Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Cepeda (1859). Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-cepeda-1859/). Última edición: abril 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Batalla de Cepeda (1859)

Enfrentamiento armado entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina, el 23 de octubre de 1859.

Tabla de contenidos:

Datos

Fecha 23 de octubre de 1859.
Lugar Arroyo de Cepeda, Buenos Aires, Argentina.
Beligerantes Confederación Argentina vs. Estado de Buenos Aires
Resultado Victoria de la Confederación Argentina.

¿Qué fue?

Publicidad

La batalla de Cepeda de 1859 fue un hecho de armas que enfrentó a las tropas de la Confederación Argentina y a las del ejército del Estado de Buenos Aires. Tuvo lugar el 23 de octubre de 1859 en la cañada del arroyo de Cepeda, en el noreste de la actual provincia de Buenos Aires.

Tras varias horas de lucha, el ejército porteño fue derrotado por las fuerzas confederales. Se iniciaron entonces negociaciones que culminaron con la firma del Pacto de San José de Flores, que estableció la reincorporación de Buenos Aires a la Confederación Argentina.

Durante la batalla de Cepeda de 1859 se enfrentaron dos bandos:

  • El ejército del Estado de Buenos Aires: que se encontraba bajo el mando del general porteño Bartolomé Mitre y contaba con unos 9.000 hombres, 5.000 de caballería y 4.000 de infantería. Secundaban a Mitre tres generales: Wenceslao Paunero, Manuel Hornos y el uruguayo Venancio Flores. Contaba con 35 cañones.
  • El ejército de la Confederación Argentina: que era liderado por el presidente constitucional Justo José de Urquiza. Contaba con unos 15.000 hombres, 10.000 de caballería, 3.000 de infantería y 2.000 ranqueles liderados por el cacique Ignacio Coliqueo. Secundaban a Urquiza varios generales, entre ellos Juan Esteban Pedernera, Hilario Lagos y Manuel Antonio Urdinarrain. Contaba con 24 piezas de artillería.

Contexto histórico

Bartolomé Mitre en la época de las batallas de Cepeda y Pavón. Pintura realizada en 1861 por el artista italiano Ignacio Manzoni. Museo Mitre, Ciudad de Buenos Aires.

Bartolomé Mitre en la época de las batallas de Cepeda y Pavón. Pintura realizada en 1861 por el artista italiano Ignacio Manzoni. Museo Mitre, Ciudad de Buenos Aires.

Luego de la secesión de Buenos Aires, a fines de 1852, la Confederación Argentina quedó integrada por las trece provincias que juraron la Constitución Nacional. Tenía su capital en la ciudad de Paraná, en Entre Ríos, donde residían el Congreso Nacional y el Poder Ejecutivo.

El primer presidente de la Confederación fue Urquiza, que fue elegido por el Colegio Electoral tras las elecciones nacionales de 1854. Estaba acompañado por Salvador María del Carril en la vicepresidencia, ambos con un mandato constitucional de seis años.

Buenos Aires, por su parte, se organizó como Estado independiente, sancionó su propia constitución y monopolizó las rentas de la aduana del puerto de Buenos Aires, privando a las demás provincias de una importante fuente de ingresos.

Agobiado por las dificultades para afrontar los gastos del Estado que presidía, en 1859 Urquiza decidió que había llegado la hora de obligar a Buenos Aires a reincorporarse a la Confederación y a jurar la Constitución Nacional.

Publicidad, continua debajo

A los problemas financieros, se sumaron las tensiones provocadas por el asesinato del ex gobernador de la provincia de San Juan, el federal Nazario Benavídez, por un gobierno liberal aliado al de Buenos Aires. Ese asesinato había enfurecido al presidente, que intervino la provincia y desplazó a sus autoridades, decisión que provocó el repudio de la opinión pública porteña.

Luego de decretar la movilización general, Urquiza cruzó el río Paraná, desembarcó en Rosario y avanzó por territorio de Santa Fe hasta llegar al límite con el Estado de Buenos Aires. Mitre, por su parte, había embarcado a la guardia nacional porteña y la había hecho bajar a tierra en el puerto de San Nicolás de los Arroyos.

Desarrollo

Las avanzadas de ambos ejércitos se enfrentaron el 22 de octubre en la cañada del arroyo Cepeda, a unos 25 km al norte de Pergamino, sin que ninguna de las dos sacara ventaja.

Al día siguiente, los ejércitos estaban frente a frente. La batalla se inició a la media tarde con el choque de las infanterías de ambos bandos. En un principio, los porteños lograron detener el avance de los infantes confederales, pero todo cambió cuando Urquiza desplegó la caballería entrerriana en dos alas, rodeó la formación porteña y atacó a su caballería. Simultáneamente, parte de la infantería federal logró dispersar tres batallones porteños.

Al atardecer, la batalla había concluido. Durante la noche, Mitre inició la retirada de su ejército sin haber dado de comer ni de beber a sus hombres. En el centro de la formación ubicó a los heridos y los pocos jinetes que le quedaban. A los costados marchaban los infantes que portaban armas listas para disparar.

Las tropas federales tirotearon a los porteños, pero los porteños contestaron el fuego y la marcha prosiguió durante unos cuarenta kilómetros. A la una y media de la tarde del día 25, el ejército porteño llegó a San Nicolás de los Arroyos, donde embarcó hacia Buenos Aires.

Urquiza avanzó rápidamente hasta acampar en San José de Flores, desde donde lanzó proclamas en favor de la reincorporación pacífica de Buenos Aires a la Confederación.

Causas

Entre las principales causas de la batalla de Cepeda de 1859 se destacan las siguientes:

  • La pretensión de los dirigentes liberales porteños de imponer su hegemonía en un Estado unificado en el que Urquiza y Entre Ríos dejaran de tener un lugar de preeminencia.
  • La diferencia de recursos económicos entre el Estado de Buenos Aires y la Confederación Argentina, que inclinaban la balanza del lado de los porteños. Estos contaban con mayores posibilidades de reclutar ejércitos, comprar armamentos y corromper las voluntades de sus opositores políticos.
  • El asesinato del ex gobernador federal Nazario Benavidez, instigado por los porteños. Benavidez era aliado de Urquiza por lo que su muerte, el 23 de octubre de 1858, provocó la reacción del presidente, que intervino la provincia de San Juan.
  • La aprobación de una ley por parte del Congreso Nacional, que en abril de 1859 facultó al presidente Urquiza a reintegrar a Buenos Aires a la Confederación de manera pacífica o por la fuerza.

Consecuencias

Entre las principales consecuencias de la batalla de Cepeda de 1859 se destacan las siguientes:

  • La muerte de 500 hombres, 300 de la Confederación y 200 de Buenos Aires.
  • La toma de unos 2.000 prisioneros porteños por parte del ejército de la Confederación, que capturó además veinte cañones enemigos.
  • La renuncia del gobernador porteño Valentín Alsina. Éste representaba al ala dura del Partido Liberal porteño, que deseaba prolongar indefinidamente la separación del Estado de Buenos Aires. Fue sucedido por Felipe Llavallol.
  • La firma del Pacto de San José de Flores, el 11 de noviembre de 1859, el cual estableció que Buenos Aires y la Confederación se integrarían bajo una misma Constitución y un mismo gobierno.
  • La formación de una comisión de juristas porteños que revisó la Constitución Nacional. Luego de esa revisión, los porteños plantearon dos exigencias: que la ciudad de Buenos Aires no fuera declarada capital del país y recibir una compensación económica por la nacionalización de su aduana. Estas propuestas fueron aceptadas por la Confederación.
  • La jura de la Constitución Nacional por el Estado de Buenos Aires el 1 de mayo de 1860.

Protagonistas

Entre los principales protagonistas de este enfrentamiento armado se destacan los siguientes:

  • Justo José de Urquiza (1801-1870): militar y político argentino. Fue gobernador de la provincia de Entre Ríos, líder de los federales y presidente de la Confederación Argentina entre 1854 y 1860.
  • Bartolomé Mitre (1821-1906): político, historiador, estadista, periodista y militar argentino. Fue gobernador de la provincia de Buenos Aires entre 1859 y 1861 y presidente de la Nación entre 1862 y 1868.
  • Ricardo López Jordán (1822-1889): militar y político argentino. Participó de la batalla de Cepeda al frente de la Guardia Nacional de Santa Fe. Tras conocer los términos del Pacto de San José de Flores, López Jordán comenzó a dudar de la firmeza de Urquiza, de quien afirmó que: «Había llegado a Buenos Aires como vencedor y negociado como derrotado».
Bibliografía:
  • Halperin Donghi, Tulio. Una nación para el desierto argentino. Buenos Aires, CEAL. 1987.
  • Luna, Félix. Breve historia de los argentinos. Buenos Aires, Planeta. 1993.
  • Pigna, Felipe. Los mitos de la historia argentina 2. Buenos Aires, Planeta. 2005.
  • Ruiz Moreno, Isidoro J. Campañas militares argentinas. Buenos Aires, Emecé. 2008.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Cepeda (1859). Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-cepeda-1859/). Última edición: abril 2024. Consultado el 19 de junio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!