Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

5 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2023). Artemisa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/artemisa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Artemisa

Diosa de la caza en la mitología de la antigua Grecia.

5m
·
Tabla de contenidos:

¿Quién fue Artemisa?

Publicidad

Ártemis (o Artemisa) fue la diosa de la caza en la mitología de la antigua Grecia. En Roma, fue asimilada a una antigua diosa rural con el nombre de Diana.

De acuerdo con la narración mitológica era hija de Zeus y Leto, una diosa menor, y hermana melliza de Apolo. Pertenecía por lo tanto a la segunda generación de dioses griegos y era una de las 12 que habitaban el monte Olimpo.

Era una diosa casta, protectora de los hombres y las mujeres solteros y de quienes hacían voto de castidad. También se la consideraba protectora en el momento de los partos.

Gaston Casimir Saint-Pierre, Diana, la cazadora, siglo XIX.

Gaston Casimir Saint-Pierre, Diana, la cazadora, siglo XIX.

Características

Entre las características de Artemisa, se pueden mencionar las siguientes:

  • Era una diosa silvestre que recorría las montañas boscosas en compañía de un cortejo de ninfas y de sus perros de caza. Así como su hermano mellizo se asociaba al Sol como conductor del carro astral, ella estaba relacionada con la luna.
  • Iba armada con un arco y flechas con las que cazaba animales y también castigaba a los humanos. Se creía que era quien enviaba la muerte a las mujeres que morían de parto y que era la causante de las muertes repentinas.
  • Había obtenido de su padre el permiso para no casarse nunca y tanto Artemisa como las ninfas que la acompañaban eran vírgenes.
  • Era venerada por los campesinos y los habitantes de las montañas y las zonas agrestes de Grecia. Se le rendía culto especialmente en Esparta, donde las mujeres gozaban de una situación de mayor independencia que en el resto de las ciudades griegas.
  • Como mujer poderosa que rehuía del contacto con los hombres era la protectora de las Amazonas. Estas guerreras míticas vivían en comunidades exclusivamente femeninas y rechazaban cualquier contacto masculino.
  • El santuario más importante de Artemisa estaba en Éfeso, una colonia griega en Asia Menor.
  • Aunque protectora de sus seguidores fieles, Artemisa era una diosa vengativa e impiadosa con quienes se atrevían a desafiarla. La mayor parte de sus mitos se relatan venganzas crueles.
Artemisa como diosa de la noche, pintura de Anton Raphael Mengs.

Artemisa como diosa de la noche, pintura de Anton Raphael Mengs.

Origen y surgimiento

Artemisa había nacido de la unión entre Zeus y Leto. Según la tradición más divulgada, la diosa Hera, que era la esposa de Zeus, en venganza por la infidelidad de su marido, había prohibido a la Tierra que diera albergue a Leto para el parto y retenía en el Olimpo a Ilitía, la diosa de los nacimientos, para evitar que la asistiera.

Leto vagó por la Tierra sin poder dar a luz a sus hijos hasta que fue recibida por la isla de Ortigia. Cuando finalmente, la esposa de Zeus accedió a permitir el nacimiento, nació Artemisa que inmediatamente ayudó a su madre a parir a su hermano Apolo. A causa de esto, era invocada al momento del parto.

Artemisa en los mitos

Algunos de los mitos en los que interviene la diosa son los siguientes:

Publicidad, continua debajo
  • El mito de los hijos de Níobe. De acuerdo con él, la diosa y su hermano Apolo dieron muerte a doce hijos de esta reina de Tebas, cuando declaró ser superior a Leto porque solo había parido dos. En venganza por su soberbia, Artemisa mató a flechazos a las seis hijas mujeres mientras Apolo mató a los seis varones.
  • Participó de la Gigantomaquia, la guerra de los gigantes contra los dioses. En esta lucha, mató al gigante Gratión con la ayuda de Heracles.
  • Fue un personaje relevante de la Guerra de Troya de acuerdo con la tradición de las tragedias. Según estas, Agamenón había cazado un ciervo consagrado a la diosa. Artemisa, enfurecida, provocó una calma en el mar que detuvo durante mucho tiempo a la flota griega que debía partir hacia Troya. Para calmar su enojo, la diosa exigió el sacrificio en un altar de Ifigenia, la hija de Agamenón. Sin embargo, a último momento se apiadó de la joven y la reemplazó por un animal.
  • Provocó la muerte del gigante Orión. Las tradiciones difieren en los motivos, las más difundidas afirman que fue porque trató de violar a la diosa. Según ésta, Artemisa envió un escorpión que lo picó en el talón provocándole la muerte. Ambos, Orión y el Escorpión se convirtieron en constelaciones y por eso, la constelación del Escorpión parece perseguir a la de Orión en el cielo del hemisferio norte.
  • El mito de Acteón narra la historia de este cazador que se atrevió a espiar la desnudez de la diosa mientras esta tomaba un baño en el medio del bosque. En castigo, Artemisa lo transformó en un ciervo que fue cazado y devorado por sus propios perros de caza.
Ártemis sorprendida por Acteón, pintura del siglo XVI de Bernaert de Ryckere.

Artemisa sorprendida por Acteón, pintura del siglo XVI de Bernaert de Ryckere.

Elementos asociados

Artemisa llevaba un vestido corto que le permitía correr libremente por los bosques. Sus símbolos eran el arco y la flecha forjados por Hefesto.

Se la solía representar con una luna creciente sobre la frente.

Bibliografía:
  • Cheers, Gordon (editor). Mitología. Todos los mitos y leyendas del mundo. Buenos Aires, Del Nuevo Extremo, 2006.
  • Graves, Robert. Dioses y héroes de la antigua Grecia. Barcelona, Lumen, 2001.
  • Grimal, Pierre. Diccionario de mitología griega y romana. Buenos Aires, Barcelona, México, Paidós, 1999.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2023). Artemisa. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/artemisa/). Última edición: abril 2024. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!