Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2020). Barroco. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/barroco/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Barroco

Movimiento cultural que se desarrolló en Europa durante el siglo XVII y las primeras décadas del siglo XVIII.

Tabla de contenidos:

¿Qué fue el barroco?

Publicidad

El barroco fue un movimiento cultural que se desarrolló en Europa durante el siglo XVII y las primeras décadas del siglo XVIII.

Este abarcó todas las expresiones artísticas y culturales, y su manifestación refleja la sensibilidad de una época dinámica y de crisis.

El nombre «barroco», como sinónimo de exageración y extravagancia, comenzó a ser utilizado a finales del siglo XVIII por los pensadores de la Ilustración, para referirse especialmente a la literatura y pintura que veían confusas y artificiales, en oposición a las formas claras y ordenadas del neoclasicismo, vigente en aquel momento.

Características

Las principales características del barroco como movimiento cultural fueron las siguientes:

  • La época del barroco estuvo marcada por fuertes contradicciones intelectuales y espirituales que se manifestaron en las producciones materiales. En la producción cultural convivieron la espiritualidad con la ostentación material, el naturalismo con lo artificial y lo real con lo ilusorio.
  • En el ámbito de las ideas también convivieron dos líneas: una racional e intelectual, y otra que exaltaba la espiritualidad y apelaba a la imaginación y la sensorialidad.
  • Se desarrolló un gusto por lo teatral, el despliegue escénico y la artificialidad de las situaciones.
  • El barroco tomó distintas formas en los diferentes espacios europeos:
    • En Roma, donde surgió, se relacionó con la imagen de la Iglesia triunfante sobre la herejía y el paganismo, a partir de la Contrarreforma. Se caracterizó por la sensorialidad y la expresividad de sus manifestaciones.
    • En las cortes de los reyes absolutistas, el Barroco fue aprovechado por las monarquías como vehículo visual para exaltar la figura del rey. En Francia adoptó formas solemnes, ordenadas y clasicistas.
    • En los Países Bajos y Flandes se desarrolló vinculado a la rica burguesía comercial. Predominaron los temas cotidianos y la intimidad doméstica.
  • Sus manifestaciones culturales, tanto musicales como visuales y literarias, estaban destinadas a impactar los sentidos, provocar emociones en el espectador y generar efectos de incredulidad y sorpresa.
  • Se inició el urbanismo como disciplina, con una concepción de la ciudad como unidad y escenario teatral. La ciudad comenzó a ser concebida como un espacio de exhibición de la grandeza real o religiosa.
  • Apareció una tendencia a la pérdida de límites entre las artes. Por ejemplo, la pintura y la escultura se fusionaron con la arquitectura en obras en las que es difícil determinar los límites de cada una.
  • Surgió la ópera, género que combina música, texto, danza, escenificación teatral, pintura y escultura (en escenografías y decorados).
  • Se intensificó el interés por temas relacionados al engaño de los sentidos, lo efímero de la vida, la vida como sueño y representación, la muerte y las experiencias de espiritualidad intensa.

Literatura

La literatura barroca adoptó distintas formas, pero en general intentó impactar al lector a través de recursos como exageraciones expresivas, complejidades en la forma y juegos de palabras, entre otros recursos.

Aparecieron nuevos temas y se adaptaron otros para dar lugar al protagonismo de figuras populares, críticas y satíricas de la sociedad.

Tuvo gran desarrollo el teatro, con autores como Shakespeare, Lope de Vega y Calderón de la Barca.

Publicidad, continua debajo

Pintura

En la pintura barroca convivieron distintas líneas. Algunas de sus características generales son las siguientes:

  • Naturalismo: búsqueda de representar la realidad tal cual es, sin idealización ni embellecimiento de los elementos.
  • Uso de la luz como elemento protagónico para acentuar los elementos, dar teatralidad a las escenas y dirigir la mirada del espectador. También se emplearon claroscuros fuertes para generar efectos dramáticos.
  • El dinamismo de las composiciones a través de líneas diagonales y curvas, así como del uso del color.
  • La búsqueda de representar el movimiento y el momento culminante de la acción.
  • La intención de engañar los sentidos del espectador, de desdibujar la diferencia entre realidad y ficción.
  • Surgieron algunos géneros nuevos y se popularizaron otros como las naturalezas muertas y bodegones, los rompimientos de gloria y las vanitas.

Escultura

Las esculturas barrocas son dinámicas y naturalistas. Se buscó representar la psicología de los personajes, así como los estados de ánimo y los sentimientos.

Las esculturas se caracterizan por su expresividad con formas abiertas que avanzan hacia el espectador. Los artistas pusieron énfasis en la obtención de diversidad de texturas mediante distintas técnicas de trabajo con los materiales.

Arquitectura

La arquitectura barroca fue concebida en relación con el espacio donde se ubican los edificios. En Italia predominaron las construcciones con líneas curvas y formas dinámicas y caprichosas.

En Francia, la arquitectura estaba orientada a la construcción de palacios para la monarquía y la aristocracia. El estilo predominante fue más solemne y formal, con el predominio de formas clásicas y líneas rectas.

Música

Durante el barroco aparecieron nuevos instrumentos musicales como el violín, la flauta traversa, el oboe y el fagot; y otros, como la viola d’amore o la tiorba, que ya no se utilizan en la actualidad. Como consecuencia, se enriqueció enormemente la composición musical.

Al mismo tiempo se crearon nuevas formas musicales para instrumentos como la sonata, la suite y el concierto, así como formas vocales.

La música barroca es considerada la iniciadora de la música moderna.

Artistas destacados

Los artistas destacados del movimiento barroco son:

  • En literatura:
    • Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616): novelista, poeta y dramaturgo español. Autor de El ingenioso Hidalgo don Quijote de la Mancha.
    • Luis de Góngora (1561- 1627): poeta y dramaturgo español.
    • Juana Inés de Asbaje Ramírez de Santillana (sor Juana Inés de la Cruz) (1648-1695): poeta mexicana.
  • En pintura:
    • Miguel Ángel Merisi (Caravaggio) (1573-1610): pintor italiano.
    • Pedro Pablo Rubens (1577-1640): pintor flamenco.
    • Rembrandt Van Rijn (1606-1669): pintor holandés.
    • Diego Velázquez (1599-1660): pintor español.
  • En escultura:
    • Giovanni Lorenzo Bernini (1598-1680): arquitecto y escultor italiano.
  • En arquitectura:
    • Francisco Castelli (Borromini) (1599-1667): arquitecto italiano.
    • Louis Le Vau (1612-1670): arquitecto francés.
  • En música:
    • Claudio Monteverdi (1567-1643): músico italiano.
    • Johann Sebastian Bach (1685-1750): compositor alemán.
    • Antonio Lucio Vivaldi (1678-1741): compositor italiano.

Obras destacadas

Algunas de las obras destacadas del barroco son las siguientes:

Palacio de Versalles y sus jardines (inicio 1623), obra de Louis Le Vau, Jules-Hardouin Mansart y André Le Notre.

Palacio de Versalles y sus jardines (inicio 1623), obra de Louis Le Vau, Jules-Hardouin Mansart y André Le Notre.

Plaza de San Pedro en Ciudad del Vaticano (1656 y 1667), de Giovanni Lorenzo Bernini.

Plaza de San Pedro en Ciudad del Vaticano (1656 y 1667), de Giovanni Lorenzo Bernini.

Baldaquino de la Basílica de San Pedro (1624-1634), en Ciudad del Vaticano, de Giovanni Lorenzo Bernini.

Baldaquino de la Basílica de San Pedro (1624-1634), en Ciudad del Vaticano, de Giovanni Lorenzo Bernini.

Las meninas (1656), pintura de Diego Velázquez

Las meninas (1656), pintura de Diego Velázquez

Ronda nocturna (1642), pintura de Rembrandt.

Ronda nocturna (1642), pintura de Rembrandt.

Bibliografía:
  • Checa Cremades, F y Morán Turina, J. M. El barroco. Madrid, Istmo. 2001.
  • Gombrich, E. H. La historia del arte. London, Phaidon Press Limited, 17. ° ed. 1997.
  • Hauser, Arnold. Historia social de la Literatura y el Arte. Buenos Aires, Debate, 2. ° ed. Argentina. 2006.
  • Maravall, José Antonio. La cultura del Barroco. Barcelona, Ariel. 2008.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2020). Barroco. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/barroco/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!