Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

13 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2019). Primera Guerra Mundial. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/primera-guerra-mundial/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Primera Guerra Mundial

Conflicto bélico ocurrido entre 1914 y 1918, que enfrentó a dos grandes bloques, la Triple Alianza y la Triple Entente.

Tabla de contenidos:

Datos

Fecha 1914 – 1918.
Lugar Europa, África, Asia, Islas del Pacífico, océano Atlántico.
Beligerantes Triple Entente vs. Triple Alianza.
Resultado Victoria de la Triple Entente.

Introducción

Publicidad

La Primera Guerra Mundial, también conocida como Gran Guerra, fue un conflicto bélico ocurrido entre 1914 y 1918, que enfrentó a dos grandes bloques:

  • Triple Alianza: formada por el Imperio alemán, el Imperio austrohúngaro, y el Imperio otomano. Más tarde su sumó Bulgaria. Los principales líderes de este grupo de países, también conocido como Imperios centrales, fueron el emperador alemán Guillermo II y el emperador austrohúngaro Francisco José I.
  • Triple Entente: posteriormente llamados Aliados de la Primera Guerra Mundial, integrada por Francia, el Imperio ruso y Gran Bretaña. Luego se sumaron Italia (que formaba parte de la Triple Alianza pero que cambió de bando) y los Estados Unidos, entre otros. Sus principales líderes fueron el presidente francés Raymond Poincaré, el zar ruso Nicolás II, el primer ministro británico David Lloyd George y el presidente estadounidense Woodrow Wilson.
Ejército alemán en combate con lanzallamas, Verdún, Francia, 1916.

Ejército alemán en combate con lanzallamas, Verdún, Francia, 1916.

La guerra se inició el 28 de julio de 1914, luego del asesinato de Francisco Fernando, heredero al trono del Imperio austrohúngaro. Finalizó el 11 de noviembre de 1918, cuando el Imperio alemán, tras sufrir varias derrotas y asediado por una revolución socialista, solicitó un armisticio que fue aceptado por sus enemigos.

Países que participaron

Durante la Primera Guerra Mundial intervinieron los siguientes Estados:

Triple Entente o Aliados Triple Alianza o Imperios centrales
Francia Imperio alemán
Imperio ruso Imperio austrohúngaro
Imperio británico Imperio otomano
Serbia Bulgaria
Rumania
Bélgica
Italia
Estados Unidos
Imperio del Japón
Portugal
Grecia
Brasil

Preguntas frecuentes

¿Quién ganó la Primera Guerra Mundial?

La Primera Guerra Mundial la ganó el bando de la Triple Entente.

¿Cuándo empezó la Primera Guerra Mundial?

La guerra se inició el martes 28 de julio de 1914, luego del asesinato de Francisco Fernando, heredero al trono del Imperio austrohúngaro.

¿Cuándo terminó la Primera Guerra Mundial?

La guerra terminó el lunes 11 de noviembre de 1918, cuando el imperio alemán solicitó un armisticio que fue aceptado por sus enemigos.

¿Qué inició la Primera Guerra Mundial?

El detonante del conflicto fue el asesinato del heredero al trono del Imperio austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando y de su esposa Sofía.

Publicidad, continua debajo

¿Cuánto duró la Primera Guerra Mundial?

La guerra tuvo lugar entre el martes 28 de julio de 1914 y el 11 de noviembre de 1918 (1567 días).

Antecedentes

Luego del fin de las guerras napoleónicas, en 1815, el continente europeo vivió una etapa sin grandes conflictos internacionales, a excepción de las revoluciones liberales y nacionalistas de 1830 y 1848.

Esa relativa paz fue quebrada por la guerra de Crimea, que entre 1853 y 1856 enfrentó a Francia, Gran Bretaña, el Imperio otomano y el reino de Cerdeña contra Grecia y el Imperio ruso. Este conflicto bélico marcó el resurgimiento de Francia como potencia militar y puso en evidencia su acercamiento a Gran Bretaña, a la que había enfrentado en la Guerra de los 7 Años, la guerra por la Independencia de Estados Unidos y las guerras napoleónicas.

La derrota de Francia en la guerra franco-prusiana de 1870-71, llevó a alemanes y franceses a tejer alianzas para defender sus intereses. La iniciativa la tuvo el canciller alemán Otto von Bismarck que, para aislar a Francia, promovió la formación de la Triple Alianza, que en 1882 conformaron el Imperio alemán, el Imperio austrohúngaro y el Reino de Italia.

Alarmados por este pacto, los franceses realizaron gestiones diplomáticas para romper su aislamiento internacional. La manifestación de esos esfuerzos fue la Entente Cordiale, un tratado de no agresión entre Francia y Gran Bretaña firmado en 1904.

Concretada la alianza con los británicos, la diplomacia francesa buscó atraer a los rusos, con los cuales se firmó un tratado de ayuda mutua en 1907. La posterior concreción de un acuerdo entre Gran Bretaña y el gobierno del zar, permitió constituir la Triple Entente.

En 1912, Francia y Rusia ratificaron su alianza a través de un protocolo, en el que se estableció que ambas potencias se comprometían a intervenir si alguna de ellas era atacada por un enemigo en común. El gobierno británico, por su parte, trató de limitar su participación al apoyo diplomático a sus dos aliados. Pero sucesivas crisis internacionales, entre ellas las Guerras de los Balcanes de 1912 y 1913, fueron comprometiendo cada vez más a Gran Bretaña en la Triple Entente.

La declaración de guerra del Imperio alemán al Imperio ruso, en julio de 1914, llevó al gobierno de Nicolás II a solicitar la ayuda de sus aliados, que al concretarse inició la Primera Guerra Mundial.

Desarrollo

Las hostilidades se iniciaron con ofensivas rápidas pero ineficaces. En el este, los rusos avanzaron hacia Berlín y Viena, pero fueron frenados por alemanes y austríacos. En el oeste, los alemanes ocuparon Bélgica y marcharon hacia París, pero fueron detenidos muy cerca de la capital francesa.

A partir de entonces, cada bando construyó cientos de kilómetros de trincheras, desde las cuales cada tanto trataba de avanzar sobre el territorio enemigo. Esas luchas fueron feroces: cuando los oficiales hacían sonar sus silbatos los soldados se lanzaban a la carrera hacia la trinchera de enfrente bajo una lluvia de balas de las ametralladoras. Los pocos que llegaban a las líneas enemigas se trenzaban en combates cuerpo a cuerpo con cuchillos y bayonetas.

La guerra tuvo un punto de inflexión en 1917, cuando un submarino alemán hundió un barco de pasajeros en el que viajaban cientos de estadounidenses. Los Estados Unidos le declararon la guerra a la Triple Alianza y se sumaron así a la Triple Entente. Poco después, una revolución derrocó a la monarquía rusa y el nuevo gobierno decidió retirar sus tropas de la guerra. Los alemanes concentraron sus ejércitos en el oeste y lanzaron una gran ofensiva sobre Francia. Pero el ataque, que fue detenido, agotó todas sus fuerzas.

El contraataque, posibilitado por las tropas y los armamentos provistos por los Estados Unidos, logró romper las defensas de los Imperios centrales, que solicitaron un armisticio en noviembre de 1918.

Etapas

Los historiadores suelen dividir el desarrollo de la Primera Guerra Mundial en 4 fases o etapas:

  • Guerra de movimientos (1914): se caracterizó por grandes ofensivas. En el frente occidental, Alemania invadió Francia tras haber atravesado Bélgica y Luxemburgo. En pocos días, el ejército alemán llegó a estar a tan solo 40 kilómetros de París. Pero su ataque relámpago fue frenado por franceses y británicos en la primera batalla del Marne. En el frente oriental, Austria-Hungría invadió Serbia, mientras que los alemanes detuvieron los ataques rusos en las batallas de Tannenberg y de los Lagos Masurianos. Pese a estas victorias, los germanos no consiguieron avanzar de manera decisiva en territorio ruso.
  • Guerra de posiciones o de trincheras (1915-17): tanto en el este como en el oeste, los ejércitos en lucha fijaron sus posiciones y las reforzaron construyendo trincheras y refugios, rodeados de alambres de púas y minas. De esa manera, los frentes se estabilizaron y los ejércitos quedaron inmovilizados, apostando al desgaste del enemigo. Para salir del punto muerto, en 1916 los alemanes lanzaron una ofensiva sobre la ciudad francesa de Verdún. Los franceses lograron detener este avance y con ayuda de los británicos organizaron un contraataque en la región del Somme. El resultado de ambas batallas fue catastrófico: en menos de un año murieron 1.800.000 soldados y oficiales de ambos bandos.
  • Crisis de 1917: durante ese año la guerra adquirió un giro dramático. En el frente oriental, el Imperio ruso fue sacudido por una revolución que llevó al poder a los bolcheviques, que solicitaron un armisticio. En el frente occidental, los Estados Unidos entraron en el conflicto a favor de Francia y Gran Bretaña.
  • Fin de la guerra (1918): la firma del Tratado de Brest-Litovsk entre Rusia y los Imperios centrales marcó el fin de las hostilidades en el frente oriental. Alentada por esta victoria, Alemania lanzó una ofensiva en la segunda batalla del Marne, pero británicos, franceses y estadounidenses lograron contener el ataque. En los Balcanes, Gran Bretaña, Francia e Italia, atacaron conjuntamente forzando la rendición de Bulgaria, Austria-Hungría y el Imperio otomano. En Alemania se produjeron deserciones en el ejército y huelgas y disturbios en varias ciudades. El temor a una revolución socialista obligó al emperador Guillermo II a abdicar. Suprimida la monarquía, se instauró la República de Weimar, que el 11 de noviembre de 1918 firmó un armisticio que puso fin a las hostilidades.

Batallas más importantes

Las batallas más importantes de la guerra fueron las siguientes:

Nombre Fecha Beligerantes Resultado
Batalla de Tannenberg 1914 Imperio ruso vs. Imperio alemán Victoria del Imperio alemán
Primera batalla del Marne 1914 Francia y el Imperio británico vs. Imperio alemán Victoria de Francia y el Imperio británico
Batalla de Galípoli 1915 Triple Entente vs. Triple Alianza Victoria de la Triple Alianza
Batalla de Verdún 1916 Francia vs. Imperio alemán Victoria de Francia
Batalla del Somme 1916 Francia y el Imperio británico vs. Imperio alemán Incierto
Segunda batalla del Marne 1918 Francia, Imperio británico y Estados Unidos vs. Imperio alemán Victoria de Francia, Imperio británico y Estados Unidos

Causas

Existen diversas causas que se conjugaron para desencadenar este conflicto mundial:

  • Constante disputa por las colonias africanas y asiáticas, surgida a partir del deseo de las grandes potencias europeas de explotar los recursos naturales y la mano de obra barata de esos territorios. Esa competencia se dio en el contexto del imperialismo europeo de fines del siglo XIX y principios del XX.
  • Auge del nacionalismo: los dirigentes europeos de la época pretendían que sus países fueran superiores al resto, que dominaran amplios territorios coloniales y que tuvieran una posición hegemónica en el mundo.
  • Fuerte competencia armamentista: las principales potencias querían estar a la vanguardia de los avances en tecnología bélica y probarlos en el campo de batalla. Entre esas innovaciones se destacan tanques, submarinos, aviones, gases venenosos, lanzallamas, granadas y ametralladoras.
  • Desestabilización política de la región de los Balcanes, debido a la decadencia del Imperio otomano, la política expansionista del Imperio austrohúngaro, las pretensiones territoriales de Grecia, Rumania, Bulgaria y Montenegro, y la intromisión del Imperio ruso, que promovía la unión política, religiosa y cultural de todos los pueblos eslavos (paneslavismo).
  • El asesinato del heredero al trono del Imperio austrohúngaro, el archiduque Francisco Fernando y de su esposa Sofía, fue el detonante del conflicto. Como el autor de los disparos fue un nacionalista serbio, el Imperio austrohúngaro culpó a Serbia y le declaró la guerra. El Imperio ruso apoyó a Serbia y a partir de entonces se activaron alianzas políticas y militares establecidas con anterioridad y unos a otros se fueron declarando la guerra, hasta que esta adquirió dimensiones mundiales.

Consecuencias

Este conflicto bélico mundial provocó importantes consecuencias políticas, socioeconómicas y territoriales.

Consecuencias políticas

Las consecuencias políticas de la Primera Guerra Mundial fueron:

  • Al finalizar la Primera Guerra Mundial dejaron de existir cuatro grandes imperios: el Imperio alemán, el Imperio ruso, el Imperio austrohúngaro y el Imperio otomano. De esa manera, la monarquía retrocedió en Europa y ganó terreno la forma republicana de gobierno.
  • Se inició un período de revoluciones y guerras civiles en varios países. En el Imperio de los zares, la Revolución rusa llevó al poder a los bolcheviques, que en 1922 crearon un Estado socialista llamado Unión Soviética.
  • Se firmaron un conjunto de tratados de paz, con el fin de rediseñar los límites de los países europeos y sus colonias. Estos tratados se acordaron en la Conferencia de Paz de París de 1919 y entre ellos se encontraba el Tratado de Versalles.
  • Los Estados Unidos desplazaron a Gran Bretaña como primera potencia militar y económica de Occidente.
  • Se creó en 1919 la Sociedad de las Naciones, un organismo internacional que tenía por principal objetivo evitar una nueva guerra mundial.
  • El ascenso del nazismo en Alemania, cuyas raíces psicológicas fueron el clima de frustración colectivo debido a la derrota militar y las imposiciones del Tratado de Versalles.

Consecuencias socioeconómicas

Las consecuencias socioeconómicas de la Primera Guerra Mundial fueron:

Puente de Lieja destruido durante la Primera Guerra Mundial, Bélgica.

Puente de Lieja destruido durante la Primera Guerra Mundial, Bélgica.

  • La destrucción de gran parte de la infraestructura de los países europeos, en especial caminos, puentes, puertos y vías férreas.
  • La muerte de 10 millones de combatientes y el asesinato de unos 8 de millones de civiles. Este número de muertos, nunca alcanzado en guerras anteriores, se atribuye a los avances tecnológicos armamentistas que se utilizaron durante los combates en aire, mar y tierra.
  • La extensión de la pandemia de gripe de 1918 (también conocida como gripe española), que fue contraída inicialmente por soldados estadounidenses y que mató alrededor de 40 millones de personas.
  • Los movimientos de población, tanto de personas desplazadas por la guerra que buscaban volver a sus hogares, como de aquellos afectados por el rediseño del mapa europeo en 1919.
  • El gran crecimiento de la mano de obra femenina en fábricas, bancos, comercios y oficinas públicas, ya que gran parte de la mano de obra masculina se encontraba en los campos de batalla.
  • Una baja de la natalidad y una superpoblación femenina, provocadas por la gran cantidad de varones muertos en combate.
  • Recurrentes crisis económicas y financieras debido a los enormes gastos económicos que realizaron los países beligerantes.

Consecuencias territoriales

Debido a la firma de los tratados de Brest-Litovsk, Versalles, Saint-Germain, Neuilly, Trianón y Lausana, entre 1918 y 1923, las consecuencias territoriales de la Primera Guerra Mundial fueron:

Celebración de la victoria, Roma, Italia, 1920.

Celebración de la victoria, Roma, Italia, 1920.

  • Alemania perdió gran cantidad de territorios y todas sus colonias en África y Oceanía.
  • La disolución del Imperio austrohúngaro dio lugar a cuatro Estados independientes: Austria, Hungría, Checoslovaquia y Yugoslavia.
  • El Imperio otomano dejó de existir y pasó a llamarse República de Turquía a partir de 1923. El nuevo Estado quedó reducido a Anatolia y Tracia oriental.
  • La disolución del Imperio ruso posibilitó la independencia de los países bálticos: Polonia, Estonia, Letonia, Lituania y Finlandia.
Bibliografía:
  • Hart, Peter. La Gran Guerra, 1914-1918: historia militar de la Primera Guerra Mundial. Barcelona, Crítica. 2014.
  • Macmillan, Margaret. 1914, de la paz a la guerra. Madrid, Turner. 2013.
  • Neiberg, Michael. La Gran Guerra: una historia global, 1914-1918. Barcelona, Paidós. 2011.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2019). Primera Guerra Mundial. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/primera-guerra-mundial/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!