Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2021). Guerra franco-prusiana. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/guerra-franco-prusiana/). Última edición: noviembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Enciclopedia de Historia ahora forma parte de la Enciclopedia Iberoamericana. Puedes encontrar todos los contenidos y más en nuestro nuevo sitio.

Contenidos

Guerra franco-prusiana

Conflicto bélico que enfrentó al Segundo Imperio Francés y al reino de Prusia.

Tabla de contenidos:

Datos

Fechas 19 de julio de 1870 al 10 de mayo de 1871.
Lugar Francia y Renania.
Beligerantes Segundo Imperio Francés vs. Prusia y aliados.
Resultado Triunfo de Prusia y aliados.

¿Qué fue la guerra franco-prusiana?

Publicidad

La guerra franco-prusiana fue un conflicto bélico que enfrentó al Segundo Imperio Francés y al reino de Prusia, que contó con el apoyo de la Confederación Alemana del Norte y de Baviera, Sajonia, Baden y Wurtemberg.

Se inició el 19 de julio de 1870 y finalizó el 10 de mayo de 1871 con el triunfo de Prusia y sus aliados, que proclamaron la formación del Imperio alemán en el Palacio de Versalles, en París.

Combate de infantería en una ruta de Francia, en 1870. Pintura del artista francés Paul Louis Grolleron.

Combate de infantería en una ruta de Francia, en 1870. Pintura del artista francés Paul Louis Grolleron.

Para Francia, la derrota significó la disolución del Segundo Imperio y su reemplazo por la Tercera República, que debió superar la tumultuosa pero breve etapa de la Comuna de París.

Muchos historiadores consideran a la guerra franco-prusiana y a la guerra de Crimea como los dos conflictos bélicos más importantes que se libraron en Europa entre el fin de las guerras napoleónicas y el inicio de la Primera Guerra Mundial.

Contexto histórico

El Segundo Imperio Francés fue instaurado en 1852, después de un golpe de Estado perpetrado por Napoleón III, sobrino de Napoleón Bonaparte.

Napoleón III aspiraba a que Francia ocupara una posición de máximo prestigio en Europa. Por esa razón, involucró a su país en la guerra de Crimea y en las luchas por la unificación italiana, conflictos en los que el ejército galo tuvo un buen desempeño.

Sin embargo, esta posición de poder se vio socavada por la creciente influencia de Prusia, cuyo rey, Guillermo I de Hohenzollern, se propuso unificar Alemania. El primer paso en esa dirección fue la victoria que Prusia obtuvo sobre Austria, en 1866.

Publicidad, continua debajo

En ese contexto de tensión entre Prusia y Francia, en 1868 estalló en España una revolución que derrocó a Isabel II y dejó el trono vacante. Los revolucionarios ofrecieron el trono español al príncipe alemán Leopoldo de Hohenzollern. Para Francia, esta postulación representó una grave amenaza, ya que podía quedar rodeada por dos Estados regidos por una dinastía prusiana. La diplomacia francesa logró que el príncipe Leopoldo retirara su candidatura, a la vez que exigió a Guillermo I un compromiso formal de que nunca apoyaría la candidatura de un Hohenzollern al trono español. Guillermo I, que vacacionaba en Ems, se negó a aceptar la exigencia francesa y pidió que se telegrafiara al canciller Otto von Bismarck lo sucedido. Bismarck vio en esa comunicación la oportunidad de provocar una guerra con Francia, por lo que redactó un comunicado de prensa donde tergiversó el contenido del telegrama de Ems, de modo que resultara ofensivo para los franceses. La treta funcionó y el 19 de julio de 1870 Francia le declaró la guerra a Prusia.

Desarrollo

Prusia, con el apoyo de sus ferrocarriles, movilizó rápidamente 1.100.000 hombres que iban armados con un fusil que triplicaba la velocidad de disparo de la carabina tradicional. Los franceses, por su parte, solo lograron movilizar unos 500.000 hombres.

En un principio, los combates se libraron en suelo prusiano. Pero, poco a poco, los franceses fueron sufriendo reveses que los obligaron a retirarse hacia su propio territorio. Después de una serie de feroces batallas, el ejército francés del Rin fue derrotado en la batalla de Gravelotte y cercado en Metz por dos ejércitos prusianos.

El emperador Napoleón III, quien asumió personalmente el mando de las operaciones, trató de liberar a las tropas cercadas pero fue sorprendido por los prusianos y sitiado a su vez en Sedán. El emperador francés ordenó romper el cerco pero tras dos días de cruentos combates, no tuvo más remedio que capitular.

Cuando la noticia de la captura de Napoleón III llegó a París, se produjo un levantamiento popular que derivó en la formación de un Gobierno de Defensa Nacional presidido por el general Louis Trochu. Mientras tanto, los prusianos rodearon y sitiaron la capital francesa.

Napoleón III y Otto von Bismarck conferenciando luego de la batalla de Sedán y la rendición del emperador francés. Pintura realizada por Wilhelm Camphausen.

Napoleón III y Otto von Bismarck conferenciando luego de la batalla de Sedán y la rendición del emperador francés. Pintura realizada por Wilhelm Camphausen.

El ministro de Defensa francés, León Gambetta, consiguió atravesar las líneas germanas en globo y reclutó nuevas tropas para atacar a los sitiadores. Pero las fuerzas alemanas consiguieron vencer una y otra vez a sus atacantes.

Ante los constantes reveses y la falta de alimentos, el Gobierno de Defensa Nacional negoció un cese el fuego. El presidente Trochu dimitió y dos días después, el 28 de enero de 1871, se firmó un armisticio.

Causas

Entre las causas del estallido de la guerra franco-prusiana se destacan las siguientes:

  • La ruptura del equilibrio de poder que se había establecido en Europa en el Congreso de Viena de 1815, tras el éxito obtenido por Prusia en la guerra austro-prusiana de 1866.
  • La extensión de la influencia prusiana a la mayor parte del norte de Alemania que se plasmó en la creación de la Confederación Alemana del Norte, en 1867.
  • El fracaso del proyecto de Napoleón III de anexar Luxemburgo, que se saldó mediante la firma del Tratado de Londres de 1867.
  • El intento prusiano de constituir una unión aduanera con los Estados del sur de Alemania, proyecto que fue rechazado por Napoleón III, quien temía que fuera la instancia previa a la unificación alemana.
  • La revolución española de 1868 que derrocó a Isabel II y que derivó en el ofrecimiento de la corona española al príncipe prusiano Leopoldo de Hohenzollern.
  • La influencia que sobre Napoleón III ejercían su esposa, Eugenia de Montijo, y sus allegados que, tras el fracaso de la segunda intervención francesa en México, buscaban iniciar una guerra para exaltar el nacionalismo y fortalecer el Imperio.
  • La habilidad de Bismarck para lograr que Francia le declarara la guerra a Prusia, ya que esa agresión hizo que el conflicto bélico se transformara en una guerra por la unificación de Alemania.

Consecuencias

Las principales consecuencias de la guerra franco prusiana fueron las siguientes:

  • La muerte de 50.000 militares prusianos y 150.000 franceses. También murieron unos 400.000 civiles franceses y unos 200.000 alemanes.
  • El colapso del Segundo Imperio Francés que fue reemplazado por la Tercera República, que se proclamó el 4 de septiembre de 1870.
  • La consolidación de la unidad política de Alemania al proclamarse, el 18 de enero de 1871, el Imperio alemán, encabezado por Guillermo I de Hohenzollern.
  • La firma de la Paz Fráncfort, que el 10 de mayo de 1871 impuso a Francia la entrega de las provincias de Alsacia y Lorena al Imperio alemán y el pago de indemnizaciones de guerra.
  • La constitución de la Comuna de París, un gobierno popular que se opuso a la entrega de las armas al ejército francés y a cualquier intento de restauración de la monarquía.
Bibliografía:
  • Chaves Palacio, Julián y López Mora, Fernando. El Segundo Imperio Francés, 1852-70. Córdoba, Universidad de Córdoba. 2013.
  • Clark, Christopher. El reino de hierro. Auge y caída de Prusia, 1600-1947. Madrid, La Esfera de los Libros. 2016.
  • Hobsbawm, Eric. Naciones y nacionalismos desde 1780. Buenos Aires, Crítica. 1998.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2021). Guerra franco-prusiana. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/guerra-franco-prusiana/). Última edición: noviembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!