Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2024). Medusa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/medusa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Medusa

Una de las Gorgonas, seres monstruosos que formaban parte del sistema mitológico de la Antigua Grecia.

5m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién era Medusa?

Publicidad

Medusa era una de las Gorgonas, seres monstruosos que formaban parte del sistema mitológico de la Antigua Grecia. Horrorizaba tanto a los humanos como a los dioses y su cabeza conservó el poder de convertir en piedra a quien la mirara incluso después de su muerte.

La narrativa acerca de su origen y su aspecto fueron variando a lo largo del tiempo desde el período arcaico hasta el helenístico. En las primeras leyendas, era una divinidad primordial hija de titanes y anterior a los dioses olímpicos; más adelante, se fue transformando, en los relatos, en una joven víctima de una metamorfosis provocada por la diosa Atenea.

Detalle del Mosaico de Issos (copia romana del siglo I a. C.) que representa a Alejandro Magno luchando con general persa, Darío. La armadura de Alejandro tiene un gorgoneion como amuleto protector.

Detalle del Mosaico de Issos (copia romana del siglo I a. C.) que representa a Alejandro Magno luchando con general persa, Darío. La armadura de Alejandro tiene un gorgoneion como amuleto protector.

La imagen de la cabeza de Medusa se usaba como amuleto o talismán ya desde el siglo VIII a. C.. Se la llamaba “gorgoneion” y aparece en todo tipo de piezas cerámicas, escudos, frontones de los templos, monedas, platos, mosaicos, etcétera, porque se creía que ahuyentaba el mal de ojos y espantaba a los enemigos. Los panaderos de la antigua Grecia, por ejemplo, colocaban un gorgoneion sobre las puertas de sus hornos como amenaza a quienes quisieran abrirlos para evitar que se arruinara la cocción del pan; y los soldados romanos la colocaban en sus escudos.

¿Cómo era Medusa?

Michelangelo Caravaggio, Medusa, 1597, Galleria degli Uffizi, Florencia, Italia.

Michelangelo Caravaggio, Medusa, 1597, Galleria degli Uffizi, Florencia, Italia.

Entre las características de Medusa que se relatan en las distintas versiones del mito, se pueden mencionar las siguientes:

  • Tenía un aspecto espantoso, en lugar de cabellos tenía serpientes, y de su boca asomaban grandes colmillos. También tenía manos de bronce y alas de oro con las que podía volar. Sus ojos eran tan poderosos que convertían en piedra a quien la miraba.
  • En algunas representaciones aparece con cabellos rizados y un cinturón de serpientes.
  • Vivía con las otras Gorgonas, sus hermanas Esteno y Euríale, en el extremo occidental del mundo, cerca del jardín de las Hespérides y del mundo de los muertos.
  • Como Medusa era la Gorgona más mencionada en los mitos, con el tiempo comenzó a usarse el nombre de Gorgona para referirse solo a ella.
  • Tuvo dos hijos que concibió con Poseidón: el guerrero gigante Crisaor y Pegaso, un caballo alado. Ambos nacieron de su cuello cuando Perseo le cortó la cabeza.
  • Su sangre tenía el poder de matar, pero también de sanar y hasta resucitar a los muertos, de acuerdo con lado de su cuello de donde se hubiera obtenido.

Origen

Medusa, escultura de Gianlorenzo Bernini, ca. 1640. Aquí aparece representada como una joven hermosa a la que la diosa convirtió en un monstruo.

Medusa, escultura de Gianlorenzo Bernini, ca. 1640. Aquí aparece representada como una joven hermosa a la que la diosa convirtió en un monstruo.

Según la tradición más antigua, Medusa era una de las tres Gorgonas, que eran hijas de las divinidades marinas Forcis y Ceto. Era mortal, a diferencia de sus hermanas que habían recibido el don de la inmortalidad.

Según esta tradición, las Gorgonas eran divinidades primordiales, titánidas, lo mismo que sus padres, anteriores incluso a los dioses olímpicos.

Hacia el período helenístico, ese mito de origen fue reemplazado por otro según el cual Medusa había sido una joven hermosa que cometió un pecado de soberbia al comparar su belleza con la de Atenea, y por eso fue castigada por la diosa y transformada en un monstruo temible.

Publicidad, continua debajo

Relacionada con esta última, existe una versión según la cual el dios Poseidón la sedujo (o la violó, en algunos textos) en el altar de un templo dedicado a Atenea (en algunas narraciones, Medusa aparece incluso como la sacerdotisa guardiana del templo). La diosa, furiosa por el sacrilegio, transformó sus cabellos en serpientes y la desterró en los confines del mundo.

Mitología

Perseo, un héroe hijo de Zeus y Dánae, prometió al tirano Polidectes que le entregaría la cabeza de una Gorgona si renunciaba a sus pretensiones de casarse con su madre.

Después de muchas aventuras, llegó hasta la región donde vivían estas criaturas y las sorprendió dormidas. Con ayuda de un escudo que le había regalado Atenea tan pulido que reflejaba como un espejo, pudo ver a las Gorgonas sin hacerlo directamente y cortó la cabeza de Medusa porque era la única mortal.

Del cuello de Medusa surgieron los hijos que había concebido con Poseidón, Crisaon y Pegaso y también la sangre con propiedades mágicas que Perseo recogió. La de la vena izquierda era venenosa mientras que la de la derecha era curativa y también podía resucitar a los muertos.

Luego escapó de la furia de las hermanas de Medusa gracias a tres objetos mágicos que le habían entregado las ninfas: un casco que lo hacía invisible, unas sandalias con alas que le permitían volar y una bolsa mágica donde podía llevar la cabeza de Medusa sin que le hiciera daño.

Perseo utilizó la cabeza de Medusa para convertir en piedra a sus enemigos, y luego la entregó a Atenea quien la colocó en su égida. De ese modo, la cabeza de la Gorgona se convirtió en uno de los atributos de la diosa.

Bibliografía:
  • Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Buenos Aires, Barcelona, México, Paidós. 1999.
  • Lambré, Tomás (coord.). Mitología. Buenos Aires, Del Nuevo Extremo/RBA España, 2006.
  • Vázquez Hoys, Ana María. “La Gorgona Medusa ¿Un posible mito tartésico?”. En: Huelva arqueológica, Nº 20, 2004, págs. 195-214.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2024). Medusa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/medusa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!