Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2022). El jardín de las delicias. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/el-jardin-de-las-delicias/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

El jardín de las delicias

Obra del artista flamenco Jheronimus van Aken.

7m
·
Tabla de contenidos:

Imagen del cuadro El jardín de las delicias

Datos

Autor Jheronimus Anthoniszoon van Aken (El Bosco) (1450-1516)
Nombre de la obra Tríptico del jardín de las delicias.
Fecha 1490-1500
Técnicas y materiales Grisalla y óleo sobre tabla.
Dimensiones 185,8 cm x 76,5 cm los paneles laterales y 185,8 cm x 172,5 cm el panel central.
Ubicación Museo del Prado, Madrid, España.
Período/estilo Renacimiento nórdico.

Definición

El tríptico del jardín de las delicias o El jardín de las delicias es una obra del artista flamenco Jheronimus van Aken, más conocido como El Bosco, versión española de Jheronimus Bosch, nombre con que firmaba sus obras.

Publicidad

Un tríptico es una obra que consta de tres piezas, generalmente una central y dos laterales que suelen cerrarse sobre la central. El Jardín de las delicias, nombre con que se conoce a toda la obra, es el que le dio al panel central el Museo del Prado, en 1939, cuando el tríptico ingresó en su patrimonio.

Este panel central, el más enigmático de los tres, muestra un gran número de personas jóvenes, desnudas, en pareja o en grupos mientras realizan distintas actividades relacionadas con los placeres mundanos, como el juego, la comida, la conversación y el erotismo.

El tríptico cerrado representa el tercer día de la creación del mundo según la tradición bíblica.

El tríptico cerrado representa el tercer día de la creación del mundo según la tradición bíblica

El panel lateral izquierdo representa a Dios, en la figura de Cristo, presentando a Eva, recién creada, a Adán en el Paraíso. El panel derecho es una versión del infierno, conocida como Infierno musical por la presencia de numerosos instrumentos musicales.

Al cerrarse sobre el central, el reverso de los paneles laterales forma una pintura monocromática cuyo tema es el tercer día de la creación cuando, según la Biblia, Dios dividió la tierra de las aguas y separó los elementos.

En estas tres piezas, El Bosco creó un mundo imaginario plagado de elementos extraños, animales inexistentes, arquitecturas geométricas fantasiosas, enormes frutas y pájaros, que han fascinado a los espectadores de todos los tiempos..

Publicidad, continua debajo

Características

Las características principales de El jardín de las delicias son:

  • El tríptico del jardín de las delicias es la obra más famosa de El Bosco. No se conoce cuál es su tema concreto, de modo que las diversas interpretaciones que existen son solo hipótesis provisorias.
  • La interpretación más reciente afirma que la obra completa sería acerca del matrimonio como sacramento establecido por Dios desde la creación, los peligros de las relaciones que se establecen solo por placer personal y las consecuencias de este comportamiento, que llevarían al infierno a quienes lo practican.
  • En términos más generales se considera que es una obra moralizante. El Bosco habría planteado un discurso acerca de cómo el pecado, que aparece simbolizado en algunos elementos ya en el paraíso, gobierna la vida de las personas en la tierra y las arrastra al infierno eterno.
  • El artista, que se caracterizaba por su originalidad para desarrollar los temas, utilizó elementos con contenido simbólico, fantasiosos y extraños que parecen provenir del mundo de los sueños o las pesadillas. Aunque en la actualidad pueden parecernos sorprendentes, es probable que esas imágenes fueran reconocibles para sus contemporáneos ya que existen textos de la tradición medieval del norte de Europa, así como relatos populares, que describen personajes y situaciones similares. Ese tipo de imagen es característica también de las drolleries o grotesques, pequeñas caricaturas e ilustraciones que iluminaban los manuscritos medievales.
  • Los trípticos solían exhibirse cerrados. En este caso, la obra que se forma al cerrarlo, pintada en tonos de gris, da lugar al abrirla a una explosión de colores brillantes que genera un fuerte impacto visual.

Análisis

Se supone que el Tríptico del jardín de las delicias, en general se exhibía cerrado, como sucedía con todas las piezas de este tipo, y se abría en algunas ocasiones especiales.

El tríptico cerrado representa el tercer día de la creación según la Biblia. Está realizado con la técnica de grisalla y muestra la separación de la tierra y las aguas mediante la palabra de Dios, que aparece en la esquina superior derecha con un libro en la mano. Dos inscripciones en latín, tomadas del libro bíblico de los Salmos, expresan: Lo dijo y todo fue hecho. Lo ordenó y todo fue creado.

Al abrirse el tríptico aparecen las tres escenas mencionadas más arriba: El paraíso, El jardín de las delicias y El infierno musical. A pesar de las diferencias temáticas y la aparente desconexión entre las escenas, los tres paneles comparten la misma línea de horizonte, muy alta, que ubica al observador en un punto de vista elevado y abarcativo.

En los tres paneles, a su vez, los elementos se ordenan en tres planos: los personajes más definidos y los detalles más importantes aparecen en el plano más cercano al espectador; en el plano medio las situaciones se desarrollan en medios acuáticos y en el fondo predominan las arquitecturas. El paisaje del paraíso, por su parte, se continúan en el panel central. Estas características insinúan una continuidad narrativa.

En el jardín de las delicias los elementos no tienen una composición clara. La vista se desliza a lo largo de las escenas sin puntos de referencia definidos.

Las anatomías de las personas son esquemáticas y estilizadas y no responden al modelo canónico renacentista.

En el panel del infierno, aparecen representados los castigos referidos especialmente a los culpables de pecados capitales: avaricia, lujuria, soberbia, gula, ira, envidia y pereza. Se destaca la figura central, el hombre árbol, en este caso como símbolo del demonio, que es un invento iconográfico que tuvo una gran influencia en la historia del arte.

Historia

El jardín de las delicias fue un encargo de un aristócrata flamenco, Engelberto II de Nassau, para su colección particular. A su muerte, pasó a su sobrino Enrique III.

Permaneció en poder de la familia de Orange por tres generaciones hasta que el 28 de mayo de 1568, fue confiscado en Bruselas por Fernando Alvárez de Toledo, duque de Alba, quien lo llevó a España. A su muerte, el rey Felipe II lo compró y lo instaló en El Escorial.

En el siglo XX pasó a la colección del Museo del Prado donde está exhibido. Junto con Las meninas, de Diego Velázquez, es una de las pinturas más visitadas del museo.

Bibliografía:
  • AA.VV. El Bosco y la tradición pictórica de lo fantástico. Madrid, Fundación Amigos del Museo del Prado/Barcelona, Galaxia Gutenberg. 2006.
  • Mateo, Isabel. El jardín de las Delicias y sus fuentes. Madrid, Fundación de Arte Hispánico. 2002.
  • Yarza Luaces, Joaquín. El jardín de las delicias de El Bosco. Madrid, TF Editores. 1998.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2022). El jardín de las delicias. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/el-jardin-de-las-delicias/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!