Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Jessica Noemí Solano (2021). Moluscos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/moluscos/). Última edición: septiembre 2021. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Moluscos

Animales invertebrados que conforman el filo Mollusca.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Los moluscos son animales invertebrados que conforman el filo Mollusca, uno de los más ricos en cantidad de especies del reino animal.

Su nombre deriva del latín mollus que significa «blando» y hace referencia a su cuerpo. Este generalmente está protegido por una concha calcárea dura, aunque en algunos grupos se ha perdido, como en las babosas y los pulpos, y en otros se ha reducido, como en los calamares.

Se han descrito alrededor de 50.000 especies actuales y 35.000 fósiles. Este filo tiene un muy buen registro fósil debido a que las conchas minerales que protegen a estos animales tienen altas probabilidades de fosilizar.

Características

El pulpo es un molusco de tipo cefalópodo, se caracteriza por tener una bolsa de tinta y el alto grado de desarrollo del sistema nervioso.

El pulpo es un molusco de tipo cefalópodo, se caracteriza por tener una bolsa de tinta y el alto grado de desarrollo del sistema nervioso.

Los moluscos son muy diversos en cuanto a sus estructuras corporales y comportamientos. Sin embargo, todos tienen un mismo patrón estructural que suele representarse en un «molusco generalizado». En este modelo se exponen las características compartidas por gran parte de los moluscos:

  • Tienen el cuerpo blando y, generalmente, protegido por una concha calcárea dura.
  • Su cuerpo tiene simetría bilateral y la mayoría tiene un pie musculoso.
  • Tienen rádula (excepto los bivalvos), que es una cinta móvil con dientes de quitina utilizada para raspar el alimento y enviarlo hacia el tracto digestivo.
  • Tienen un sistema circulatorio abierto y respiran por medio de branquias, que están contenidas en la cavidad paleal.
  • Muchos son hermafroditas y tienen fecundación interna; sin embargo, algunos gasterópodos tienen sexos separados y fecundación externa.
  • Viven en ambientes acuáticos, excepto algunos caracoles y babosas que son terrestres.

Clasificación

Existen siete clases de moluscos actuales, cada una con características propias que la distinguen del resto.

Monoplacóforos

Existen solo tres especies actuales de monoplacóforos que son consideradas fósiles vivientes y están adaptadas a vivir en ambientes profundos, lo que les permite evitar la competencia y la depredación. Estos moluscos tienen una concha de una sola pieza que puede tener forma aplanada, cónica o de escudo. Además, se caracterizan por la repetición de estructuras externas e internas, como las branquias, los músculos retractores del pie y las aurículas.

Poliplacóforos

Esta clase agrupa unas 800 especies de quitones. Los poliplacóforos tienen el cuerpo ovalado y aplanado dorsoventralmente, protegido por una concha formada por ocho placas. Viven en zonas intermareales, donde permanecen fuertemente adheridos a rocas y conchas de otros animales. Allí se alimentan de algas y otras partículas alimenticias que raspan del sustrato con la rádula.

Publicidad, continua debajo

Aplacóforos

Existen alrededor de 288 especies de aplacóforos pero no están del todo estudiadas. Son moluscos pequeños y vermiformes que no tienen la típica concha y, algunos, hasta carecen de rádula. Habitan en los océanos, entre los 200 y los 3.000 metros de profundidad; algunos son excavadores mientras que otros se arrastran sobre el fondo.

Gasterópodos

Esta clase agrupa cerca de 30.000 especies actuales (más 15.000 fósiles) y es considerada la de mayor éxito evolutivo entre los moluscos debido a la diversidad de ambientes que han sido invadidos por los gasterópodos: marinos, de agua dulce y terrestres.

En comparación con las clases anteriores, estos moluscos son animales activos y móviles, tienen una concha que cumple la función de refugio en lugar de escudo y tienen una cabeza con tentáculos y ojos, entre otras características distintivas. Dos de las tres subclases de gasterópodos respiran por medio de branquias, mientras que los de la subclase Pulmonata (caracoles terrestres) no tienen branquias sino que la cavidad paleal se ha transformado en un pulmón.

Bivalvos

Esta clase agrupa unas 13.000 especies que, en su mayoría, son marinas. Algunos bivalvos capaces de excavar viven en suelos blandos; otros viven fijos a distintos sustratos (madera, rocas, corales, etc.); y unos pocos pueden vivir libremente sobre la superficie del fondo marino.

Los bivalvos tienen su cuerpo comprimido lateralmente y protegido por una concha con dos valvas, que están unidas por uno de los lados y fuertemente cerradas por músculos internos. Por lo general, estos moluscos presentan branquias muy grandes que han adquirido la función de recolectar y filtrar el alimento en suspensión. En ellos, la rádula está ausente.

Escafópodos

Existen aproximadamente 350 especies de escafópodos, más conocidos como colmillos o dientes de mar por la forma de su concha, alargada y cilíndrica. Estos moluscos no tienen branquias, sino que respiran por la superficie de su cuerpo. Además, su cuerpo es alargado y su cabeza está reducida. Al ser animales excavadores, los escafópodos viven enterrados en la arena, por lo que son raros de ver.

Cefalópodos

Actualmente, existen solo unas 600 especies de cefalópodos aunque se conocen más de 7.500 fósiles. Esta clase contiene a los invertebrados de mayor tamaño que, a su vez, son los moluscos más especializados y activos. La mayoría de los cefalópodos nadan por propulsión a chorro al expulsar agua a presión desde su cavidad paleal. Los pulpos también pueden reptar sobre las rocas con sus tentáculos.

Los cefalópodos presentan una cabeza que asoma entre una corona de tentáculos o brazos prensiles. Además se caracterizan por tener una cavidad bucal con mandíbulas en forma de pico, por tener una bolsa de la tinta y por el alto grado de desarrollo del sistema nervioso.

Ejemplos

A continuación se citan algunos ejemplos de moluscos:

Caracol Ostra Pulpo Mejillón
Calamar Babosa Almeja Nudibranquio
Abulón Chiton Cangrejo ermitaño Vieira
Nautilus Lapa Aplysia (liebre de mar) Caracol marino
Percebe Concha de mar Navaja Helix pomatia (caracol de Borgoña)
Pulmonado acuático Pila (caracol de agua dulce) Solenoide Conus (cono de mar)
Lapas gigantes Caracol terrestre Lesma do mar Pupila (caracol de tierra)
Bibliografía:
  • Curtis, H. et al. Biología. (7a ed.) Buenos Aires: Editorial Médica Panamericana. 2008.
  • Ruppert, E. E. & Barnes, R. D. Zoología de los invertebrados. (6ª ed.) México: McGraw-Hill / Interamericana Editores. 1996.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Ciencias Biológicas (Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, Universidad de Buenos Aires). Editora y redactora de contenidos.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Jessica Noemí Solano (2021). Moluscos. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/moluscos/). Última edición: septiembre 2021. Consultado el 21 de mayo de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!