Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

10 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2020). Islam. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/islam/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Islam

Religión monoteísta que surgió en la península arábiga, a principios del siglo VII.

Tabla de contenidos:

¿Qué es el islam?

Publicidad

El islam es una religión monoteísta que surgió en la península arábiga a principios del siglo VII, cuando el profeta árabe Mahoma comenzó a predicar la obediencia a un único dios llamado Alá.

El islam es una de las grandes religiones monoteístas del mundo junto con el judaísmo y el conjunto de religiones cristianas. Como tal, se considera una renovación de las creencias en un único Dios, el cielo y el infierno, que ya están presentes en las religiones monoteístas anteriores.

Quienes profesan el islam son llamados musulmanes, palabra que significa «sometidos a la voluntad de Alá».

En la actualidad, el islam es la segunda religión más profesada del mundo, después del cristianismo. Se estima que sus seguidores alcanzan los 1800 millones de personas, es decir aproximadamente el 25% de la población mundial. Constituyen la mayoría de la población en 50 países. Entre ellos, el que tiene mayor cantidad de musulmanes es Indonesia, en el sudeste asiático.

El islam se divide en varias ramas, las principales de las cuales son la sunita y la chií. Del total de los musulmanes, aproximadamente el 87% son sunitas y el 13% son chiíes o chiítas. La mayoría de los chiítas (entre el 68% y el 80%) viven en cuatro países asiáticos: Irán, Iraq, Baréin y Azerbaiyán.

Origen e historia

Mahoma recibiendo la revelación del arcángel Gabriel, en una miniatura iraní del siglo XV.

Mahoma recibiendo la revelación del arcángel Gabriel, en una miniatura iraní del siglo XV.

El fundador del islam, Mahoma, nació en la ciudad de La Meca, península arábiga, en el año 570. Desde adolescente se dedicó al comercio caravanero.

Al cumplir los 40 años, se recluyó en una cueva situada en las afueras de la ciudad. Según la tradición, allí fue visitado por Yibril (el arcángel Gabriel), quien le anunció que había sido elegido para ser el profeta de una nueva religión. Mahoma regresó a La Meca y comenzó a predicar el islam.

Publicidad, continua debajo

En aquel entonces, los habitantes de La Meca eran politeístas, ya que adoraban a una gran cantidad de dioses, cuyas imágenes estaban en el interior del santuario de la Kaaba, en el centro de la ciudad. Los sectores que sacaban provecho de la adoración a los dioses que se veneraban en la Kaaba se sintieron amenazados por la prédica de Mahoma y lo hicieron condenar a muerte. Para escapar de esa condena, en el 622 Mahoma huyó a la ciudad de Medina. Este exilio, conocido con el nombre de Hégira, marca el inicio de la cronología musulmana. Es decir que los musulmanes empiezan a contar los años a partir de este hecho.

En Medina, el poder y el prestigio de Mahoma aumentaron y muy pronto la mayoría de sus habitantes adoptó la nueva religión. Con su ayuda, Mahoma regresó a La Meca en el 630, la ocupó y transformó la Kaaba en un lugar sagrado del islam.

Luego de la conquista de La Meca, el islam comenzó a difundirse rápidamente por toda la península arábiga, transformándose en el elemento unificador de las distintas tribus árabes.

Cuando Mahoma murió en el 632, fue sucedido por los califas, quienes se transformaron en jefes espirituales y temporales de todos los musulmanes. Los primeros califas fueron Abu Bakr, Úmar, Uzmán y Alí. Ellos impulsaron la expansión del islam hacia Palestina, Siria, Armenia, la Mesopotamia asiática, Persia y el norte de África.

En el 661 Muawiya, de la familia de los Omeyas, destronó a Alí y creó un califato en Siria. Bajo su gobierno, los musulmanes se expandieron hasta la India, el norte de África y la península ibérica.

La toma del poder por los Omeyas marcó un punto de inflexión en la historia del islam, ya que los chiítas los consideran usurpadores y en cambio reconocen a los descendientes de Alí como los sucesores legítimos.

Características

Las principales características del islam son las siguientes:

Santuario de La Kaaba, en la ciudad de La Meca, Arabia Saudita.

Santuario de La Kaaba, en la ciudad de La Meca, Arabia Saudita.

  • Es una religión monoteísta que rinde culto exclusivamente a Alá.
  • Su libro sagrado es el Corán. Corán significa «recitación», ya que para los musulmanes es la palabra de dios dictada al profeta. Mahoma contó esas revelaciones a sus familiares, amigos y discípulos, quienes luego de su muerte recopilaron los dichos de su maestro y así le dieron forma al Corán. El mensaje central del Corán consiste en que la humanidad debe aceptar a Alá como único dios y vivir conforme a sus preceptos. Para todo musulmán es obligatorio aceptar cada palabra del Corán como palabra literal de Dios e iniciarse desde niños en su aprendizaje. Según el Corán, todos los musulmanes deben creer en la predestinación, la resurrección de los muertos y la vida después de la muerte.
  • El lugar sagrado y de peregrinación más importante es La Kaaba, que se encuentra en la ciudad de La Meca, Arabia Saudita. Hacia allí se orientan los creyentes de todo el mundo para rezar sus oraciones 5 veces al día.
  • Además de ser una religión, el islam es considerado una forma de vida, la cual lleva al creyente a la paz y al goce del alma.
  • El lugar destinado a la oración y el culto es la mezquita, considerada la casa de Alá. En las mezquitas, la representación artística de Alá y de Mahoma están prohibidas porque se considera que podrían conducir a la idolatría. En todas las mezquitas hay instaladas fuentes para que los fieles se purifiquen con agua antes de entrar en la sala de oraciones.
  • El creyente puede comunicarse directamente con Dios, sin la necesidad de intermediarios. Esto significa que entre los musulmanes no hay sacerdotes, sino guías espirituales llamados imanes, que generalmente son nombrados por la propia comunidad.

Creencias

En el islam hay 6 artículos básicos de fe:

  • Creer en Alá.
  • Creer en sus ángeles.
  • Creer en sus profetas. Son reconocidos como tales: Abraham, Noé, Jacob, José, Job, Jonás, David, Salomón, Moisés, Jesús y Mahoma, el último profeta o mensajero de Alá.
  • Creer en el Corán como un libro revelado por Alá.
  • Creer en la resurrección, el día del juicio, el cielo y el infierno.
  • Creer en el decreto divino: Dios es omnisciente (todo lo sabe) y sobre todas las cosas tiene poder.

Obligaciones rituales

Además de aceptar estos artículos de fe, los musulmanes deben dar cumplimiento a 5 obligaciones rituales:

La Mezquita Azul, en Estambul, Turquía, la cual fue inaugurada en 1617. Tiene 6 minaretes o torres desde cuyas terrazas un miembro de la mezquita, llamado almuédano, convoca a la oración 5 veces por día.

La Mezquita Azul, en Estambul, Turquía, la cual fue inaugurada en 1617. Tiene 6 minaretes o torres desde cuyas terrazas un miembro de la mezquita, llamado almuédano, convoca a la oración 5 veces por día.

  • La profesión de la fe, que se reza diariamente y que afirma que «No hay más dios que Alá, y Mahoma es su profeta».
  • La oración ritual, que debe realizarse 5 veces al día en dirección a La Meca. La oración consiste en el recitado de palabras y en gestos corporales de inclinación y postraciones. Su objeto es purificar al fiel.
  • El impuesto para los necesitados o azaque, un impuesto cobrado a los pudientes y que está destinado a dar caridad a los más humildes.
  • El ayuno en el mes de ramadán, que es durante el cual Mahoma recibió la revelación divina. Todos los creyentes (excepto las embarazadas, los enfermos y los viajeros) deben abstenerse de comer, beber, fumar y tener relaciones sexuales desde el amanecer hasta la puesta del sol. El ayuno es una prueba de obediencia a Dios y una forma de desarrollar la conciencia de su existencia.
  • La peregrinación al santuario de la Kaaba, que debe realizarse al menos una vez en la vida si se tiene la salud y el dinero para hacerlo. Esta peregrinación dura 5 días, durante los cuales también se suele visitar la Cúpula Verde, en la ciudad de Medina, donde están enterrados Mahoma y los 2 primeros califas.

Ramas del islam

El islam tiene tres ramas principales: sunismo, chiismo y jariyismo.

Las dos más importantes son la de los sunitas u ortodoxos, que reconocen la legitimidad de los primeros cuatros califas y sus descendientes; y la de los chiitas, partidarios de Alí, el yerno de Mahoma por estar casado con su hija Fátima.

La principal diferencia entre unos y otros radica en la naturaleza de los imanes. Los chiitas creen que esos líderes espirituales son infalibles en todos los asuntos, actos, principios y creencias. Para los sunitas, en cambio, un imán puede ser cualquier persona que conozca bien el ritual del rezo islámico. Otra diferencia es que además del Corán, los sunitas son devotos de la Sunna, un conjunto de enseñanzas y dichos atribuidos a Mahoma y algunos de sus compañeros.

El jariyismo, por su parte, se desprendió del chiismo a mediados del siglo VII. A diferencia de las otras ramas, sostiene que la dignidad califal emana de la comunidad, que debe elegir a aquel que considere más digno de presidirla. Los jariyíes también sostienen que sin rectitud en el obrar no existe verdadera fe, por lo que el creyente que se aparte de la ley debe dejar de ser musulmán, aunque sea un califa.

Símbolos

Los símbolos del islam son los siguientes:

  • La media luna, que puede ser creciente o menguante. Está presente en las banderas de muchos países islámicos, entre ellos Argelia, Túnez, Turquía y Pakistán.
  • La luna creciente y la estrella de 5 puntas, que fueron símbolos del Imperio otomano y que han perdurado como símbolos de todo el islam.
  • El sable de Alí, el yerno de Mahoma y cuarto califa de los musulmanes.
  • El yamur, el remate con el que suelen terminar los minaretes o torres de las mezquitas. Está compuesto por una barra vertical donde van insertas varias bolas o manzanas y lleva como remate una media luna.
  • La bandera de la Yihad, cuyo contorno es de color negro y lleva impresa en el centro, en color blanco, la Shahada o profesión de la fe islámica. En Occidente, la palabra Yihad ha sido interpretada como «guerra santa», aunque ese significado es erróneo. Yihad es el esfuerzo que todo musulmán debe realizar para que la ley divina prevalezca en el mundo.
Bibliografía:
  • Arslan, Reza. Solo hay un Dios. Breve historia de la evolución del Islam. Barcelona, Urano. 2015.
  • Centro Islámico en España. Principios del Islam. Madrid, Centro Islámico en España. 1986.
  • Monteira Arias, Inés. Almanzor y Carlomagno. El Camino de Santiago ante el islam en la época medieval. Gijón, Ediciones Trea, 2023.
  • Pirenne, Henry. Mahoma y Carlomagno. Buenos Aires, Claridad. 2013.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2020). Islam. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/islam/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!