Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2022). La libertad guiando al pueblo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-libertad-guiando-al-pueblo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

La libertad guiando al pueblo

Pintura del artista romántico francés Eugène Delacroix.

6m
·
Tabla de contenidos:

Imagen del cuadro La libertad guiando al pueblo

Datos

Autor Eugène Delacroix (1798-1863)
Nombre de la obra La libertad guiando al pueblo
Fecha 1830
Técnicas y materiales óleo sobre lienzo
Dimensiones 260 × 325 cm
Ubicación Museo del Louvre, París, Francia.
Período/estilo Romanticismo.

Definición

La libertad guiando al pueblo es una pintura del artista romántico francés Eugène Delacroix. Es una representación alegórica de la libertad, en la figura de una mujer semidesnuda, encabezando el avance de los insurgentes durante la Revolución de 1830, en París.

Publicidad

La escena es una idealización de los hechos ocurridos durante las jornadas de lucha popular conocidas como «las Tres Gloriosas», que se produjeron en respuesta a las medidas restrictivas de las libertades ciudadanas tomadas por el rey Carlos X, el 26 de julio de 1830. Ese mismo día, la suspensión de la libertad de prensa y del parlamento derivaron en el levantamiento de la población de París.

El 27 de julio, el ejército disparó contra los manifestantes provocando que las protestas se transformaran en una lucha violenta a lo largo de toda la ciudad. Los parisinos, especialmente los de las clases obreras y artesanas, se armaron y instalaron barricadas en las calles. La lucha duró todo el 28 de julio. El 29 el rey fue depuesto y reemplazado por Luis Felipe de Orleans quien fue coronado como Luis Felipe I.

Delacroix pintó esta alegoría de los enfrentamientos del 28 de julio pocos meses después como un aporte a las luchas de los parisinos para recuperar las libertades obtenidas durante la Revolución Francesa.

Características

Las principales características de La libertad guiando al pueblo son:

  • La obra presenta numerosos elementos simbólicos que orientan lectura de la imagen como una alegoría de la revolución más que como una narración de los hechos.
  • Miembros de distintos grupos de la sociedad francesa, identificados a través de elementos de la vestimenta, avanzan hacia el frente guiados por la libertad. Esta está representada como una mujer vestida como una trabajadora de clase baja, con la camisa rota que deja ver sus pechos. Lleva un gorro frigio, emblema de la libertad y sostiene en una mano la bandera tricolor francesa y en la otra, un fusil con la bayoneta calada.
    • Entre los personajes que luchan y avanzan detrás de la libertad se encuentran en primer plano tres hombres del pueblo: de izquierda a derecha, un obrero realista, un artesano y un campesino que está herido. También hay dos niños: el primero, a la izquierda del cuadro se puede identificar como miembro de la guardia nacional y el segundo, a la derecha, como un estudiante. En segundo plano, mezclado entre la muchedumbre aparece un burgués.
  • El grupo avanza por encima de una barricada hecha con adoquines y por sobre los cadáveres de los caídos, dos de los cuales están vestidos con el uniforme de la guardia real mientras que el tercero aparece despojado de sus pertenencias.
  • En el paisaje del fondo, se pueden ver las torres de Notre Dame, la catedral de París, con la bandera tricolor. Los revolucionarios de Las Tres Gloriosas reemplazaron la bandera blanca, que era símbolo de los reyes borbones, por la tricolor, azul, blanca y roja, instaurada durante la Revolución Francesa de 1789. En la pintura, además de colocarla como protagonista en las manos de la libertad y en la torre de la catedral, Delacroix repitió los colores en distintos sectores del cuadro: en algunas áreas del cielo, en banderines, escarapelas y detalles de las vestimentas.
  • La relación entre erotismo y muerte, que en este caso se observa en la combinación de la belleza de la mujer y su desnudez, con los cadáveres del primer plano, se repite en otras obras de Delacroix y es característica de algunas corrientes del Romanticismo.

Análisis

Eugène Delacroix organizó los elementos del cuadro en una composición triangular: en la base, sobre la tierra, ubicó los muertos. Los lados del triángulo guían la mirada hacia el vértice superior, donde, destacándose por sobre todos los personajes, se agita la bandera francesa.

Publicidad, continua debajo

Ese impulso ascendente que va de la muerte a la vida y de la opresión a la libertad, se refuerza con las líneas oblicuas generadas por los fusiles, los brazos, los sables y las astas que dan ritmo a la escena y acentúan su dinamismo.

La profundidad del espacio está construida mediante la superposición de planos en los que los personajes se hacen más pequeños y borrosos a medida que se alejan del primer plano.

Delacroix realizó la pintura con pinceladas anchas, enérgicas y rápidas. Este recurso intensifica la sensación de movimiento de la escena.

Una de las características de la pintura de Eugène Delacroix era el empleo de contrastes formales y temáticos. En esta obra, estos se observan en el uso de colores complementarios (opuestos en la escala cromática); áreas de fuertes luces y sombras y la representación de la vida y la muerte en el mismo espacio.

Historia

Eugène Delacroix no participó directamente de Las Tres Gloriosas, pero junto con otros artistas protegió las obras de arte del Museo del Louvre durante los disturbios. Como forma de manifestar su adhesión a los valores que sostenía la Revolución, según se desprende de una carta que envió a su hermano, decidió pintar La libertad guiando al pueblo solo dos meses después de los sucesos.

El cuadro fue exhibido en el Salón de Verano de 1831 donde fue recibido con críticas dispares, mientras algunos admiraron el manejo del color y el modo de representar los sucesos; otros criticaron la crudeza y el realismo con que describió a los personajes, especialmente la figura de la libertad que aparecía con ropas rústicas y la piel ennegrecida con la pólvora. A pesar de las críticas, el gobierno francés compró la pintura para el Museo de Luxemburgo. Más adelante, al considerar que el tema era demasiado político, la pintura fue devuelta al autor quien realizó algunos retoques mientras estuvo en su poder.

En 1848, el Museo del Louvre lo reclamó, pero luego de una breve exhibición lo envió a la reserva donde permaneció hasta 1874, cuando se incorporó a la muestra permanente.

En la actualidad, está expuesto en la sala roja junto con las grandes obras históricas de la escuela francesa que integran la colección.

Bibliografía:
  • Argan, Carlo. El arte moderno. Madrid, Akal. 1991.
  • Friedlaender, Walter. De David a Delacroix. Madrid, Alianza. 1989.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2022). La libertad guiando al pueblo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/la-libertad-guiando-al-pueblo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!