Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2021). Marxismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/marxismo/). Última edición: junio 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Marxismo

Conjunto de doctrinas filosóficas, políticas, sociales y económicas basadas en el pensamiento de Karl Marx y Friedrich Engels.

Tabla de contenidos:

Definición

Publicidad

Se llama marxismo a un conjunto de doctrinas filosóficas, políticas, sociales y económicas basadas en las propuestas de Karl Marx y Friedrich Engels.

El marxismo rechaza el capitalismo y defiende la construcción de una sociedad sin clases ni explotación económica. Para concretar ese objetivo, propone expropiar los medios de producción y dejarlos en manos del proletariado, a fin de que sean las clases trabajadoras las únicas que se beneficien del fruto de su trabajo.

El marxismo aportó un método de análisis de la realidad conocido como materialismo histórico, según el cual el lugar que se ocupa en la estructura productiva determina tanto las condiciones de vida de las personas como la conciencia que tienen sobre sí mismas y sobre el mundo.

El marxismo como ideología influyó en distintos sistemas políticos y económicos del siglo XX, como el socialismo soviético, el chino o el cubano, que se basaron en las ideas de Marx y Engels, reinterpretadas por otros pensadores como Gueorgui Plejánov, Vladimir Lenin, Rosa Luxemburgo y Antonio Gramsci, entre otros.

Origen y evolución

El marxismo se originó en la Europa de mediados del siglo XIX, sobre la base de la obra de dos filósofos, sociólogos y economistas alemanes: Karl Marx y Friedrich Engels.

Retrato de Carl Marx.

Retrato de Karl Marx.

Marx y Engels criticaron a los autores socialistas anteriores, a los que tildaron de utópicos por realizar propuestas poco realistas, y calificaron a sus propias ideas como científicas.

La base doctrinaria del marxismo está expuesta en textos como La ideología alemana (1846), el Manifiesto comunista (1848) y sobre todo en El Capital (1867). En esta obra, Marx y Engels sostuvieron que la historia de la humanidad se caracterizaba por la lucha de clases. En la sociedad industrial capitalista del siglo XIX se trataba del conflicto entre los dueños de los medios de producción o burguesía, y del proletariado, con intereses intrínsecamente antagónicos. Basándose en las ideas del evolucionismo, muy en boga en aquel entonces, Marx y Engels explicaron cómo la humanidad había pasado por distintas etapas, que llamaron modos de producción, y vaticinaron que al capitalismo seguiría inevitablemente el comunismo, luego de un período de transición denominado dictadura del proletariado.

Publicidad, continua debajo
Retrato de Friedrich Engels.

Retrato de Friedrich Engels.

Tras la muerte de Marx y Engels, se sucedieron debates entre seguidores ortodoxos y revisionistas de sus ideas. Mientras que los primeros defendieron la inevitabilidad de la revolución social que pondría fin al capitalismo, los segundos sostuvieron que la transición del capitalismo al socialismo era posible mediante reformas graduales y no violentas. Durante esos debates, el teórico austro húngaro de origen judío, Karl Kautsky, adhirió a la línea ortodoxa y acuñó el término marxismo, que perdura hasta la actualidad.

Principios y características

Los principales principios del marxismo son los siguientes:

La huelga (1886), del pintor alemán Robert Koehler. Para el marxismo ortodoxo, el proletariado no puede conquistar pacíficamente el poder político, deber arrebatárselo a la burguesía para poder expropiarla de los medios de producción.

La huelga (1886), del pintor alemán Robert Koehler. Para el marxismo ortodoxo, el proletariado no puede conquistar pacíficamente el poder político, deber arrebatárselo a la burguesía para poder expropiarla de los medios de producción.

  • Creencia en que las condiciones materiales de vida son determinantes de las relaciones políticas, la ideología, la moral y las normas jurídicas.
  • Concepción de las fuerzas productivas y de la lucha de clases determinada por ellas como motor fundamental del cambio histórico. En el capitalismo industrial, la relación entre asalariados y burgueses es considerada como esencialmente antagónica y principal expresión de una lucha de clases, en la que los burgueses recurren a los aparatos del Estado para asegurar su dominación.
  • Distinción entre el valor de uso de las mercancías (la utilidad que se puede obtener al usar un bien) y su valor de cambio (la cantidad que se puede conseguir por la venta de un bien en el mercado).
  • Rechazo del capitalismo como sistema social y económico, debido a que las mercancías creadas mediante la explotación del proletariado poseen un valor de cambio mayor que el salario pagado a la fuerza de trabajo (concepto de plusvalía).
  • Oposición a la religión por fomentar la creencia de que la salvación de los pobres y necesitados está en el reino de los Cielos y no en la vida terrenal. Esta idea llevó al marxismo a proclamarse ateo.
  • Necesidad de abolir el libre mercado de bienes y servicios y de la propiedad privada de los medios de producción para ponerle fin a la explotación económica y a las diferencias sociales.
  • Creencia en la inevitabilidad del pasaje del modo de producción capitalista al comunista a través de una revolución social, luego de la cual sobrevendría un período de transición denominado dictadura del proletariado. Durante esa transición:
    • La propiedad de los medios de producción debería estar a cargo del Estado, de modo de organizar los factores de la producción, regular los precios y garantizar el consumo igualitario de los bienes de primera necesidad (planificación centralizada).
    • Los medios de comunicación dejarían de ser privados y pasarían a ser públicos, para evitar la infiltración de elementos ideológicos burgueses que lleven a la reimplantación del capitalismo.
  • Concepción del comunismo, como una etapa sin clases sociales, Estado ni explotación económica.

Representantes

Los principales representantes del marxismo fueron los siguientes:

  • Karl Marx (1818-1883): economista, sociólogo y filósofo alemán, fundador del socialismo científico, más tarde llamado marxismo. Escribió para varios periódicos radicales, apoyó las revoluciones europeas de 1848 y formó parte del consejo general de la Primera Internacional. Desde la conducción de esta asociación internacional impregnó al movimiento obrero de sus ideas socialistas.
  • Friedrich Engels (1820-1895): economista, sociólogo y filósofo alemán. Fue el coautor de varias de las obras atribuidas a Marx. Fue dirigente político de la Primera Internacional y de la Segunda Internacional. Sus actividades como periodista y autor contribuyeron a la difusión del marxismo a través de obras como Del socialismo utópico al socialismo científico (1880). Después de la muerte de Marx, publicó el segundo y tercer tomo de El capital.
  • Gueorgui Plejánov (1856-1918): teórico y revolucionario ruso que vivió gran parte de su vida en Suiza, donde en 1886 fundó el Grupo para la Emancipación del Trabajo, la primera organización marxista rusa. Tras la Revolución rusa de 1917, regresó a su país, pero debido a su oposición a los bolcheviques, debió exiliarse en Finlandia, donde murió en 1918.
  • Vladimir Ilich Lenin (1870-1924): político y teórico ruso, uno de los fundadores del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia y líder de los bolcheviques. Luego de la revolución de 1917 impulsó la introducción de las primeras reformas socialistas y la fundación de la Unión Soviética.
  • Rosa Luxemburgo (1871-1919): teórica marxista polaca de origen judío. Militó en el ala izquierda del Partido Socialdemócrata de Alemania hasta 1914, cuando se opuso a la participación de su país en la Primera Guerra Mundial. En 1916 fundó la Liga Espartaquista, que fue el origen del Partido Comunista alemán. En 1919 tomó parte de una frustrada revolución contra la República de Weimar, durante la cual fue asesinada por paramilitares nacionalistas.
  • León Trotski (1879-1940): político y revolucionario ruso de origen judío. Entre 1918 y 1924 ocupó el cargo de Comisario del Pueblo para la Guerra, desde el cual organizó el Ejército Rojo. Debido a su defensa de la doctrina de la revolución permanente, fue desplazado del poder por Iósif Stalin y se exilió en México, donde fue asesinado en 1940.
  • Antonio Gramsci (1891-1937): sociólogo y periodista italiano, uno de los fundadores del Partido Comunista de su país, del cual fue su secretario general entre 1924 y 1926, cuando fue encarcelado por orden de Benito Mussolini. En prisión, escribió Cuadernos de la cárcel, donde abordó los conceptos de hegemonía cultural y bloque hegemónico.
  • Mao Zedong (1893-1976): político y filósofo chino, fundador de la República Popular China en 1949. Asumió los planteamientos del marxismo-leninismo, pero con matices propios, al otorgarle a la clase campesina el papel de motor de la revolución. También acuñó los conceptos de dictadura democrática del pueblo y revolución cultural. Es autor de Libro rojo (1964).
Bibliografía:
  • Althusser, Louis. La revolución teórica de Marx. México, Siglo XXI. 1967.
  • Anderson, Perry. Consideraciones sobre el marxismo occidental. México, Siglo XXI. 1979.
  • Arendt, Hannah. Sobre la Revolución. Madrid, Alianza. 2004.
  • Chomsky, Noam. Lucha de clases. Barcelona, Crítica. 2003.
  • Habermas, Jürgen. La reconstrucción del materialismo histórico. Madrid, Taurus. 1976.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2021). Marxismo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/marxismo/). Última edición: junio 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!