Información del artículo

Tiempo estimado de lectura

8 minutos

Compartir

Facebook Icon

Citar el artículo

Marcelo Néstor Musa (2022). Porfirio Díaz. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/porfirio-diaz/). Última edición: enero 2022. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!

Contenidos

retrato de porfirio diaz

Porfirio Díaz

Dirigente mexicano que desarrolló una intensa actividad militar y política durante la segunda mitad del siglo XIX.

Tabla de contenidos:

Datos

Nacimiento Oaxaca, México, 15 de septiembre de 1830.
Fallecimiento París, Francia, 2 de julio de 1915.
Ocupación Militar y dirigente político, 9 veces presidente de México.
Causa de la muerte Deficiencias cardíacas.

¿Quién fue?

Publicidad

Porfirio Díaz fue un dirigente mexicano que desarrolló una intensa actividad militar y política durante la segunda mitad del siglo XIX.

Participó en dos conflictos bélicos: la guerra de Reforma (1858-61); y la guerra contra el Segundo Imperio Mexicano (1863-1867).

Se rebeló contra el gobierno federal en dos ocasiones: la primera contra el presidente Benito Juárez, en 1871; y, posteriormente, contra Sebastián Lerdo de Tejada, en 1876.

Fue cuatro veces gobernador de Oaxaca y nueve veces presidente de México, entre 1876 y 1911. Su larga gestión de gobierno ha sido valorada de manera contradictoria: algunos historiadores resaltan el crecimiento económico sin precedentes que registró la economía mexicana; otros ponen el foco en el autoritarismo, la manipulación electoral y la expropiación de los ejidos, que condenó a los indígenas a vivir en la pobreza y la indigencia.

Infancia, juventud y formación intelectual

Retrato anónimo de Porfirio Díaz en 1910, durante su último mandato presidencial. Museo del Temaplo de Santo Domingo de Guzmán, en la ciudad de Oaxaca de Juárez.

Retrato anónimo de Porfirio Díaz en 1910, durante su último mandato presidencial. Museo del Templo de Santo Domingo de Guzmán, en la ciudad de Oaxaca de Juárez.

Porfirio Díaz nació el 15 de septiembre de 1830 en Oaxaca, México. Su nombre completo era José de la Cruz Porfirio Díaz Mori.

Fue el sexto de los siete hijos de María Petrona Cecilia Mori Cortés y de José Faustino Díaz Orozco. Su madre era de origen mixteco, mientras que su padre tenía ascendencia española. Cuando él murió de cólera en 1833, doña María tuvo que hacerse cargo de mantener a la familia, que pasó por muchas privaciones económicas.

Díaz cursó sus primeros estudios en una escuela de la parroquia local, donde aprendió a leer y escribir. En 1843, ingresó al seminario de Oaxaca, donde durante cinco años estudió física, matemática, lógica, gramática y latín.

Publicidad, continua debajo

Durante la guerra contra los Estados Unidos (1846-48), fue asignado al Batallón de San Clemente, pero no llegó a entrar en combate. Poco después ingresó en el Instituto de Ciencias y Artes de Oaxaca, donde estudió Derecho, carrera que no terminó. Paralelamente, trabajó como profesor particular de latín, armero, zapatero y carpintero.

En 1854 fue contratado como bibliotecario del Instituto y poco después ocupó de manera interina la cátedra de Derecho natural. Así logró lo que siempre había querido: poder ayudar a su madre y mejorar la situación económica de su familia.

Carrera militar

En 1855 se unió a la Revolución de Ayutla, iniciando así su carrera militar, en la que se descubrió a sí mismo como un excelente estratega.

Durante la guerra de Reforma, en la que apoyó a los liberales, libró doce batallas, fue herido de gravedad, instaló una fábrica de municiones y se volvió experto en emboscadas y ataques sorpresivos.

Entrada de la caballería republicana comandada por Porfirio Díaz a la ciudad de Puebla, el 2 de abril de 1867. Pintura realizada por el artista mexicano Francisco de Paula Mendoza en 1902.

Entrada de la caballería republicana comandada por Porfirio Díaz a la ciudad de Puebla, el 2 de abril de 1867. Pintura realizada por el artista mexicano Francisco de Paula Mendoza en 1902.

En 1863, durante la lucha contra la segunda intervención francesa, el presidente Juárez lo nombró general de división y le dio el mando militar de 4 Estados: Oaxaca, Puebla, Veracruz y Tlaxcala.

En 1867 protagonizó una brillante acción militar: tras sitiar la ciudad de Puebla, lideró un arriesgado asalto contra las tropas del emperador Maximiliano, a las que logró derrotar. Esta victoria le permitió recuperar la Ciudad de México y le hizo ganar gran popularidad. Era el momento propicio para dar el salto a la vida política.

Carrera política

En 1867 y 1871 fue candidato a presidente de la República, pero en ambas oportunidades fue derrotado por Juárez, contra el que se rebeló en 1871 al proclamar el Plan de la Noria, en el que se opuso a las reelecciones indefinidas. Sin embargo, su intento no prosperó por lo que debió deponer las armas.

La muerte de Juárez, en 1872, obligó a convocar a elecciones extraordinarias, en las que fue vencido por Lerdo de Tejada, quien gobernó hasta 1876, cuando una reforma constitucional lo habilitó para un nuevo mandato. Díaz se opuso a su reelección, proclamó el Plan de Tuxtepec y encabezó un alzamiento que derrocó al primer mandatario.

Presidencias

Primera presidencia

Luego de deponer a Lerdo de Tejada, Díaz asumió en forma interina la presidencia de la República, cargo para el que fue confirmado en las elecciones generales de 1877. Se inició así su primer mandato constitucional, durante el cual se apegó a la legalidad, impulsando la sanción de una reforma constitucional que prohibió las reelecciones presidenciales consecutivas.

Al terminar su mandato, en 1880, fue sucedido por Manuel González Flores, quien lo designó secretario de Fomento, Colonización e Industria, cargó al que renunció para asumir como gobernador de Oaxaca.

Segunda presidencia

Finalizado el gobierno de Flores, Díaz presentó nuevamente su candidatura a la presidencia y fue elegido por votación popular. Tomó posesión del cargo en 1884 y a partir de entonces ejerció la presidencia de manera ininterrumpida hasta 1911.

A pesar de que se había opuesto tenazmente a las reelecciones de Juárez y Lerdo de Tejada, no pudo resistirse a la tentación de perpetuarse en el poder, por lo que en 1890 impulsó una enmienda constitucional que estableció la reelección presidencial indefinida. Para ese entonces estaba convencido de que él era el único capaz de sacar a México del atraso y la pobreza.

Para acallar las críticas en su contra, persiguió a sus adversarios políticos y censuró a la prensa independiente. «Poca política y mucha administración» fue el lema de Díaz en la década de 1890 en la que, imbuido de las ideas del positivismo, convocó a los capitales extranjeros para modernizar la economía mexicana.

El tiempo del retiro

En 1908, Díaz declaró que había decidido retirarse de la vida política, pero dos años después anunció una nueva candidatura presidencial.

Este cambio de opinión provocó el rechazo de Francisco Madero, quien fundó el Partido Nacional Antirreeleccionista (PNA), del que se postuló como candidato presidencial. Advertido del peligro que el joven político significaba para su gobierno, Díaz ordenó su detención y encarcelamiento en San Luis Potosí. Pero Madero logró huir a Texas, donde proclamó el Plan de San Luis, en el que hizo un llamamiento para levantarse en armas contra el Porfiriato.

Esta proclama recibió el apoyo de Pascual Orozco y Pancho Villa, que en mayo de 1911 tomaron Ciudad Juárez, donde se firmó un acuerdo de paz que estableció la renuncia de Díaz a la presidencia.

Exilio y muerte

Díaz vivió sus últimos años en París, acompañado de su segunda esposa, Carmen Romero Rubio, con la cual le gustaba pasear por las grandes avenidas para observar los progresos de la civilización occidental. También disfrutaba de las visitas de sus hijos Luz y Porfirio, que eran fruto de su primer matrimonio con su sobrina carnal, Delfina Ortega Díaz.

A finales de 1914 su salud comenzó a desmejorar por lo que dejó de realizar sus habituales caminatas para pasar gran parte del día recordando a su madre y pensando en cuándo podría regresar a México. Sus problemas cardíacos se fueron agravando hasta que el 29 de junio de 1915 falleció poco después de recibir la extremaunción.

Sus restos fueron sepultados en una iglesia parisina desde donde fueron traslados al Cementerio de Montparnasse. Si bien en varias oportunidades se habló de repatriar sus restos, éstos siguen descansando muy lejos de su Oaxaca natal.

Bibliografía:
  • Garner, Paul. Porfirio Díaz. Del héroe al dictador. Una biografía política. México, Planeta. 2010.
  • Krauze, Enrique. Porfirio Díaz, místico de la autoridad. México, Fondo de Cultura Económica. 1987.
  • Rosas, Alejandro. Porfirio Díaz. Madrid, Planeta. 2002.
  • Tello Díaz, Carlos. Porfirio Díaz. Su vida y su tiempo. La ambición, 1867-1884. México, Debate. 2018.
  • Zerón Medina, Fausto. Porfirio: El origen, la guerra, la ambición, el poder, el derrumbe y el destierro. México, Clío. 1993.

Compartir:
Facebook Icon
Acerca del autor:

Profesor en Enseñanza Media y Superior en Historia (Universidad de Buenos Aires). Autor, editor y coordinador de contenidos editoriales.

Citar este artículo:

Al citar este artículo, reconoces la autoría original, previenes plagios y brindas a tus lectores la posibilidad de acceder a las fuentes originales para obtener más información o verificar datos.

Marcelo Néstor Musa (2022). Porfirio Díaz. Recuperado de Enciclopedia Iberoamericana (https://enciclopediaiberoamericana.com/porfirio-diaz/). Última edición: enero 2022. Consultado el 16 de abril de 2024.
Copiar cita
¡Cita copiada a portapapeles!
¡Enlace copiado a portapapeles!