Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2022). Álvaro Obregón. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/alvaro-obregon/). Última edición: octubre 2022. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

Álvaro Obregón

Militar y dirigente político, presidente de México entre 1920 y 1924.

Tabla de contenidos:

Datos

Nacimiento Navojoa, México, 19 de febrero de 1880.
Fallecimiento Distrito Federal, México, 17 de julio de 1928.
Ocupación Militar y dirigente político, presidente de México entre 1920 y 1924.
Causa de la muerte heridas provocadas por armas de fuego.

¿Quién fue?

Publicidad

Álvaro Obregón fue un militar y dirigente político mexicano que desempeñó un papel clave durante la Revolución mexicana, ya que se opuso a la dictadura de Victoriano Huerta y apoyó a Venustiano Carranza.

Luego del asesinato del líder constitucionalista, accedió a la presidencia de la República, que desempeñó entre 1920 y 1924.

En 1928, en plena guerra Cristera, se presentó nuevamente como candidato a la primera magistratura. Fue reelegido por amplio margen, pero antes de asumir su segundo gobierno fue acribillado en un restaurante de la Ciudad de México por el cristero José de León Toral.

Retrato de Álvaro Obregón

Retrato de Álvaro Obregón, tomado en 1928, poco antes de su muerte.

Infancia, juventud y formación intelectual

Álvaro Obregón Salido nació el 19 de febrero de 1880 en la hacienda de Siquisiva, cerca de Navojoa, en el Estado norteño de Sonora. Sus padres fueron Cenobia Salido Palomares y Francisco Obregón Gámez, quien falleció poco después de su nacimiento.

Como su madre debió trabajar para mantener el hogar, su crianza quedó a cargo de sus hermanas mayores María, Cenobia y Rosa.

Aprendió las primeras letras y estudió matemáticas, historia y geografía en la escuela local, en la que su hermano José se desempeñaba como director. Durante su adolescencia incursionó en la poesía y la música.

En 1898, decidió revivir la antigua prosperidad de la hacienda familiar, por lo que se dedicó a la agricultura y al comercio de productos agrarios.

Publicidad, continua debajo

Vida familiar

En 1903 conoció a María del Refugio Urrea con quien tuvo dos hijos, Humberto y María del Refugio.

En 1907 María murió durante el parto de unos bebés gemelos que no lograron sobrevivir. Luego de esa desgracia, encargó a sus hermanas mayores la crianza de sus dos hijos. Se casó nuevamente en 1916 con la sonorense María Claudia Tapia Monteverde, con quien tuvo dos hijos varones.

Álvaro Obregón y la Revolución mexicana

En 1910, Obregón se sumó a las fuerzas de Francisco Madero, que combatían al régimen encabezado por Porfirio Díaz. Tras la renuncia y el exilio de Díaz y el ascenso de Madero a la presidencia, se retiró a la vida privada.

Retornó a la vida militar y política en 1913 para apoyar a Carranza, gobernador de Coahuila, en la lucha contra Victoriano Huerta, quien había derrocado y asesinado a Madero.

Al producirse la ruptura con Emiliano Zapata y Francisco Villa, luego de la Convención de Aguascalientes, Obregón se mantuvo leal a Carranza y fue el encargado de combatir a las tropas villistas en el norte del país, a las que derrotó en la batalla de Celaya (1914), durante la cual una bomba le arrancó el brazo derecho, dejándolo manco.

Luego del triunfo de los constitucionalistas, Obregón escoltó a Carranza a Querétaro, donde se redactó la Constitución de 1917. El nuevo presidente lo designó como secretario de Guerra y Marina, pero renunció al poco tiempo para preparar su candidatura presidencial.

Al enterarse de que Carranza pretendía imponer al diplomático Ignacio Bonillas como su sucesor, proclamó el Plan de Agua Prieta y tomó las armas para asegurar su llegada al poder. Tras el asesinato de Carranza y el breve interinato de Adolfo de la Huerta, Alvaro Obregón fue finalmente elegido presidente el 5 de septiembre de 1920.

Presidencia

Obregón asumió la presidencia de México el 1 de diciembre. Sus primeras medidas estuvieron dirigidas a concluir el proceso de pacificación iniciado por De la Huerta. También puso en marcha un programa de reparto de tierras entre los campesinos de los Estados de Morelos y México.

En 1921 creó la Secretaría de Educación Pública, que puso a cargo del prestigioso intelectual José Vasconcelos. Con el apoyo de Obregón, Vasconcelos impulsó la fundación de escuelas rurales y de artes y oficios, la formación de nuevos maestros y la edición de clásicos de la literatura universal. También promocionó el desarrollo del muralismo y apoyó la labor de artistas plásticos locales enrolados en ese movimiento pictórico como Diego Rivera, José Clemente Orozco y David Alfaro Siqueiros.

En materia política, Obregón intentó mantener el equilibrio entre las distintas fuerzas políticas. Por esa razón, concedió la amnistía a Villa y Saturnino Cedillo, a cambio de que depusieran las armas y desmovilizaron a sus partidarios.

En 1923 firmó el Tratado de Bucareli, por el cual su gobierno obtuvo el reconocimiento de los Estados Unidos, a cambio de concesiones referidas a la explotación petrolífera.

Hacia fines de su mandato, De la Huerta, que contaba con el apoyo del Partido Liberal, lanzó su candidatura a la presidencia de la República. Pero el apoyo de Obregón a Plutarco Elías Calles, provocó el estallido de la rebelión delahuertista, que fue rápidamente desbaratada.

Retorno a la vida privada

Tras la asunción de Calles a la presidencia, en 1924, Álvaro Obregón retornó a su hacienda y, con créditos otorgados por el Banco Agrícola, desarrolló plantaciones de trigo, garbanzo y algodón.

También creó una empresa que vendía combustible para automóviles, actividad que lo obligó a viajar reiteradas veces a ciudades de los Estados Unidos, como Chicago, Detroit y Los Ángeles.

Candidatura a la reelección

En 1927 el gobierno de Calles impulsó una reforma constitucional que, entre otras cuestiones, posibilitó la reelección presidencial y la extensión del mandato de cuatro a seis años. Obregón, que estaba decidido a ejercer un segundo mandato, lanzó entonces su candidatura a la primera magistratura.

Esta decisión disgustó a los generales Arnulfo R. Gómez y Francisco R. Serrano, que también tenían aspiraciones presidenciales. Gómez y Serrano se propusieron detener y asesinar tanto a Obregón, como a Calles y Joaquín Amaro, secretario de Guerra. Pero el general Eugenio Martínez denunció la conspiración ante las fuerzas federales, que detuvieron y fusilaron a Serrano y a sus partidarios. Gómez intentó promover una revuelta en Veracruz, pero fue derrotado, detenido y asesinado poco después. La desaparición de sus adversarios políticos allanó el triunfo electoral de Obregón a principios de 1928.

Muerte

Entre la clase política se había difundido el rumor de un posible asesinato del presidente electo, pero Obregón desoyó todas las advertencias.

La mañana del 17 de julio de 1928 se reunió con los diputados del Estado de Guanajuato, quienes lo invitaron a almorzar en un restaurante ubicado en el barrio de San Ángel. En el lugar se encontraba el cristero José de León Toral, que durante varios días lo había tenido bajo vigilancia.

Toral aprovechó sus habilidades de dibujante para acercarse a los comensales. Hizo un dibujo de varios diputados y finalmente llegó a Obregón, a quien también retrató. Cuando todos los comensales se descuidaron, Toral sacó una pistola y disparó varias veces contra Obregón, que cayó muerto al instante.

El asesino fue rápidamente detenido y algunos policías intentaron matarlo, pero el diputado Ricardo Topete lo impidió, argumentando que era importante mantenerlo vivo para esclarecer el crimen.

Realizada la autopsia, se determinó que el cadáver de Obregón tenía orificios de bala de dos calibres distintos, con lo que quedó claro que Toral no había sido el único tirador. Pero esta información fue ocultada por orden de Calles y solo se conoció años después.

El lugar de Obregón fue ocupado por Emilio Portes Gil, quien asumió interinamente la presidencia el 1 de diciembre de 1928.

Bibliografía:
  • Krauze, Enrique. Álvaro Obregón, el vértigo de la victoria. México, Fondo de Cultura Económica, 1987.
  • Martín Moreno, Francisco. México acribillado. México, Alfaguara, 2008.
  • Moreno, Salvador. Historia de México. México, Ediciones Pedagógicas, 1995.
  • Moreno Villa, Fernando Ignacio. Los ejércitos de la Revolución Mexicana, 1910-1920. México, Naucalpan, 2004.
  • Rosas, Alejandro. Mitos de la historia mexicana. De Hidalgo a Zedillo. Madrid, Planeta, 2006.
  • Villalpando, José Manuel. Los presidentes de México. Madrid, Planeta, 2001.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2022). Álvaro Obregón. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/alvaro-obregon/). Última edición: octubre 2022. Consultado el 21 de julio de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!