán y de Dios que no llegan a tocarse, marcan el eje de la composición. Según algunas interpretaciones, este recurso visual haría alusión al momento en que Dios está a punto de insuflar el alma en el hombre recién creado. Sin embargo, según otros estudiosos, el momento representado sería el posterior, es decir, el de separación entre Dios y Adán.

Publicidad, continua debajo

Las figuras tienen volúmenes destacados a través de un fuerte trabajo con claroscuros. Adán está representado a través de un desnudo idealizado con un acentuado desarrollo de la musculatura a la manera de los héroes griegos de la tradición clásica. La figura de Dios también tiene formas concretas y carnales.

La obra está realizada con pinceladas sueltas, amplias y dinámicas. A través del movimiento en los paños, el cabello y la barba de Dios, así como de líneas oblicuas que se repiten en toda la obra, Miguel Ángel logra transmitir la sensación de circulación de la energía vital de la creación.

Historia

La Capilla Sixtina fue construida en el siglo XV como capilla para las reuniones de la corte papal. A principios del siglo XVI, su bóveda presentó unas grietas que pusieron en peligro la estructura completa y obligaron a realizar una agresiva reparación que destruyó la decoración original. En ese contexto, en 1508, el papa Julio II della Rovere encargó a Miguel Ángel la decoración de la bóveda restaurada.

La propuesta del Papa consistía en que Miguel Ángel pintara a los apóstoles y completara el espacio con distintas ornamentaciones. Sin embargo, luego de comenzar la obra, el artista consideró que esa decoración no iba a estar a la altura de la relevancia de la Capilla y propuso un programa iconográfico complejo que completara la narrativa de las pinturas que ya existían. Dentro de ese programa, la novedosa representación de la creación de Adán es una de las escenas más importantes.

La bóveda completa atravesó varias restauraciones entre los siglos XVII y XVIII.

Entre 1980 y 1989 se realizó la intervención más importante aplicando los actuales principios de la restauración que proponen, por ejemplo, la investigación exhaustiva de la obra, intervenciones realizadas con materiales que permitan revertirlas fácilmente, así como la documentación de todo el proceso. En esa oportunidad, se retiró toda la suciedad que habían oscurecido la superficie a lo largo de sus casi 500 años de vida, así como los residuos de las restauraciones anteriores. También se instaló un equipo de climatización especialmente diseñado para mantener condiciones de temperatura y humedad constantes, así como para filtrar el aire que ingresa en el edificio para eliminar partículas contaminantes.

Bibliografía:
  • Gallico, Sonia. Vaticano. Roma, ATS Italia Editrice s.r.l. 2006.
  • Gayford, Martin. Miguel Ángel. Una vida épica. Barcelona, Taurus- Penguin Random House Grupo Editorial. 2013.
  • Zöllner, Frank y Thoenes, Christof. Miguel Ángel. 1475-1564. Vida y obra. Köln, Taschen. 2010.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2021). La creación de Adán. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-creacion-de-adan/). Última edición: mayo 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!