Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2023). Hefesto. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/hefesto/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Hefesto

Dios del fuego y de la metalurgia en la religión de la antigua Grecia.

5m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién fue Hefesto?

Publicidad

Hefesto era el dios del fuego y de la metalurgia en la religión de la antigua Grecia. En Roma, se lo relacionó con el dios Vulcano y se asimilaron ambos cultos.

Como dios herrero, era un hábil inventor de artilugios e intervino en numerosos mitos a causa de su aptitud para forjar armas y herramientas con características mágicas.

Se lo describe como un dios de aspecto tosco que cojeaba de una pierna a causa de una herida. A pesar de su fealdad, estaba casado con Afrodita, la diosa de la belleza y del deseo erótico, y tuvo amores con otras divinidades reconocidas por su belleza.

La fragua de Vulcano

La fragua de Vulcano, pintura del artista español Diego Velázquez.

Características de Hefesto

Entre las características de Hefesto, se pueden mencionar las siguientes:

  • Era el dios del fuego y estaba relacionado con las artes metalúrgicas. Se lo consideraba protector de los artesanos, los orfebres, los escultores y los herreros.
  • Había construido los tronos de los dioses en el Olimpo, incluido el suyo que tenía movimiento y lo llevaba a donde él quisiera ir.
  • Si bien tenía un lugar en el Olimpo, tenía además una casa en Lemnos.
  • Con sus armas de fuego, participó de la guerra de Troya, así como de la Gigantomaquia, la batalla entre los gigantes y los dioses.
  • Tenía sus fraguas debajo de los volcanes, lo que explicaba las erupciones. Allí trabajaba ayudado por los Cíclopes. Entre entre las actividades que realizaba, se contaba la fabricación de las armas de los dioses, desde el rayo de Zeus hasta el arco y la flecha de Ártemis y las armas de guerra de Atenea.
  • Zeus le había dado por esposa a Afrodita, con la que estaba casado a pesar de las frecuentes infidelidades de la diosa.
  • Tuvo varios hijos, entre ellos Erictonio, que fue adoptado por Atenea y según el mito fue el primer rey de Atenas. Según la tradición, Hefesto, resentido por los engaños de su esposa, se enamoró de Atenea cuando ella fue a encargarle sus armas. El dios herrero la persiguió y la abrazó, pero Atenea logró escapar. Sin embargo, el semen de Hefesto cayó sobre la pierna de la diosa quien se limpió con lana y la arrojó al piso. Del contacto de la lana con la tierra surgió Erictonio, mitad humano y mitad serpiente, al que Atenea consideró su hijo.
Vulcano forjando los rayos de Júpiter

Vulcano forjando los rayos de Júpiter, pintura del artista flamenco Pedro Pablo Rubens.

Origen de Hefesto

Tanto el origen de Hefesto como la causa de su cojera difieren en las distintas tradiciones. Según la más difundida, el dios era hijo de Hera y Zeus, aunque otras versiones sostienen que Hera lo concibió sola, celosa por el nacimiento de Atenea sin intervención de una mujer. Sin embargo, esta versión se contradice con el mito según el cual fue Hefesto quien abrió la cabeza de Zeus para que naciera la diosa.

Con respecto a su defecto físico, se atribuía a dos causas. La primera narra que, al nacer su hijo, Hera disgustada por su fealdad y su cojera, lo arrojó desde el monte Olimpo. Hefesto cayó en el Océano donde fue recogido por la diosa Tetis quien lo crió en una cueva submarina.

Según la segunda, Hefesto intervino en favor de Hera en una disputa entre la diosa y Zeus y a causa de esto, el rey de los dioses lo arrojó del monte Olimpo causándole la herida de su pierna.

Publicidad, continua debajo

Hefesto en la mitología

El dios Hefesto participó de numerosísimos mitos, no tanto como protagonista, sino en su rol de constructor de artilugios para los dioses y los humanos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • A pedido de la diosa Tetis, forjó las armas para Aquiles, el héroe de la guerra de Troya.
  • Para vengarse de su madre Hera, quien lo había arrojado del Olimpo, construyó un trono de oro en el que la diosa quedó atrapada. Solo pudo liberarse cuando Hefesto accedió a ascender a la morada de los dioses para desatarla.
  • Al enterarse de que su esposa Afrodita era infiel con el dios Ares, tejió una red de bronce mágica con la que atrapó a los amantes. Luego, los exhibió ante los demás dioses para avergonzarlos.
  • En el mito de Pandora, la primera mujer enviada por los dioses a la Tierra con todos los males para castigar a la raza humana, Hefesto fue el encargado de modelar a la mujer en arcilla.
  • Cuando Zeus castigó a Prometeo haciéndolo encadenar en una roca en el Cáucaso por haber entregado el don del fuego a los humanos, el encargado de realizar esa tarea fue Hefesto.
Venus y Vulcano

Venus y Vulcano, boceto de Gianbattista Tiepolo.

Elementos asociados

Se asocia a Hefesto con sus herramientas de trabajo, también se lo suele representar como un ser descuidado, grosero y tosco, con el cabello enmarañado y la barba desarreglada.

Su emblema era la codorniz.

Bibliografía:
  • Cheers, Gordon (editor). Mitología. Todos los mitos y leyendas del mundo. Buenos Aires, Del Nuevo Extremo, 2006.
  • Graves, Robert. Dioses y héroes de la antigua Grecia. Barcelona, Lumen, 2001.
  • Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Buenos Aires, Barcelona, México, Paidós, 1999.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2023). Hefesto. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/hefesto/). Última edición: abril 2024. Consultado el 18 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!