Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

6 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Paola Maurizio (2020). Rococó. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/rococo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Rococó

Estilo artístico que surgió en Francia y se difundió por Europa y América.

6m
·
Tabla de contenidos:

¿Qué fue el rococó?

Publicidad

El rococó fue un estilo artístico que surgió en Francia y se difundió por Europa, y más tarde por América, entre 1715 y 1750-60, aunque existieron manifestaciones más tardías en distintas regiones.

Se suele situar su inicio a partir de la muerte del rey francés Luis XIV, el máximo exponente el absolutismo monárquico, quien había establecido en la corte un protocolo rígido y agobiante. Cuando los cortesanos nobles y de la alta burguesía francesa se liberaron de ese clima opresivo, relajaron sus costumbres y se desarrolló un culto por los placeres mundanos.

En ese contexto, surgió el Rococó como un estilo artístico que reflejaba este nuevo modo de vida. Al mismo tiempo que embellecía los espacios, el arte rococó reproducía los hábitos de la sociedad con escenas de intimidad hogareña, romances, fiestas, representaciones teatrales, paseos al aire libre, narraciones amores mitológicos, entre otros temas.

Características

Las principales características del estilo rococó son las siguientes:

  • El nombre «rococó» proviene de un tipo de ornamentación común en la época, llamada rocaille, que está formada por conchas marinas, caracoles y rocas asimétricas, fantasiosas y curvilíneas.
  • Buscaba reflejar el placer de los miembros de las clases más altas de la sociedad: la aristocracia y la rica burguesía.
  • Dio lugar a la aparición de nuevos géneros decorativos, pictóricos y musicales. Por ejemplo, en pintura, a la fête galante, escenas de personas dedicadas al cortejo; y a la diversión o fête champêtre, escenas de fiestas realizadas en jardines.
  • Se reemplazaron los grandes temas, las escenas solemnes y lo imponente del Barroco, el estilo anterior, por temas divertidos, sensuales, alegres, refinados y desenvueltos.

Arquitectura

En arquitectura, apareció el concepto de interior como parte del diseño arquitectónico, tanto en la decoración como en la búsqueda de comodidad.

El exterior de los edificios se hizo menos rígido y más sencillo, dejando de lado los elementos propios de los órdenes clásicos tradicionales para evitar efectos de solemnidad. Así, las fachadas se aplanaron y simplificaron.

Sin embargo, en los interiores, la ornamentación comenzó a tomar formas muy elegantes y refinadas con las características ornamentaciones de rocaille y el uso de pinturas, tapices, alfombrados y muebles lujosos.

Publicidad, continua debajo

En Francia, el rococó se utilizó sobre todo en palacios particulares. En cambio, en Alemania, donde tuvo gran difusión, el estilo aplicó a edificios públicos y privados, e incluso a edificios religiosos.

Las características más importantes del rococó en la arquitectura fueron:

  • La atención a la comodidad y el disfrute de quienes habitaban esos espacios.
  • El uso de formas onduladas y curvas en la ornamentación.
  • La búsqueda por crear ambientes alegres y luminosos, con especial atención a la iluminación mediante ventanas, espejos, lámparas de cristal, colores claros y el uso de oro y plata en los relieves ornamentales.
  • Libertad ornamental mediante el uso de una gran variedad de recursos, pero siempre con el objetivo de crear ambientes livianos, alegres, cómodos e íntimos.
  • Adquirieron mucha importancia las artes decorativas: muebles, tapices, lámparas, etc.
  • Un amplio desarrollo de la construcción de edificios para el ocio: pabellones de caza, pequeños palacios veraniegos, cabañas campestres, espacios íntimos.
Fotografía de Amalienburg

Amalienburg es un pabellón de caza construido por Carlos VII y María Amelia de Austria, príncipe de Baviera y su esposa, entre 1734 y 1739.

Fotografía de Amalienburg

Interior del Amalienburg.

Fotografía de Ottobeuren

Interior de la basílica benedictina de Ottobeuren, Alemania, con la ornamentación característica de rocaille, colores claros y el uso del dorado para destacar los relieves.

Pintura

La pintura rococó se caracterizó por su preferencia en el uso de colores claros y luminosos para representar tanto temas alusivos a la vida cotidiana de las clases altas, como temas que reflejaran sus deseos de diversión y placer.

En lugar de las grandes escenas de batallas o los retratos solemnes de nobles, que habían caracterizado al período anterior, la pintura rococó representó fiestas, romances, desnudos en escenas mitológicas, asuntos eróticos, interiores domésticos y actividades de los niños.

Pintura "Los placeres del baile"

Antoine Watteau, Los placeres del baile, 1717.

Pintura "Muchacha con perro"

Jean-Honoré Fragonard, Muchacha con perro, 1770.

Pintura "Dame cachetant une lettre"

Jean Baptiste Simeón Chardin, Señora lacrando una carta, después de 1733.

Pintura "Portrait of Madame Pompadour"

François Boucher, Retrato de Madame de Pompadour, 1756.

Música

La música rococó, llamada comúnmente «música galante», derivó de la música barroca pero tendió a ser más ligera e intimista, para evitar producir grandes impactos emocionales.

Algunos de sus exponentes fueron Jean Philippe Rameau, Georg Philipp Telemann, Domenico Scarlatti, Carl Philipp Emanuel Bach y Johann Christian Bach.

Literatura

Siguiendo el espíritu de la época, la literatura de tendencia rococó desarrolló temas eróticos, sensuales y ligeros, con una escritura elegante y refinada para el consumo de las clases altas y cultas.

Artistas destacados

Entre los principales artistas del rococó se encuentran:

  • Jean-Antoine Watteau (1684-1721): considerado el pintor que dio inicio al rococó en Francia.
  • François Boucher (1703-1770): pintor muy apreciado en la corte francesa, donde desarrolló el estilo galante tan apreciado por los nobles.
  • Jean-Baptiste-Siméon Chardin (1699-1779): uno de los pintores franceses más importantes del período. Se caracterizó por su pintura de la burguesía, de interiores y naturalezas muertas.
  • Giambattista Tiepolo (1696- 1770): pintor y grabador italiano, quien fue una de las figuras más importantes del rococó italiano.
  • François de Cuvilliés (1695-1768): arquitecto francés que trabajó en Alemania, donde adaptó el rococó al gusto local.
Bibliografía:
  • Crow, Thomas E. Pintura y sociedad en el París del siglo XVIII. Madrid, Nerea, 1989.
  • Jones, Stephen Richard Jones. Introducción a la Historia del Arte. El siglo XVIII. Barcelona, Gustavo Gili / Universidad de Cambridge, 1985.
  • Levey, Michael. Del rococó a la revolución. Barcelona, Ediciones Destino, 1995.
  • Toman, Rolf. Barroco y rococó. Genérica, De Vecchi ediciones, S. A, 2004.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Licenciada en Gestión e Historia de las Artes, Editora. Autora y editora de contenidos educativos y de divulgación.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Paola Maurizio (2020). Rococó. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/rococo/). Última edición: abril 2024. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!