Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Editorial Grudemi (2019). Ciervos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ciervos/). Última edición: agosto 2019. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Ciervos

Animales mamíferos que habitan en diversas zonas del mundo.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Un ciervo es un animal mamífero herbívoro perteneciente a la familia Cervidae. Son conocidos por sus astas ramificadas que solo los machos desarrollan y que utilizan principalmente durante la temporada de apareamiento para competir por las hembras y establecer su dominio en la jerarquía social.

Los ciervos se encuentran en diversas partes del mundo y hay muchas especies diferentes, como el ciervo rojo, el ciervo axis, el ciervo sika y el ciervo mulo, entre otros.

Fotografía de un ciervo en Grudziądz, Poland. Por Krzysztof Niewolny.

Fotografía de un ciervo en Grudziądz, Poland. Por Krzysztof Niewolny.

Estos animales son rumiantes, lo que significa que tienen un sistema digestivo especializado que les permite extraer los nutrientes de las plantas fibrosas a través de la fermentación en su estómago compartimentado. Los ciervos son conocidos por su agilidad y velocidad, y a menudo viven en hábitats boscosos donde se alimentan de brotes, hojas y hierbas.

Características

Entre las principales características de los ciervos podemos destacar las siguientes:

  • Son animales esbeltos que tienen patas delgadas, cuello largo, pezuñas hendidas y cabeza larga y delgada para rumiar.
  • Su pelo suele ser liso o moteado.
  • Los ciervos machos son los únicos mamíferos que cambian la cornamenta (los cuernos) cada año.
  • Son animales herbívoros que se alimentan de frutos, hongos, ramas, líquenes y brotes de plantas.

Tipos

Existen 48 especies conocidas de ciervos, entre las cuales se destacan:

  • Venado de cola blanca o venado de Virginia (Odocoileus virginianus): ciervo que habita en bosques canadienses, mexicanos, peruanos, zonas boscosas de Sudamérica y selvas húmedas centroamericanas. Su pelaje es rojizo durante la primavera y verano y gris-marrón durante el invierno.
  • Ciervo común o ciervo rojo/colorado (Cervus elaphus): ciervo que habita en Magreb, la península ibérica, Gran Bretaña y parte de Norteamérica. Su gran tamaño solo es superado por el alce y el wapití. Se alimenta de hierbas y hojas.
  • Reno o caribú (Rangifer tarandus): ciervo que habita en la taiga y la tundra del hemisferio norte. Se alimenta de hojas de sauce y abedul enano, hierbas y líquenes.
  • Alce euroasiático (Alces alces) y alce americano (Alces americanus): ciervos que habitan en los bosques nórdicos del mundo entero y se distinguen por ser los de mayor tamaño. Estos se alimentan de hojas, ramas de árboles, arbustos, cortezas y de plantas acuáticas fluviales y lacustres.
  • Venado acuático chino o ciervo acuático chino (Hydropotes inermis): ciervo que habita en China y en la península de Corea. Carece de cornamenta y se alimenta de caña, hierbas gruesas, remolacha y hortalizas.
  • Muntiaco de la India o muntiaco común (Muntiacus muntjak): ciervo que habita en el sudeste de Asia. Su pelaje es de color pardusco y se alimenta de brotes, frutos, semillas, huevos de aves y algunos animales pequeños.
  • Axis, ciervo moteado o chital (Axis axis): ciervo que habita en Asia. Su pelaje es de color marrón con manchas blancas y se alimenta de hierbas, hojas y frutos.
  • Wapití, ciervo canadiense o uapití (Cervus canadensis): ciervo que habita en Norteamérica, Asia central y Asia oriental. Es de gran tamaño, su pelaje es de color pardo y se alimenta de hierbas y hojas.
  • Ciervo sica o sika (Cervus nippon): ciervo que habita desde el sur de Siberia hasta Vietnam, Japón, Taiwán y en varias islas aledañas a la costa de China. Su pelaje es de color rojizo.
  • Ciervo de Eld o tamín (Rucervus eldii): ciervo que habita en Asia, en el extremo oriental de la India, Tailandia, Laos, Camboya, Birmania, Vietnam y en la provincia de Hainan, en China. Es de tamaño mediano. El macho puede llegar a pesar hasta 330 kg.
  • Sambar o sambhur (Rusa unicolor): ciervo que habita en el sureste de Asia. Su pelaje es de color castaño y se alimenta de hierbas, hojas y frutos.
  • Ciervo moteado de las Filipinas o sambar manchado de Filipinas (Rusa alfredi): ciervo que habita en las islas Bisayas y Panay, en Filipinas. Puede tener el tamaño de un perro doméstico. Este ciervo se encuentra en peligro de extinción.
  • Venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus): ciervo que habita en Brasil, Bolivia, Uruguay y Argentina. Se alimenta de pastos, juncos, frutos y legumbres silvestres.
  • Pudú del sur o venadito (Pudu puda): ciervo que habita en Chile y Argentina y se distingue por ser el ciervo más pequeño del mundo. Su pelaje es de color pardo oscuro y se alimenta de hojas, cortezas, semillas, pasto y fruta caída.

Alimentación

La alimentación de los ciervos es herbívora, se basa exclusivamente en la ingesta de hojas y de arbustos.

Entre los principales alimentos que consumen se destacan los frutos, hongos, ramas, líquenes y los brotes de plantas.

Publicidad, continua debajo

Hábitat

Los ciervos se pueden encontrar alrededor todo el mundo, principalmente en Europa, Asia, América, norte de África y algunas zonas árticas. También se los puede ver, introducidos por el hombre, en Nueva Zelanda y Australia.

Suelen habitar las zonas boscosas y montañosas; sin embargo, en el invierno abandonan las montañas y descienden a los valles, mientras que en verano suelen preferir lugares más elevados.

Estos viven agrupados según su sexo y edad. Las madres e hijos jóvenes permanecen siempre juntos, guiados por una hembra, mientras que los ciervos machos adultos forman pequeños grupos y los ciervos más viejos se retiran a vivir solos y aislados.

Reproducción

Fotografía de una cría de ciervo junto a su madre en los bosques de Omaha, Estados Unidos. Fotografía por Jeffrey Hamilton.

Fotografía de una cría de ciervo junto a su madre en los bosques de Omaha, Estados Unidos. Fotografía por Jeffrey Hamilton.

Los ciervos se reproducen sexualmente y su período de reproducción varía según la especie y el clima. Suele llevarse a cabo durante el fin del verano, su período de gestación comprende unos 8 o 9 meses y de él nacen una o dos crías.

El intervalo de reproducción de los ciervos es de 2 años. Su madurez sexual, si bien varía según la especie, suele ser de 3 años.

En cuanto a la lactancia del ciervo, esta dura 3 meses hasta que comienza a alternarse con alimento sólido, provisto por la madre.

Compartir:
Facebook Icon
Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Editorial Grudemi (2019). Ciervos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/ciervos/). Última edición: agosto 2019. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!