Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2021). La ronda nocturna. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-ronda-nocturna/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

La ronda nocturna

Nombre con que se conoce a una pintura del artista holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn.

6m
·
Tabla de contenidos:

Imagen del cuadro La ronda nocturna.

Datos

Autor Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669)
Nombre de la obra La ronda nocturna (o La ronda de noche)
Fecha 1642
Técnicas y materiales óleo sobre lienzo
Dimensiones 379,5 × 453,5 cm
Ubicación Rijksmuseum, Amsterdam, Países Bajos.
Período/estilo Barroco holandés

Definición

La ronda nocturna, también conocido como La ronda de noche, es el nombre con que se conoce a una pintura del artista holandés Rembrandt Harmenszoon van Rijn realizada a mediados del siglo XVII, durante el Barroco.

Publicidad

La pintura, que representa al capitán Frans Banning Cocq y a su lugarteniente William Van Ruytenburgh, junto a los integrantes de una milicia de arcabuceros, pertenece a un género característico de los Países Bajos en esa época: el retrato colectivo.

Lo novedoso en este caso es el modo en que el artista decidió presentar a sus personajes. A diferencia de los demás retratos colectivos de la época, Rembrandt no dispuso a los milicianos en actitud de posar, sino que desarrolló una situación narrativa, al mostrarlos en la realización una acción, de modo que además de un retrato, construyó una historia.

La milicia de los arcabuceros era una hermandad de tiradores de origen medieval. Estas milicias urbanas estaban integradas por burgueses de las ciudades neerlandesas, especialmente de Holanda, para asegurar la seguridad de la ciudad y actuar en situaciones excepcionales. Como otras guildas o cofradías, tenían sedes donde se reunían periódicamente.

La ronda nocturna se encargó para una de las salas de la sede de la milicia cívica de arcabuceros de Ámsterdam, donde se instaló junto a otros retratos colectivos.

La obra recibió el nombre La ronda nocturna (o de noche) durante el siglo XIX, debido a que la oxidación de los barnices y la acumulación de suciedad en la superficie la habían oscurecido tanto que aparentaba ser una escena nocturna. Las limpiezas posteriores permitieron descubrir que, en realidad, la escena transcurre durante el día, aunque tiene fuertes contrastes de luz, característicos de la pintura de Rembrandt

Publicidad, continua debajo

Características

La ronda nocturna es una pintura sumamente novedosa para la época y tuvo gran influencia en el género del retrato colectivo en los Países Bajos y, en general, en el arte europeo. Algunas de sus características principales son las siguientes:

  • Como retrato colectivo, los personajes corresponden a los miembros de la milicia de arcabuceros, cada uno de los cuales colaboró con el costo de la pintura. Sin embargo, la obra privilegia la narración de una acción sobre la caracterización de los individuos.
  • La pintura muestra el momento en que el capitán de la milicia de los arcabuceros de Ámsterdam da la orden de avanzar y los soldados a sus órdenes comienzan a organizarse detrás de él para iniciar un desfile.
  • Cada personaje se muestra realizando una acción individual: el tambor inicia el redoble, el abanderado levanta la bandera, los sargentos organizan a sus seguidores, etc. A pesar de esto, el grupo se mueve en conjunto hacia el frente generando un movimiento de avance.
  • Rembrandt incluyó algunos elementos enigmáticos y otros simbólicos:
    • La niña con un rico vestido amarillo y azul, bañada en una luz dorada, no tiene una identificación clara. Algunos elementos que lleva colgados del cinturón como una bolsa de pólvora, un arma y la gallina muerta que podría hacer referencia al nombre de la milicia, llevan a pensar que era especie de mascota simbólica de la guilda.
    • Algunos investigadores asocian al personaje que apenas asoma un ojo detrás del soldado que lleva la bandera con un posible autorretrato de Rembrandt.
    • El personaje que aparece oculto detrás del capitán Banning está vestido a la usanza medieval y lleva hojas de roble en el capacete. Este símbolo de victoria podría asociarse a los triunfos de la milicia.

Análisis

La composición del cuadro se caracteriza por su dinamismo, desde los laterales los personajes avanzan y se organizan en torno al gesto central del capitán. Este inicia la marcha y con su brazo señala hacia el frente. De este modo se inicia el movimiento del grupo que se dirige hacia espectador. El escorzo, o sea la fuerte perspectiva, de la pica que sostiene el teniente Van Ruytenburgh profundiza el avance desde atrás hacia delante de la pintura.

El dinamismo generado por el empuje de los personajes que avanzan desde distintas direcciones se intensifica por las líneas diagonales de las picas, mosquetes, lanzas y bastones que desde el centro se dirigen hacia los bordes del cuadro.

El artista utilizó la luz para destacar algunos elementos y dejar en sombras otros, de este modo consigue un efecto dramático. Las personas surgen de la oscuridad o se dirigen hacia ella y franjas de luz destacan u ocultan puntos específicos.

Los dos personajes del primer plano, por ejemplo, se destacan por contraste. Detrás del teniente, vestido de claro, hay un espacio de sombra mientras que detrás del capitán, vestido de oscuro, el personaje de la niña, bañado de luz genera una superficie clara.

Como era usual en él, Rembrandt usó distintas técnicas pictóricas. Pinceladas amplias en algunos sectores y detalladas y minuciosas en otros. De ese modo logró una riqueza de texturas que aporta naturalidad a la escena.

Historia

El cuadro, que es un símbolo de Holanda, tuvo una trayectoria accidentada. Rembrandt tardó diez años en terminarlo. Desde 1642, permaneció en el salón de reuniones de la guilda hasta 1715, cuando fue trasladado a un edificio cercano para ser exhibido al público. En esa oportunidad, se recortó una amplia franja en la parte superior y en la izquierda para adaptarlo a la pared donde sería instalado.

En 1816, La ronda nocturna, pasó a formar parte de la colección exhibida del Rijksmuseum de Ámsterdam como su pieza central.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el cuadro fue desmontado de su marco y, junto con numerosas obras del museo, trasladado a distintos refugios a medida que avanzaba la invasión alemana, tanto para resguardarla de los bombardeos como del robo de piezas de arte.

La obra fue vandalizada en 1911, 1975 y 1990 pero afortunadamente ninguno de estos eventos causó daños irreversibles.

En la actualidad, continúa exhibida en el Rijksmuseum de Ámsterdam, donde es visitada por dos millones de personas cada año.

Copia de La ronda nocturna, realizada por el pintor Gerrit Lundens. En blanco las líneas por las que fue recortado el original para darle su formato actual.

Copia de La ronda nocturna, realizada por el pintor Gerrit Lundens. En blanco las líneas por las que fue recortado el original para darle su formato actual.

Bibliografía:
  • Alpers, Svetlana. El arte de describir. El arte holandés del siglo XVII. Buenos Aires, Ampersand. 2016.
  • Bauch, Kurt. La ronda nocturna de Rembrandt. Madrid, Alianza. 1982.
  • Romano, Eileen (dir.). Los grandes genios del arte. 11 Rembrandt. Milano, Rizzoli/Skira-Biblioteca El Mundo. 2005.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2021). La ronda nocturna. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-ronda-nocturna/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!