Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2021). Martín Lutero. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/martin-lutero/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Martín Lutero

Teólogo y monje agustino alemán, principal impulsor de la Reforma protestante.

Tabla de contenidos:

Datos

Nacimiento Eisleben, Sacro Imperio Romano Germánico, 10 de noviembre de 1483.
Fallecimiento Eisleben, Sacro Imperio Romano Germánico, 18 de febrero de 1546 (62 años).
Ocupación Monje, teólogo, profesor universitario y reformador religioso.
Causa de la muerte Infarto de miocardio.

¿Quién fue?

Publicidad

Martín Lutero fue un teólogo y monje agustino alemán, cuyas enseñanzas sentaron las bases de la doctrina religiosa denominada luteranismo, que cobró forma en la primera mitad del siglo XVI.

Las duras críticas que dirigió a la Iglesia romana, centradas en la venta de indulgencias, le valieron la excomunión en 1521, pero también lo convirtieron en la cabeza visible de la Reforma protestante, un movimiento que rechazó la autoridad del Papa y que planteó el retorno a los valores del cristianismo primitivo.

El accionar de Lutero, junto al de otros reformadores como Juan Calvino o Ulrico Zuinglio, condujo a la configuración del mapa religioso que en términos generales ha perdurado hasta la actualidad: iglesias nacionales desligadas de Roma en los países del norte de Europa y pervivencia de la Iglesia católica en los países mediterráneos.

Infancia, juventud y formación intelectual

Retrato de Martín Lutero durante su estadía en el Castillo de Wartburg, cuando utilizaba el pseudónimo de Junker Jörg (Caballero Jorge). Obra realizada por el pintor alemán Lucas Cranach el Viejo, en 1522.

Retrato de Martín Lutero durante su estadía en el Castillo de Wartburg, cuando utilizaba el pseudónimo de Junker Jörg (Caballero Jorge). Obra realizada por el pintor alemán Lucas Cranach el Viejo, en 1522.

Martín Lutero nació en Eisleben, una pequeña ciudad del Sacro Imperio Romano Germánico, en 1483.

Al año siguiente, sus padres, Hans y Margarette Luder, decidieron mudarse a Mansfeld, donde Hans administraba varias minas de cobre. Allí, Lutero realizó sus primeros estudios, que continuó en escuelas de Magdeburgo y Eisenach. En 1501 ingresó a la Universidad de Erfurt, donde completó una maestría y luego comenzó a cursar Derecho.

En 1505 quedó atrapado en medio de una tormenta eléctrica. Ante la perspectiva de la muerte, temió tener que enfrentarse a Dios sin estar debidamente preparado, por lo que invocó a Santa Ana, patrona de los mineros, y le prometió convertirse en monje si lograba sobrevivir.

Dos semanas después ingresó al monasterio agustiniano de Erfurt, donde se comportó como un discípulo obediente que ayunaba y rezaba seis horas al día. En 1507 fue ordenado sacerdote y al año siguiente comenzó a estudiar teología en la Universidad de Wittenberg.

Publicidad, continua debajo

En 1510, formó parte de una misión de los agustinos a Roma. Durante este viaje Lutero se indignó por la manera frívola y licenciosa en que vivían el Papa y la corte papal.

A su regreso, siguió estudiando en Wittenberg, en donde se doctoró en 1512. Durante esta época estudió griego y hebreo para conocer el significado exacto de las palabras utilizadas en las Sagradas Escrituras.

Lutero y la Reforma protestante

Siendo ya teólogo seguía preguntándose cómo obrar debidamente para lograr la aceptación de Dios. Ningún ritual o norma de la Iglesia lo ayudaban a disipar esa duda que torturaba su existencia. Continuó leyendo asiduamente la Biblia hasta que llegó a la conclusión de que la salvación solo se alcanzaba por gracia divina y a través de la fe.

Fortalecido por esta revelación, comenzó a criticar el lujo y la frivolidad en la que vivían las altas jerarquías eclesiásticas y a censurar las bulas papales que concedían el perdón de los pecados a cambio de donaciones de dinero.

Las protestas de Lutero fueron acentuándose hasta que el 31 de octubre 1517, a raíz de una campaña de venta de indulgencias para finalizar las obras de la Basílica de San Pedro, decidió clavar un documento en la puerta de la Iglesia de Wittenberg. Ese documento contenía noventa y cinco tesis y su intención era invitar a los feligreses a leerlas y como una invitación a debatirlas. En apenas dos semanas esas proposiciones fueron impresas bajo el título Cuestionamiento al poder y eficacia de las indulgencias.

Martín Lutero en Erfurt deduciendo la doctrina de la justificación por la fe. Obra realizada por el pintor escocés Joseph Noel Paton en 1861.

Martín Lutero en Erfurt deduciendo la doctrina de la justificación por la fe. Obra realizada por el pintor escocés Joseph Noel Paton en 1861.

Durante 1518 y 1519 la Iglesia exigió varias veces a Lutero que se retractase de sus ideas, pero en cada comparecencia Lutero rechazó la autoridad del Papa y de los Padres de la Iglesia, remitiéndose en su lugar a la Biblia y al uso de la razón.

En 1520, completó la ruptura con Roma al desarrollar sus ideas en tres escritos reformistas: Llamamiento a la nobleza cristiana de la nación alemana, La cautividad babilónica de la Iglesia y Sobre la libertad cristiana. El papa León X rechazó estos textos, que lo tildaban de Anticristo, y en 1520 lo amenazó con la excomunión en una bula que Lutero quemó públicamente. Al año siguiente, el emperador Carlos V lo declaró hereje y prófugo tras escuchar sus razones en la Dieta de Worms, de la que Lutero escapó antes de que se emitiera un veredicto.

A partir de entonces permaneció un año escondido en un castillo de Wartburg. Pero durante este tiempo recibió el apoyo de varios príncipes alemanes que deseaban afirmar su independencia frente al Papa y el emperador, por lo que se transformó en el líder del movimiento religioso que a partir de 1529 comenzó a ser llamado protestante.

La idea sostenida por Lutero de que la interpretación de las Sagradas Escrituras no tenía que ser un monopolio exclusivo del clero, lo llevó a traducir la Biblia al alemán, para que cualquier creyente la pudiera leer e interpretar libremente.

Negó también otras ideas asumidas por la Iglesia, como el celibato; y para predicar con el ejemplo, en 1525 contrajo matrimonio con Catalina de Bora, una antigua monja católica convertida al luteranismo, con la que tuvo seis hijos.

A pesar de la excomunión y de los intentos de Roma por imponer su doctrina y su autoridad, el protestantismo acabó por consolidarse como una religión cristiana separada del catolicismo romano. Pero se dividió, a su vez, en varias corrientes, al aparecer disidentes radicales en la propia Alemania (como Thomas Müntzer) y al extenderse a otros países europeos, en donde reformadores locales crearon sus propias Iglesias con doctrinas teológicas diferenciadas, como el calvinismo o el anglicanismo.

Muerte

En enero de 1546 Lutero viajó a Mansfeld para negociar con el conde local, que quería quedarse con el control de las minas administradas por su familia.

Finalizadas las tratativas, Lutero se trasladó a Eisleben, su ciudad natal. La noche del 17 de febrero se quejó de dolores en el pecho, oró y se recostó. Poco después despertó con un agudo dolor a la altura del corazón por lo que fue envuelto con toallas calientes. Comprendiendo que su muerte era inminente, dos sacerdotes que lo acompañaban le preguntaron: «Reverendo padre, ¿está listo para morir confiando en su Señor Jesucristo y confesando la doctrina que enseñó en su nombre?». Lutero respondió afirmativamente para morir poco después, en la madrugada del 18 de febrero, a los 62 años. Su cuerpo fue trasladado a Wittenberg y sepultado en la Iglesia de Todos los Santos.

Su amada Catalina lo sobrevivió seis años, ya que murió en 1552 luego de sufrir una rotura de cadera a causa de un accidente.

Bibliografía:
  • Febvre, Lucien. Martín Lutero: un destino. México, Fondo de Cultura Económica. 1956.
  • Fliedner, Federico. Martín Lutero: su vida y su obra. Barcelona, Clie. 1983.
  • Miegge, Mario. Martín Lutero: la reforma protestante y el nacimiento de la sociedad moderna. Barcelona, Clie. 2016.
  • Roper, Lyndal. Martín Lutero. Renegado y profeta. Barcelona, Taurus, 2017.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2021). Martín Lutero. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/martin-lutero/). Última edición: diciembre 2021. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!