Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2023). Justiniano I. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/justiniano-i/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Justiniano I

Emperador de origen tracio, que gobernó el Imperio romano de Oriente desde el 527 hasta el 565.

Tabla de contenidos:

Datos

Nacimiento Tauresio, 2 de marzo de 482.
Fallecimiento Constantinopla, 14 de noviembre de 565.
Ocupación Emperador del Imperio romano de Oriente.
Causa de la muerte Brote de peste negra.

¿Quién fue?

Publicidad

Justiniano I, también conocido como Justiniano el Grande, fue un emperador de origen tracio, que gobernó el Imperio romano de Oriente desde el 527 hasta el 565.

Durante su largo reinado centralizó la administración estatal, reforzó la autoridad imperial y sometió a la jerarquía eclesiástica. También impulsó la codificación del Derecho romano y emprendió grandes construcciones arquitectónicas, como la Basílica de Santa Sofía, en la actual Estambul.

Mosaico que representa a Justiniano I en la Basílica de San Vital en la ciudad de Rávena, en la actual Italia.

Mosaico que representa a Justiniano I en la Basílica de San Vital en la ciudad de Rávena, en la actual Italia.

Dedicó gran parte de su vida a recuperar las provincias de Occidente y restaurar la unidad del mundo romano. Si bien sus ejércitos reconquistaron el sur de la península Ibérica, el norte de África y gran parte de Italia, no logró dominar todas las costas del mar Mediterráneo.

Fue uno de los emperadores más importantes de la Temprana Edad Media y el último en intentar preservar el legado de la civilización romana, de la cual se sentía parte.

Infancia y juventud

Flavius Petrus Sabbatius Justinianus nació en el 482 en Tauresium, hoy Taor, en la actual Macedonia del Norte.

Procedía de una familia tracia muy humilde, que estaba encabezada por su madre Vigilancia y su padre Sabacio.

Su madre tenía un hermano llamado Justino, que era comandante de tropas y que en el 518 fue nombrado emperador.

Publicidad, continua debajo

Bajo la protección de su tío, Justiniano siguió la carrera militar y logró ascender rápidamente en el escalafón castrense.

En el 522 conoció a Teodora, una ex actriz de 22 años que trabajaba como hilandera cerca del palacio real.  Atraído por su belleza e ingenio, Justiniano se enamoró de ella y ambos iniciaron una relación amorosa.

Como una ley de la época de Constantino I prohibía el casamiento entre actrices y oficiales gubernamentales, Justiniano le rogó a su tío que la derogara. Pero como la emperatriz Eufemia se oponía a esa relación, Justiniano y Teodora tuvieron que esperar hasta que ella muriera para poder contraer matrimonio en el 525.

En el 527, Justiniano fue asociado al trono por su tío, que no tenía descendencia. Poco después éste murió y Justiniano fue coronado como emperador.

Emperador de Oriente

Cuando accedió al poder, el Imperio romano de Oriente estaba en guerra con los persas sasánidas, que amenazaban Siria y Palestina.

Tras firmar un acuerdo de paz con los persas (532), Justiniano se propuso reunificar el antiguo Imperio romano y restaurar la unidad del mundo mediterráneo. Sus tropas, al mando de los generales Belisario y Narsés, lograron vencer a los ostrogodos, los vándalos y los visigodos, recuperando así el norte de África (534), gran parte de Italia (540) y el sureste de la península Ibérica (554). Restauró así la unidad imperial en todas las riberas del mar Mediterráneo, a excepción de las costas del actual Marruecos, el este de Hispania y el sur de la Galia.

En materia económica impulsó el comercio a larga distancia para lo cual estableció el monopolio estatal de la producción de seda y mandó construir un gran depósito de granos en la isla de Ténedos, cerca de los Dardanelos.

Para contrarrestar la corrupción de los funcionarios y hacer más eficiente el cobro de impuestos, otorgó mayor poder administrativo a los líderes de las prefecturas y de las provincias, al tiempo que recortó las facultades de los vicarios de las diócesis, algunas de las cuales fueron eliminadas.

Justiniano impulsó la confección del Corpus iuris civilis, que recopilaba tanto leyes como sentencias judiciales basadas en el Derecho romano.

Política religiosa

La política religiosa de Justiniano se basó en la convicción de que la fortaleza del Imperio presuponía incondicionalmente una unidad de fe, y que esta sólo podía ser el cristianismo niceno, es decir el que está regido por las resoluciones del Concilio de Nicea.

Por esa razón, ordenó la persecución de paganos y judíos, aunque fuesen personas de alto estatus social. También prohibió los cultos a Isis y Amón, que todavía pervivían en el antiguo Egipto.

Su política de unidad religiosa encontró gran resistencia entre los samaritanos y los maniqueos, que se rebelaron en reiteradas ocasiones y a los que infligió crueles castigos.

Obras públicas

Justiniano fue un prolífico constructor. Bajo su gobierno se terminó la construcción de la iglesia de San Vital de Rávena, en la que aparecen dos mosaicos en los que se representa junto a Teodora.

Su obra más famosa fue la reconstrucción de la basílica de Santa Sofía, que había sido incendiada durante una serie de revueltas populares que tuvieron lugar en el 532. Su restauración fue realizada bajo la supervisión de los arquitectos Isidoro de Mileto y Antemio de Tralles. Esta nueva catedral, con su gran nave llena de mosaicos, fue el centro de la cristiandad oriental durante los siguientes siglos.

Justiniano también reconstruyó la iglesia de los Santos Apóstoles, que se encontraba muy deteriorada desde finales del siglo V.

También aseguró el suministro de agua a la capital a través de la construcción de cisternas subterráneas y ordenó construir el gran puente de piedra de Sangario, en Bitinia, para asegurar el paso de las tropas imperiales desde Constantinopla a las provincias orientales.

Muerte de Justiniano

La iglesia de los Santos Apóstoles hacia 1100-50, según una miniatura de la época.

La iglesia de los Santos Apóstoles hacia 1100-50, según una miniatura de la época.

Justiniano murió a los 83 años, un 14 de noviembre de 565. La causa de su muerte se desconoce, aunque se supone que pudo ser un brote de peste negra que asoló a Constantinopla y sus alrededores.

La noticia de su fallecimiento fue festejada por gran parte del pueblo de la capital, que estaba harto del aumento constante de los impuestos para financiar campañas militares y obras arquitectónicas.

Sus restos fueron sepultados en la Iglesia de los Santos Apóstoles, junto a los de Teodora, que había fallecido en el 548 de un cáncer de mama.

Fue sucedido por su sobrino Justino II, a quien había asociado al trono poco antes de morir. Él y sus sucesores perdieron progresivamente la mayor parte de los territorios ganados en Occidente. Así, el Imperio se transformó definitivamente en un Estado oriental, en el que poco a poco el griego fue sustituyendo al latín como lengua administrativa. El Imperio romano de Oriente dejó pasó entonces al Imperio bizantino.

Bibliografía:
  • González Fernández, Rafael. Justiniano, emperador de los romanos. Madrid, Síntesis, 2020.
  • Grimal, Pierre. La civilización romana. Barcelona, Paidós. 2014.
  • Hernández de la Fuente, David A. Breve historia de Bizancio. Madrid, Alianza. 2014.
  • Krautheimer, R. Arquitectura paleocristiana y bizantina. Madrid, Cátedra, 1984.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2023). Justiniano I. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/justiniano-i/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!