Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

7 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Waterloo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-waterloo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Batalla de Waterloo

Enfrentamiento armado que tuvo lugar en 1815 entre el ejército francés de Napoleón Bonaparte y la Séptima Coalición.

Tabla de contenidos:

Datos

Fecha 18 de junio de 1815.
Lugar Waterloo, actual Bélgica.
Beligerantes Imperio napoleónico vs. Séptima Coalición.
Resultado Triunfo de la Séptima Coalición.

¿Qué fue?

Publicidad

La batalla de Waterloo fue un enfrentamiento armado entre el ejército napoleónico y la Séptima Coalición. Tuvo lugar el 18 de junio de 1815 en las proximidades de la localidad de Waterloo, al sur de Bruselas, en la actual Bélgica.

En esta batalla se enfrentaron dos bandos:

  • El Imperio napoleónico: comandado por el emperador francés Napoleón Bonaparte. Contaba con unos 93.000 hombres, casi todos franceses.
  • La Séptima Coalición: alianza formada por Gran Bretaña, Prusia, el Imperio ruso, Austria, Suecia, los Países Bajos, España y algunos Estados alemanes. Contaba con unos 122.000 hombres al mando del británico Arthur Wellesley, duque de Wellington, y del mariscal prusiano Gebhard von Blücher.
Representación de la batalla de Waterloo, realizado por el artista irlandés William Sadler.

Representación de la batalla de Waterloo, realizado por el artista irlandés William Sadler.

Esta batalla forma parte de las guerras napoleónicas, y tuvo su origen en la vuelta de Bonaparte al poder, luego de su exilio forzoso en la isla de Elba. El regreso de Bonaparte a Francia dio inicio al período conocido como los Cien Días y se produjo mientras estaba reunido el Congreso de Viena, en cuyo seno se formó la Séptima Coalición.

La victoria de los coaligados significó el fin del Imperio napoleónico y derivo en la reclusión de Bonaparte en la isla de Santa Elena, donde murió en 1821.

Desarrollo

Para destruir a la coalición enemiga, Napoleón avanzó desde el norte de Francia hacia los Países Bajos, donde ya estaban situadas las tropas británicas. Durante ese avance, envío una división a resguardar su flanco derecho para evitar que las fuerzas prusianas que avanzaban desde el río Rin se unieran a las de Wellington.

Su estrategia consistía en vencer a británicos y prusianos antes de que rusos y austríacos se pusieran en movimiento para luego obligar a la coalición a negociar.

Las tropas francesas se toparon con las aliadas en distintas localidades de Bélgica, como Quatre Bras, el 16 de junio, que terminó en un empate táctico; o en Ligny, el mismo día de Waterloo, con victoria gala sobre los prusianos.

Publicidad, continua debajo

Luego de ese triunfo, Napoleón avanzó hacia Bruselas pero encontró el paso completamente cerrado por las tropas de Wellington, cuyo centro tenía un frente de unos cinco kilómetros y estaba reforzado por dos granjas con sólidos edificios, La Haye-Sainte y Hougoumont; sus flancos estaban bien protegidos, al este por las casas de las aldeas de Papelotte y Frichermont, y al oeste por el pueblo de Braine-l’Alleud.

Napoleón trató de romper el frente enemigo utilizando la caballería y la artillería, pero el mal tiempo y el terreno lodoso le impidieron realizar los desplazamientos habituales que hacía con los cañones y los jinetes.

Al no poder penetrar en las posiciones británicas, los franceses quedaron comprometidos ya que el avance de los prusianos amenazaba con dejarlos rodeados. Para impedir el inminente cerco, alrededor de las 19 Napoleón ordenó a la infantería de la Guardia Imperial que cargara contra los batallones británicos parapetados en Hougoumont. Éstos dispararon andanadas de fuego al frente y a los flancos causando numerosas víctimas. De pronto, los soldados de la Guardia Imperial dieron la vuelta y se retiraron. Aunque franceses y prusianos todavía combatían en el flanco derecho, la suerte de la batalla ya estaba decidida.

Poco después, británicos y prusianos hicieron contacto. Cerca de las 21, Wellington y Blücher se reunieron en el abandonado cuartel de Napoleón, y a las 21:30, Wellesley redactó el parte de la batalla, anunciando la victoria.

Causas

Las principales causas de la batalla de Waterloo fueron las siguientes:

  • La fuga de Napoleón Bonaparte de la isla de Elba y su vuelta a Francia, donde fue recibido como un héroe.
  • La huida del rey Luis XVIII de París y la nueva coronación de Napoleón.
  • La firme voluntad de los monarcas europeos de impedir la expansión del Imperio napoleónico, para lo cual formaron la Séptima Coalición.
  • La decisión de Napoleón de no rendirse y de enfrentar a sus antiguos enemigos, para lo cual invadió los Países Bajos, lugar de reunión de las tropas de la alianza en su contra.

Consecuencias

Entre las consecuencias que tuvo la batalla de Waterloo, se pueden destacar las siguientes:

  • La muerte de unos 40.000 militares franceses y unos 25.000 hombres de la Séptima Coalición.
  • La invasión del norte de Francia por las tropas aliadas, que el 1 de julio llegaron a las afueras de París.
  • La finalización de las guerras napoleónicas, tras lo cual se inició un período de paz en Europa, que se prolongó durante gran parte del siglo XIX.
  • El fin del Imperio napoleónico y la restauración de los Borbones en el trono de Francia.
  • La reclusión de Bonaparte en la isla de Santa Elena, donde murió en 1821.
  • La devolución de todos los territorios conquistados por Napoleón. De esta manera, se restauraron las fronteras europeas anteriores a 1789, por lo que Francia volvió a tener el territorio anterior al inicio de la Revolución francesa.
  • El ascenso de Gran Bretaña como primera potencia europea y el inicio de la consolidación de su imperio colonial, que alcanzó su auge entre 1884 y 1914.

Importancia histórica de Waterloo

La batalla de Waterloo le puso un punto final a la permanencia de Bonaparte en el poder y a su sueño de construir un Imperio francés que dominara toda Europa.

Marcó el fin de las guerras napoleónicas y el inicio de una etapa de relativa paz durante la cual no volvieron a producirse guerras internacionales a gran escala hasta el inicio de la Guerra de Crimea, en 1853.

Las fronteras de los Estados europeos volvieron al estado anterior a 1789 y Rusia, Prusia y Austria intentaron restablecer el absolutismo monárquico.

Para Francia, significó la restauración de los Borbones, que se consumó con la vuelta al trono de Luis XVIII, hermano del rey Luis XVI, que había sido ejecutado en 1793.

Protagonistas

El Duque de Wellington comandando a las tropas británicas en Waterloo. Pintura realizada por el artista inglés Robert Alexander Hillingford.

El Duque de Wellington comandando a las tropas británicas en Waterloo. Pintura realizada por el artista inglés Robert Alexander Hillingford.

Entre los protagonistas más importantes de la batalla de Waterloo se destacan:

  • Gebhard Leberecht von Blücher (1742–1819): mariscal de campo prusiano, fue el más veterano de los generales que participaron en las guerras napoleónicas. Dirigió las tropas del reino de Prusia en las batallas de Ligny y Waterloo.
  • Duque de Wellington (1769–1852): Arthur Wellesley, militar, político y estadista británico de origen irlandés. Comandó las fuerzas británicas y alemanas en la batalla de Waterloo.
  • Napoleón Bonaparte (1769–1821): emperador de Francia desde 1804 y comandante en jefe de los ejércitos franceses durante las guerras napoleónicas.
  • Michel Ney (1769–1815): duque de Elchingen, fue mariscal de campo del ejército francés. Comandó el ala izquierda del ejército de Napoleón durante la batalla de Waterloo. Luego de la restauración de los Borbones, fue condenado por traición y fusilado en París.
Bibliografía:
  • Barbero, Alessandro. La batalla: historia de Waterloo. Barcelona, Destino. 2004.
  • Chandler, David. Las campañas de Napoleón. Un emperador en el campo de batalla. De Tolón a Waterloo (1796-1815). Madrid, La Esfera de los Libros. 2015.
  • Corrigan, Gordon. Waterloo. Una nueva historia de la batalla y sus ejércitos. Madrid, El Ateneo, 2017.
  • Keegan, John. El rostro de la batalla. Madrid, Turner, 2013.
  • McNab, Chris. Ejércitos de las guerras napoleónicas. Madrid, Libsa. 2010.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2018). Batalla de Waterloo. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/batalla-de-waterloo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 24 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!