Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2023). Odín. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/odin/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Odín

Uno de los dioses más importantes de la mitología nórdica.

6m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién era Odín?

Publicidad

Odín era uno de los dioses más importantes de la mitología nórdica. Era el rey de los dioses y, junto a sus hermanos Víli y Ve, el creador del mundo.

Se lo suele representar con sus armas vestido para la batalla o en su forma de anciano viajero con su manto azul y larga barba blanca.

Los pueblos anglosajones lo llamaban Woden y los germánicos, Wodan. También recibió otros nombres como Allfödur (el padre de todos), Forni (conocedor de lo antiguo), Bileygr (tuerto) y Langbardur (barba larga).

Durante los primeros siglos de la Edad Media, muchas tribus germanas y algunas familias reinantes se consideraban descendientes de Odín.

Características

Algunas de las características más relevantes de Odín son las siguientes:

  • Era el dios de la guerra, la muerte, la sabiduría y la poesía. Encarnaba valores contradictorios por lo que era un dios ambiguo, a la vez venerado y temido. Podía ser justo y generoso, pero también era vengativo, mentiroso, frío y calculador. Era protector de reyes, guerreros y poetas.
  • Era una fuente de sabiduría, otorgó a los humanos diversos dones, algunos benéficos, como el conocimiento de las runas y la poesía y otros oscuros, como la furia en la batalla, una magia peligrosa llamada seidr, y las capacidades proféticas.
  • Los nórdicos creían que los consejos sabios de Odín se habían recopilado en un texto llamado Hávamál, que significa “dichos del altísimo”, del cual se conserva un manuscrito islandés del siglo XIII. Consiste en una serie de aforismos sobre cuestiones prácticas y de sentido común.
  • Tuvo 3 esposas y varios hijos. Con Frigg, su esposa principal, engendró a Hermodur, Baldur y Hödur; con la gigante Jörd tuvo a Thor y Meili; con la gigante Rinda tuvo a Vali, con Gridur engendró a Viduarr y con Gunnlod tuvo a Bragi, el dios de la poesía.
  • Vivía con otros dioses en el reino de Asgard, donde tenía 3 palacios:
    • Gladsheimr, la sala de reuniones donde presidía un consejo de 12 dioses.
    • Válaskjalf, un salón con techo de plata con donde se ubicaba el trono desde el cual Odín vigilaba la creación.
    • El Valhalla, una inmensa habitación con techos de oro con 540 puertas. Allí recibía las almas de los guerreros elegidos que habían muerto en combate. Estos guerreros eran su ejército personal, y lucharían junto a él en la Ragnarök, batalla del fin del mundo contra las fuerzas del caos.
  • Tenía dos cuervos llamados Huginn, el pensamiento, y Muninn, la memoria. Todas las mañanas, salían a buscar noticias del mundo para mantener informado a Odín.
  • Cambiaba de forma a su antojo gracias a la magia, pero siempre se lo podía reconocer porque era tuerto de su ojo izquierdo.
  • Como dios de los viajeros, Odín recorría el mundo disfrazado pidiendo hospedaje en todos lados. A causa de esto, las personas recibían siempre a los viajeros porque cualquiera podía ser Odín bajo una forma diferente.
  • Odín, lo mismo que los demás dioses de la mitología nórdica, conocía su destino. Sabía que moriría en la batalla del fin del mundo devorado por el lobo Fenrir.
  • El culto de Odín no tenía sacerdotes, pero se le realizaban ceremonias sacrificiales llamadas blót en otoño, a mediados de invierno y en primavera. Se le ofrecían en general animales (cerdos y caballos) y en ocasiones se realizaban sacrificios humanos por ahorcamiento.

Origen

En el principio del cosmos solo existió un gigante, Ymir, del que descendieron todas las criaturas vivientes. Ymir tuvo un hijo, Buri, quien a su vez engendró a Burr (o Bor). Este último se unió con Bestla, otra descendientes de gigantes y engendraron tres hijos, Odín, Vili y Vé.

Odín y sus hermanos mataron al gigante Ymir y con su cuerpo y su sangre crearon la tierra, los océanos y el cielo. Luego encontraron dos troncos y a partir de ellos crearon los primeros seres humanos que fueron un hombre llamado Ask (fresno) y una mujer llamada Embla (olmo). De ellos desciende la raza humana.

Publicidad, continua debajo

Odin en la mitología

En la mitología nórdica, el centro del universo estaba formado por un fresno enorme y perenne llamado Yggsdrasil cuyas ramas cubrían todos los mundos existentes, el mundo de los dioses, el de los gigantes, el de los elfos, el de los enanos, el de los humanos (la Tierra Media) y el inframundo. Odín había participado de la creación de esos mundos.

Entre las numerosos mitos asociados a este dios, se destaca el que relata el descubrimiento del secreto de las runas. Para obtener esta escritura, Odín se colgó del Yggsdrasil durante 9 días atravesado por una lanza realizando un sacrificio en honor de sí mismo. Por ese motivo, cuando se le ofrecían sacrificios humanos, las víctimas eran matadas por ahorcamiento.

Deseoso de sabiduría se dirigió a la fuente custodiada por el gigante Mimir, al que le dio su ojo izquierdo a cambio del poder de conocer el futuro. Así, Odín podía conocer pasado presente y futuro. Cuando, más adelante, Mimir fue decapitado por unas diosas, Odín conservó su cabeza y usó su magia para que le revelara nuevo conocimientos.

Odín también robó al gigante Suttung una bebida llamada hidromiel que daba el don de la poesía. Aunque estaba oculto en el centro de una montaña y custodiado por una gigante, el dios logró guardárselo en su garganta y sacarlo de ahí tomando forma de águila. Mientras volaba hacia Asgard una parte del hidromiel se derramó y quedó para los humanos. Quien lo prueba se transforma en un poeta.

Atributos

Ilustración de Johannes Gehrts que representa a Odín

Ilustración de Johannes Gehrts que representa a Odín

A Odín siempre se lo representaba con sus atributos. Estos eran la lanza Gungnir, fabricada por los enanos, su caballo de ocho patas, Sleipnir, con el que podía recorrer aire, tierra y agua, sus cuervos, y los lobos Geri y Freki.

También se lo podía reconocer porque era tuerto ya que había cambiado su ojo por el conocimiento del futuro.

Otros símbolos eran el símbolo Valknut (nudo de la muerte), el triple cuerno y su anillo Draupnir.

Bibliografía:
  • Bernárdez, Enrique. Mitología nórdica. Madrid, Alianza, 2017.
  • Díaz, Carlos. Breve historia de la mitología nórdica. Madrid, Nowtilus, 2018.
  • Haywood, John. Los hombres del Norte. Barcelona, Planeta, 2016.
  • Lambré, Tomás (coord.). Mitología. Buenos Aires, Del Nuevo Extremo / RBA España, 2006.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2023). Odín. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/odin/). Última edición: abril 2024. Consultado el 20 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!